Durante 75 minutos, los valencianos fueron muy superiores a un Real Madrid víctima de sus propios defectos muchos y muy evidentes—, de la gran presión de los locales y de su perfecto timing de faltas para cortar el ritmo de los contrarios (sello de Bordalás). Los blancos estuvieron contra las cuerdas y la prueba es que perdían por 1-0 en el minuto 86. Los de Ancelotti solo pudieron ganar el partido a la desesperada, con el italiano inventándose un once surrealista. Aunque esta vez sonó la flauta, quedaron en evidencia los problemas de estructura y de juego que tiene el equipo, donde piezas que se suponen básicas no funcionan y en algún caso lastran.

ALINEACIÓN: (4-2-3-1) Courtois; Carvajal, Militao, Alaba, Nacho; Casemiro,Modric; Valverde, Hazard, Vinicius; Benzema.

EL PLAN: Durante mucho tiempo los blancos no fueron capaces de imponer ninguna idea de juego, ni lograron controlar un partido que siempre se jugó a lo que quiso Bordalás. S´lo en los 10 últimos minutos, y jugando con más fe que ideas, dieron vuelta al resultado. 

LO MEJOR: Los continuos movimientos de Benzema para dar sentido a lo que no lo tenía. En lo colectivo, la confianza en la victoria de este equipo.

LO PEOR: Casemiro, un lastre para el juego mientras estuvo en el campo. En lo colectivo,  los problemas del equipo para salir jugando desde atrás con un mínimo de limpieza.

LA CLAVE: El cansancio físico con el que el Valencia jugó los últimos minutos.

Uno por uno:

Ancelotti: Hizo un cambio al once que ganó en Milán con la inclusión de Hazard en el lugar de Lucas Vázquez. Solo con un cambio, modificó el dibujo y generó una asimetría en el posicionamiento con la que nunca se obtuvo ventaja. Repitió con Nacho de lateral izquierdo, pese a su mal partido ante el Inter, y mantuvo a un dubitativo Alaba de central. Con el belga no ganó nada en ataque y sí perdió esfuerzo físico defensivo. Su equipo volvió a adolecer de una salida ordenada del juego desde atrás (cuánto se echa de menos a Kroos) y a alguien que ayudase a Modric para salvar la presión che. Tardó en realizar cambios que el partido pedía a gritos, por ejemplo, sacar a Casemiro del campo. Cuando lo hizo, su elección sonó extraña, pues descosió posicionalmente a su equipo. La frescura física de los que entraron, el dinamismo juvenil de alguno de ellos (Camavinga) y un Valencia en caída libre en ese aspecto, el físico, hicieron que los blancos dominasen esos últimos minutos con la fe de quien cree en los milagros.

Courtois: De nuevo ayudó con sus paradas a que el equipo llegara con un resultado remontable a los últimos minutos. En su línea de sobriedad y seguridad en todos los balones que llegan a sus dominios.

Carvajal: Veinticinco minutos duró sobre el campo hasta caer de nuevo lesionado con problemas musculares. Hasta ese momento tuvo muchos problemas para controlar a Guedes y las llegadas de Hugo Duro por su banda. No tuvo peso en la circulación del balón.

Militao: Tácticamente es un jugador con grandes lagunas a la hora de colocarse, teniendo continuamente que corregirse a sí mismo con acciones físicas que evitaría con una mejor lectura posicional. Eso le llevó a estar muy expuesto a los movimientos tanto de Guedes como de Maxi. Defensivamente cumplió, pero con el balón es un auténtico desastre. Viendo su partido nadie diría que es brasileño.

Alaba: Ancelotti le volvió a colocar de central y el austriaco no respondió con un buen partido. Muy superado por la presión de los locales, tuvo muchísimos problemas para ser mínimamente dominante, con y sin balón, perdiendo muchos duelos y dando la sensación de estar incómodo y desubicado. Cuesta verle como central. En los minutos finales jugó más adelantado y se le vio muchísimo más asentado y clarividente con el balón.

Nacho: Su partido como lateral ante el Inter fue un desastre. Ante el Valencia, Ancelotti lo volvió a colocar en banda, donde se mostró de nuevo muy superado. Como siempre, estuvo trabajador y voluntarioso, pero ni aportó seguridad, ni ayudó en la salida del balón, ni tuvo presencia en mediocampo, ni desdoble ofensivo. Poco debe fiarse el italiano de Miguel Gutiérrez cuando mantiene a Nacho jugando de titular con un rendimiento tan pobre.

