Tradicionalmente, los británicos cuentan las estaciones a partir del día 1 y no del 21, como marca el calendario meteorológico. Cosas suyas. Así, el otoño comienza el 1 de septiembre, el invierno el 1 de diciembre y —por optimismo más que por otra cosa— la primavera el 1 de marzo y el verano el 1 de junio. Así hemos llegado al final de un verano que, por temperaturas, lluvia y poco sol, parece que acabó mucho antes. 

El caso es que el otoño nos presenta la tabla de la Premier con tres partidos jugados y muy pocas sorpresas. Se han jugado algunos duelos entre gallos, especialmente el Liverpool-Chelsea (1-1) este mismo fin de semana. Ambos equipos parecen mucho más fuertes que la temporada pasada: los locales van recuperando efectivos (especialmente la presencia en defensa de Van Dijk) y han dado la oportunidad al joven Harvey Elliot, jugador que fue de los más jóvenes en debutar en la Premier (con el Fulham). El Chelsea, por su lado, ya no tiene nada que ver con el ingenuo equipo que dirigía Lampard. Tuchel ha creado un equipo especialmente competitivo, unido, bien trabajado en lo táctico y con una plantilla muy equilibrada. La llegada de Lukaku sube aún más su nivel. Ambos clubes son candidatos a disputar el título al Manchester City. 

El equipo azul de Manchester empezó cayendo ante el Tottenham (1-0) en medio de la tormenta del posible fichaje de Kane. Dado el fichaje por imposible, surgió el improbable nombre de Ronaldo, una contratación contra natura, ya que costaba imaginar el encaje del portugués en el diseño táctico de Guardiola. Sin uno ni otro, el City goleó por 5-0 tanto al recién ascendido Norwich (las distancias en la Premier son inmensas entre los extremos de la tabla) como al incalificable Arsenal. 

El City pinta bien y el Arsenal es colista. A nadie le sorprendió su derrota (2-0) en su visita al Brentford, pero tampoco el 0-2 ante el Chelsea. Resumen: 0 puntos, 0 goles a favor y 9 en contra. Sería exagerado decir que tendrán que pelear la permanencia y más exagerado aún que pueden entrar en Europa. El club ha hecho un desembolso neto de unos 275 millones de euros en las últimas temporadas y cuesta mucho identificar dónde está ese dinero en el campo. 

El líder es el Tottenham de Nuno, ganador de sus tres partidos por 1-0. Nuno no tiene el mal gesto de Mourinho y su fútbol no es mucho más atractivo por ahora. Lo normal es que, para entrar en Champions, necesiten el fallo de otros clubes. Junto a City, Chelsea y Liverpool el cuarto candidato para la competición europea es el United. Queda por saber si el regreso de Ronaldo les hace candidatos al título o su límite es estar entre los cuatro primeros. Ofrecieron dudas en sus visitas a Southampton (1-1) y Wolverhampton (0-1) sumando cuatro puntos que fácilmente pudieron ser cero. 

El siguiente nivel lo marcan el atractivo Leicester y los mejorados West Ham y Everton. La llegada de Benítez al lado azul de Liverpool tuvo algo de polémico entre la afición de los toffees, pero nada especialmente grave. Siete puntos en tres partidos van calmando los ánimos y las opiniones. El ex del Everton, David Moyes, convertido en hazmerreír por su paso por el United o la Real, sigue haciendo un estupendo trabajo en el West Ham. Su equipo también marcha con siete puntos y ha logrado calmar un club dado a sainetes extradeportivos y quejas de la afición. 

Aston Villa y Leeds tienen pinta de no pasar apuros de ningún tipo y su ambición es llegar al nivel del Leicester. El Wolves no termina de alcanzar ese escalón y debe tener cuidado para no entrar en regresión. La pasada temporada ya fue un paso atrás. 

Para el resto, una mala racha de resultados puede convertir la temporada en una agónica pelea por la permanencia. No va a ser fácil para los recién llegados. El Norwich suma 0 puntos, pero su inicio no pudo ser más antipático (Liverpool, City, Leicester), el Watford suma tres tras vencer al Villa en la primera jornada y el Brentford se mantiene invicto con cinco puntos. 

Los tres presentan suficientes argumentos como para darles una oportunidad de permanencia. Palace y Newcastle aparecen en casi todas las quinielas entre los clubes que podrían hacer hueco para ellos. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here