Año 1981, mes de octubre. España vive con entusiasmo la cuenta atrás para el Mundial 82, el primer gran evento que organizará la democracia, nuestra primera exposición al mundo como país en colores. Nada puede con nuestro desbordante optimismo. Y cuando digo nada, digo todo. Ni el asesinato de Lennon (diciembre de 1980), ni el golpe de Tejero (febrero de 1981), ni el secuestro de Quini (marzo), ni el tiroteo contra Reagan (marzo), ni el atentado contra el Papa (mayo), ni el evenenamiento masivo con aceite de colza (mayo), ni el asalto al Banco Central de Barcelona (mayo), ni el asesinato de Sadat (octubre). A pesar de todo lo referido, los niños jugábamos en la calle y los adultos no dejaban de reírse. De ahí que a la revista Diez Minutos se le ocurriera reunir a los mejores humoristas del momento para formar la más surrealista alineación futbolera que han visto los siglos.

La foto es un poema. Las mejores piernas las tiene Simón Cabido, embutido en la faja de Doña Croqueta (aka Miss Croquet), una estrafalaria turista americana valga la redundancia. Como se habrá dado cuenta el avezado lector, falta un futbolista para completar el once. Es Millán Salcedo (Martes y 13), quizá el único jugador competente de la alineación, por entonces futbolista federado en Tercera Regional. Millán se retrasa y no se le espera. El resto posan con cierto garbo, algunos con gesto marcial. A la izquierda de Doña Croqueta, aparecen Josema Yuste (27 años), Eloy Arenas (31), Raúl Sender (38), Andrés Pajares (41), Luis Sánchez Polack, Tip (55). Agachados, Juanito Navarro (57), Fernando Conde (29), Fernando Esteso (36) y José Luis Coll (50). Todos se encuentran en su momento de máximo esplendor profesional, que no deportivo.

Para los cuarentones y más allá el elenco no necesita presentación, pero los más jóvenes lo agradecerán. Cuentan que Simón Cabido (1931-1992) imaginó su personaje de Doña Croqueta durante los carnavales de Villagarcía de Arosa...

Contrary to popular belief, Lorem Ipsum is not simply random text. It has roots in a piece of classical Latin literature from 45 BC, making it over 2000 years old. Richard McClintock, a Latin professor at Hampden-Sydney College in Virginia, looked up one of the more obscure Latin words, consectetur, from a Lorem Ipsum passage, and going through .

Suscríbete por solo 5,99€

Apoya a un autor y accede a todos

Únete

Contrary to popular belief, Lorem Ipsum is not simply random text. It has roots in a piece of classical Latin literature from 45 BC, making it over 2000 years old. Richard McClintock, a Latin professor at Hampden-Sydney College in Virginia, looked up one of the more obscure Latin words, consectetur, from a Lorem Ipsum passage, and going through the cites of the word in classical literature, discovered the undoubtable source.

0 Comentarios