El Celta marcó en el Bernabéu a los tres minutos, tras error de Miguel Gutiérrez en la salida y con Casemiro y Nacho muy blanditos en la corrección. No obstante, se recompuso entorno al balón para empatar y dominar. Un nuevo fallo hizo que el equipo de Ancelotti se fuera al vestuario por detrás en el marcador (1-2). Era algo injusto si atendemos al juego, pero esclarecedor si observamos los problemas del equipo: bien con el balón, incluso muy bien por momentos, pero nefasto sin él. El segundo periodo comenzó con el gol del empate; desde ese momento la pareja Vinicius-Benzema se hizo con el timón del partido para conducirlo al 5-2, con interesantes detalles ofensivos, pero con la sensación, de que en defensa y sin balón, falta un mundo por hacer.

ALINEACIÓN: (un 4-2-3-1 disfrazando un 4-4-2 real) Courtois; Carvajal, Militao, Nacho, M. Gutiérrez; Casemiro, Modric, Valverde; Hazard, Vinicius, Benzema.

EL PLAN: Como siempre con Ancelotti, la idea era ganar desde el balón, circular con velocidad en ataque y desplegar una presión alta tras perdida.

 LO MEJOR: El estado de forma y la confianza de un Vinicius imparable. En lo colectivo, la buena sintonía de los tres atacantes.

LO PEOR: El estado de forma de Casemiro y todo lo relacionado con la fase defensiva en campo propio; la presión tras pérdida fue más que correcta mientras aguantaron las piernas.

LA CLAVE: Vinicius y su capacidad para desbordar continuamente desde su banda.

Uno por uno:

Ancelotti: Partió de un dibujo asimétrico que más parecía un 4-4-2 o un 4-2-3-1, con Hazard jugando por dentro a la espalda de Karim y Modric moviéndose en torno a Casemiro para dar una salida limpia al juego. Su idea de crecer en torno al balón, con una circulación muy rápida y buena presión tras pérdida, le daba al Madrid muy buenos momentos de juego, pero su sistema defensivo dejaba mucho que desear. A los blancos les penalizó mucho un muy dudoso encaje táctico entre el estado de forma de sus dos centrales (Militao-Nacho), su medio centro corrector (Casemiro), la altura a la que continuamente jugaban sus laterales y un Hazard muy desconectado del trabajo defensivo. Esto descosió continuamente el dibujo, algo que no se corrigió en los 90′ y que le pudo costar al equipo. Ancelotti estuvo lento en los cambios y varios jugadores muy castigados físicamente disputaron demasiados minutos. Al Madrid le faltó orden defensivo y con el balón, lo que supuso un continuo problema en las pérdidas.

Courtois: Vendido en los goles, salvó el empate a tres con un par de buenas paradas a disparos de Aspas y Solari. Dominador por alto en los balones que volaron por su área, manejó muy bien la salida del balón con el pie, sin complicarse y siempre dando una opción limpia.

Carvajal: Muy impetuoso en defensa y, como siempre, con mucha intención en ataque. Le faltó pie y tranquilidad para tener peso en el juego ofensivo. Jugó a mucha altura, y aunque los grandes problemas defensivos llegaron más por el centro y sobre todo por la izquierda, no fue un seguro en defensa.

Militao: Muy lejos del Militao del final de la temporada pasada. Descolocado y tomando malas decisiones en defensa (su movimiento en el segundo gol del Celta es muy mejorable). Con el balón se mostró torpe y sin claridad, con lo que apenas ayudó a la salida del juego de los blancos.

Nacho: Uno de sus peores partidos desde hace tiempo. Descolocado. Tomó muy malas decisiones en sus movimientos defensivos a la hora de tapar los movimientos de Aspas y Santi Mina, y dar ayudas a Miguel Gutiérrez. Su partido fue de los que penalizan a tu equipo. Sin ninguna jerarquía con el balón, partido decepcionante.

Miguel Gutiérrez: Inició el partido con un error que costó un gol, lo que le tuvo muchos minutos dudando en su juego. Le costó sumar en la salida del balón y tardó en encajar en el juego ofensivo. No pareció entenderse bien ni con Hazard ni con Vinicius. Jugó a una altura que le desnudaba en defensa, donde tampoco recibía grandes ayudas de nacho, Hazard o Vinicius. Dejó una gran asistencia a Karim en el gol del empate a dos.

Casemiro: Lento, torpe y muy fuera de forma. El brasileño está muy lejos de ser el bastión defensivo en mediocampo. No aportó nada ni en defensa ni con la pelota, y dejó algunos errores en entregas muy peligrosos. Con el resultado tan a favor, era un cambio claro que el equipo pedía a gritos. Modric tuvo que llevar todo el peso en la salida del balón. Posiblemente el jugador más fuera de forma del once inicial.

Modric: El croata volvió a firmar un muy buen partido. Jugó por dentro entorno a Casemiro para ser siempre la opción en la salida del juego. En muchos momentos echó en falta un apoyo para crear cadenas de pases, es decir, a Kroos, lo que le obligó a muchas acciones individuales en las que brilló con sus fintas y arrastres. Desgaste físico excesivo.

Valverde: Mejoró actuaciones pasadas, pero a su tremendo desgaste le faltó acierto en sus últimos toques. Por momentos se volvió a ver ese volante dominante por ritmo y fuerza de hace un par de años, pero esos pases errados estropearon algunas buenas acciones suyas. Le faltó entender en algunos momentos lo que pedía el partido, por ejemplo acercarse a Modric en algunas acciones.

Hazard: Comenzó muy dinámico y participativo, pero poco a poco se fue apagando hasta ser sustituido. Ancelotti le regaló la mediapunta y parece que también le liberó de trabajo defensivo. Su inicio de partido fue ilusionante por sus apoyos con Karim y su interpretación de la posición, pero le volvió a faltar verticalidad y acierto en alguna jugada.

Benzema: Normalmente siempre se le destaca por su juego y se le suele criticar por su eficacia, pero esta vez, no solo jugó y se movió con su acierto habitual, sino que firmo un hat-trick. Sorprendió esa nueva sociedad con Vinicius que no hace tanto parecía imposible. Inteligente con el balón y resolutivo de cara a portería.

Vinicius: Partidazo del brasileño. Imparable en el 1×1, rápido y acertado en la toma de decisiones. Su gol nos mostró un Vinicius con una pausa hasta hoy desconocida. Posiblemente sea el delantero más en forma del Madrid y pinta que a corto plazo no va a ser fácil sacarle del once. Hay que señalar que el partido del Celta, que no salió a cerrarse y buscó atacar al Madrid, le dejó un escenario propicio.

CAMBIOS

Camavinga: Salió en el 65′ por Hazard. Ancelotti lo colocó por delante del mediocampo, en una extraña posición como mediapunta donde ni sí ni no, sino todo lo contrario. Hizo un gol aprovechando esa posición tan adelantada, tras rechace a un jugadón y disparo de Modric. Se le notó despistado y fuera de sitio. Mezcló alguna buena acción, con errores en pases sencillos. Buen debut.

Asensio: salió en el 78′ por Modric. Ancelotti se quedó dormido viendo el partido y tardó un mundo en refrescar el once. Apenas doce minutos con el partido roto, sin apenas presencia.

Rodrygo y Marcelo: Salieron en el 88′ por Vinicius y Miguel Gutiérrez. Sin tiempo para nada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here