El primer juego de Animal Crossing se publicó hace 20 años en Japón. El 20 de marzo del pasado año se lanzó la última entrega, Animal Crossing: New Horizons. Entre medias se han vendido más de diez millones de copias. El argumento es sencillo dentro de lo que cabe. Un humano se muda a una aldea rural llena de animales antropomorfos. En ese entorno ha introducido Repsol una Isla Sostenible. Lo que leen. Su objetivo es trasladar al juego sus iniciativas de desarrollo sostenible e impactar en un público al que es difícil de llegar a través de los canales convencionales.

Aquellos que acudan a la Isla Sostenible podrán interactuar con los avatares corporativos de la firma y trasladar mensajes sobre las energías limpias y renovables, la economía circular y el compromiso con el medio ambiente. Además, el avatar de Repsol pondrá en marcha cada día actividades a través de las cuales se concederán premios a los vencedores. Se entregarán bayas, millas, aerogeneradores o placas solares con el objetivo de ayudar a los usuarios a seguir progresando dentro del universo Animal Crossing: New Horizons.

La Isla estará abierta desde el día 12 de noviembre. Para informar en tiempo real de todas las novedades, Repsol ha creado el sitio web www.islarepsol.com, donde los jugadores podrán encontrar el código de acceso a la isla actualizado en todo momento y donde el público que no disponga del videojuego podrá conocer en profundidad cada espacio de la Isla.

Esta activación en el ámbito del gaming ha sido diseñada para reforzar la comunicación de Repsol en torno al desarrollo sostenible y poner de manifiesto su objetivo de ser una compañía cero emisiones netas en el año 2050.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here