El concepto de meritocracia defiende la posibilidad de ascender a través del talento y el esfuerzo. Michael Young acuñó el término en 1958 en su libro El ascenso de la meritocracia (The Rise of the Meritocracy).

La meritocracia como idea propone un modo de jerarquizar a las personas según su esfuerzo y capacidad para desempeñar las funciones que se les otorgan. Implica el fin del ascenso gracias a los contactos, la clase social, el género o la etnia; solo importan las posibilidades de desarrollo del talento y la capacidad de trabajo. El cielo es el límite, o mejor dicho: el límite es uno mismo.

Odegaard llegó al Madrid tras ser cortejado por la mitad de los equipos grandes de Europa. En su contrato y pese a su edad, 16 años, constaban cláusulas peculiares. Aunque era juvenil y jugaba ya en el Castilla, fue inscrito en la plantilla del primer equipo para la Champions. Tras años de cesiones, el noruego acabó en la Real Sociedad. Esta cesión, de entrada por dos años, tenía como objetivo, al menos en apariencia, ponerlo en el escaparate para una posible venta. Sin embargo, Martin hizo una gran temporada y un Madrid a la baja lo reclamó. Zidane le convenció para que volviera. Lo que hablaron solo lo saben ellos, pero es evidente que Odegaard pensó que volvía con un rol diferente. En teoría, ya no era el canterano que luchaba para ganarse el puesto. En cuanto vio sus expectativas defraudadas, su reacción fue plantarse y reclamar una salida, algo que sólo se puede entender por su desilusión. Su destino fue el Arsenal. Allí no solo le mejoraron su ficha, sino que aceptaron sus demandas de titularidad y hasta de posición, desplazando a la emergente estrella gunner Smith Rowe.

Es posible que Odegaard necesite confianza para rendir como lo hizo en la Real. Aunque también es posible que a los 22 años se vea incapaz de luchar contra Modric o Valverde por un puesto de inicio. Tal vez prefiera ir donde eso se dé por hecho. Lo cierto es que está a un paso de volver a marcharse. Si alguien se aproxima a los 50 millones que se supone que piden por él… blanco y en botella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here