Casemiro: Irreconocible. Que este equipo, por su forma de jugar, necesita a Kroos en medio campo es evidente (si jugase a otra cosa igual no). Sin el alemán a su lado, Casemiro se queda muy pequeñito cada vez que toca el balón, que son demasiadas veces. Como físicamente tampoco está bien, no logra ser el muro infranqueable en defensa que ha sido y solo se ven sus continuos errores con el balón. Hasta su sustitución estuvo totalmente perdido y fue una maquina de regalar balones.

Modric: No se puede echar a la espalda todo el juego de creación. Sin Kroos, con Nacho de lateral zurdo, Casemiro autista y con Valverde demasiado lejos, Modric fue el foco de la presión de los de Bordalás. Pese a sus intentos, apenas pudo encadenar algunos pases para controlar el mediocampo. Ancelotti lo retiró a los 66 minutos, fundido.

Valverde: El uruguayo está perdiendo demasiadas oportunidades de ser importante en el juego. Ante el Valencia volvió a su perfil bajo, al del jugador que corre y corre pero no juega. Valverde tiene que asumir más protagonismo con el balón, aportar temple, presencia y llegada, no ser solo un correcaminos. Con Casemiro desconectado y Modric pidiendo ayuda, Valverde no fue capaz de tomar iniciativas con la pelota para desahogar el juego.

Hazard: Con el belga hay un problema de expectativas. Si su partido ante el Valencia lo hace Lucas Vázquez, es posible que lo definiésemos como un buen partido, pero es que de Hazard esperamos precisamente lo que no hace. Se movió por el mediocampo buscando el balón y realizó alguna combinación de mérito, pero salvo un buen gesto técnico dentro del área (uno), su presencia en ataque apenas existió y de él se espera precisamente lo contrario, que en los partidos más complicados sea capaz de ser autosuficiente en alguna jugada.

Benzema: En un partido, donde el Madrid estuvo continuamente superado por el Valencia, el francés volvió a dejar una serie de gestos por todo el campo de inteligencia futbolística. Si a eso le sumamos que salió del duelo con gol y asistencia, estamos ante otro buen partido del francés. No brilló pero siempre se notó que estaba.

Vinicius: Bordalás le preparó una de sus típicas encerronas. Sabedor de que era la única opción de desborde de los de Chamartin, le colocó  a Foulquier encima, al más puro estilo Bordalás, es decir, sin problemas ni límites de faltas. Al brasileño le costó entender cómo salir de esa marca y casi nunca logró girarse para encarar. Solo en los últimos minutos, y con el Valencia aculado y sin fuelle, logró encadenar unas cuantas jugadas de ataque. Gol y asistencia como Karim para firmar un partido de trabajo y de madurez al no desesperarse.

CAMBIOS

Lucas Vázquez: (Salió en el 25 por Carvajal). La lesión de Carvajal le llevó a jugar de nuevo de lateral. Como tantas otras veces que su trabajo es solo defender, se le notaron sus problemas para entender ciertos fundamentos defensivos básicos. Esto le llevó, como en el gol de Duro, a tener un error de bulto. Poco acertado en ataque, le faltó temple y le sobró precipitación en algunas jugadas.

Rodrygo: (Salió en el 66 por Modric). Ancelotti le pidió que abriera el campo y verticalizara el juego. Pese a no realizar un buen partido, su velocidad y frescura en las acciones agilizaron el juego del Madrid.

Camavinga: (Salió en el 66 por Casemiro). En un Madrid que buscaba remontar, y con cierto caos posicional, el francés le dio al Madrid verticalidad y seguridad en el pase. Sin destacar, aceleró la transición dando velocidad al balón. Ayudó en defensa con un notable trabajo en la recuperación.

Isco: (Salió en el 77 por Valverde). Se ubicó muy centrado y durante esos minutos finales asumió el papel de director del juego blanco. Dejó dos buenos cambios de sentido y aseguró la posesión. Unos buenos-pocos minutos.

Jovic: (Salió en el 77 por Hazard). Apenas entró en juego, pero su presencia en el área liberó algo de marca a Benzema.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here