Al Madrid le costó encontrar su fútbol en el Villamarin. El equipo, con un mediocampo muy superado casi todo el partido y sin capacidad para encontrar el balón y encadenar pases, fue incapaz de apoderase del juego. Sólo pudo mandar en el partido durante unos pocos minutos en el comienzo de la primera parte y durante veinte minutos en el segundo tiempo. El resultado fue justo, pero un empate tampoco habría sido extraño dadas las ocasiones de gol de unos y otros.

ALINEACIÓN: (4-3-3) Courtois; Carvajal, Militao, Alaba, Gutierrez; Valverde, Casemiro, Isco; Bale, Benzema, Vinicius.

EL PLAN: El equipo no pareció tener un plan de juego muy claro. En mediocampo se exageró con los arrastres de balón, lo que partió continuamente al equipo. El equipo volvió a echar de menos a Kroos y Modric, ya que sin ellos no parece haber una idea clara y todo son arreones.

LO MEJOR: En lo individual, el buen momento de Vinicius, todo velocidad y desborde. En lo colectivo dejar la puerta a cero.

LO PEOR: El pobre partido de Bale, totalmente desconectado del juego y del equipo.

LA CLAVE: Sin duda mantener la puerta a cero.

Uno por uno

Ancelotti: De momento sus onces parecen más recurso que discurso. En Sevilla el equipo careció de una identidad clara, algo que ya le pasó en Vitoria y Valencia. Hasta que no cuente con los lesionados, sobre todo con Mendy, Kroos y Modric (de Mbappé aún no podemos hablar), y veamos cuál es el rol de Hazard este año, no conocoremos el plan del entrenador. En el Villamarían su equipo jugó a trompicones, con Isco y Valverde arrastrando mucho el balón, con Casemiro, Carvajal y Gutiérrez errando pases sencillos y con los delanteros jugando mucho en individual. Este último aspecto provocó que en las pérdidas el equipo quedara siempre mal parado y con las líneas muy separadas. Veinte minutos de juego asociativo a dos toques en la segunda parte le valieron para adelantarse en el marcador y terminar el partido defendiendo el 0-1.

Courtois: Dejó por primera vez su puerta a cero. El Betis no le hizo trabajar mucho, pero cuando remató se encontró a un buen Courtois. Sorprendió que en los últimos minutos rifase el balón sacando en largo y no buscando iniciar desde atrás, algo absolutamente sintomático.

Carvajal: Tras tanto tiempo sin jugar, se le notó falto de ritmo tanto en las acciones defensivas como en sus pocas incorporaciones al ataque. Pese a eso, fue el autor del único gol del partido. Torpón con el balón, no se entendió ni con Valverde ni con Bale a la hora de gestionar el juego por su banda. Terminó de lateral izquierdo por la lesión de Migual Gutiérrez.

Militao: En su línea de aciertos defensivos, casi siempre dominante por su físico, y con algunos despistes posicionales, a veces muy llamativos. Con el balón no parece brasileño y ante el Betis volvió a firmar algunos despejes poco académicos.

Alaba: Debutó en Liga como central zurdo. Su mayor aportación defensiva fue la velocidad que le permite jugar y defender con la línea muy adelantada. Su entendimiento con Militao dejó mucho que desear y se le vio muy descolocado en muchos momentos. Con el balón tuvo menos presencia y jerarquía que en sus partidos como lateral.

M. Gutiérrez: Debut del canterano en la Liga. Tardó mucho en entrar en juego y apenas participó en ataque, su fuerte. Dejó un par de centros al área de calidad. En defensa cumplió, aunque con apuros ante Ruibal. No se le vio muy conectado con Vinicius y tampoco con un Isco muy acaparador del balón. Se retiró muy superado físicamente y con calambres.

Valverde: Él y Bale son aceite y agua. Su banda carece de conexión, tampoco la tuvo con Carvajal. Ancelotti le acercó a Casemiro, pero el ida y vuelta del uruguayo, brillante en alguna jugada, no era lo que necesitaba el equipo. Hacía falta toque, pausa y asociación. Como siempre trabajó mucho en la recuperación, pero como tantas veces el equipo necesitó más de su fútbol que de sus carreras.

Casemiro: Pesado y falto de ritmo. Al brasileño le cuesta mucho tener peso en el juego sin Kroos y Modric a su lado. Torpe con el balón, sobre todo en una primera parte para olvidar, en la segunda estuvo más acertado en acciones defensivas. A un jugador de su supuesta jerarquía hay que pedirle mucho más. Durante muchos minutos su espalda fue una zona dominada por Fekir y Canales.

Isco: Con Casemiro y Valverde en mediocampo, él era el encargado de dar salida y sentido al juego blanco. El malagueño se equivocó y, pese a estar muy participativo, arrastró el balón en exceso. No solo no logró agilizar el juego, sino que sus pérdidas casi siempre pillaban al equipo descolocado. Le sobra de actitud, pero le está faltando de acierto.

Bale: El jugador menos acertado del once inicial. Como tantas veces, jugó “su partido”, desconectado del resto de sus compañeros y sin implicarse en cuestiones tácticas. Se limitó a intentar algo cuando le llegaba el balón. Su única acción de mérito fue un centro increíble a Benzema al comienzo de la segunda mitad que el francés remató, cómo no, en fuera de juego..

Benzema: Nada más comenzar, y tras jugadón de Vinicius, remató a bocajarro lo que parecía en 0-1. Tardó mucho en participar, víctima de los insufribles arrastres con el balón de todo el equipo. En el segundo tiempo sí entró más en contacto con el balón, pero cayó demasiadas veces en fuera de juego, estropeando algunas buenas jugadas en ataque, entre ellas dos cabezazos de gol. Dejó al final algunos buenos gestos de complicidad con Hazard.

Vinicius: Comenzó el partido de titular dejando en el banquillo a Hazard. Tres minutos tardó en hacer la jugada del partido: dejó atrás a varios contrarios y puso un balón de gol que Karim remató fuera. Durante todo el tiempo que jugó fue el atacante más peligroso de los blancos, aunque sus jugadas fueran casi siempre versos sueltos que nada tenían que ver con el juego del equipo. No disfrutó de un contexto táctico a su medida. Con todo, fue el único que desestabilizó a la defensa bética.

CAMBIOS.

Lucas Vázquez: Salió por Bale en el 65′ para darle consistencia a la banda derecha, donde el galés se desentendía del trabajo defensivo. Jugó más como un doble lateral que ayudaba a Carvajal que como un extremo. Terminó jugando de lateral derecho al lesionarse Miguel Gutiérrez.

Asensio: Salió por Isco en el 65’. Ancelotti le colocó como volante izquierdo. Casi no tuvo presencia en el juego. Dejó algunos toques en mediocampo y la sensación de estar incómodo a la hora de defender en esa posición. Como acción más brillante condujo un contragolpe por el carril central, aunque con un mejorable remate final.

Hazard: Salió por Vinicius en el 77′. Se asoció bien con Benzema al borde del área bética y tuvo una buena ocasión en la que remató muy centrado. Sigue sin ritmo de juego y sin tensión competitiva. Hay un mundo entre la puesta en escena de Vinicius y la del belga.

Rodrygo: Entró por Miguel Gutiérrez en el 88′. Tocó el balón un par de veces y se llevó dos broncas por falta de intensidad, una de Ancelotti y otra de Casemiro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here