El fútbol americano es uno de los deportes en el que el entrenador tiene más capacidad de influencia en el juego. En la mayoría de deportes de equipo, una vez comenzado el partido, y más allá de instrucciones específicas a voz en grito, el entrenador solo puede plantear movimientos tácticos a sus jugadores en el descanso y en los tiempos muertos. Sin embargo, en la NFL los entrenadores pueden dar instrucciones precisas a sus jugadores antes de cada jugada, eligiendo la colocación en el campo de sus hombres y diseñando el movimiento a realizar, tanto en ataque como en defensa.

La gran importancia del coach en la NFL hace los equipos siempre estén a la búsqueda de entrenadores talentosos que puedan llevar la franquicia a otro nivel. En los últimos años han aparecido dos jóvenes entrenadores que parecen destinados a marcar una época: Kyle Shanahan y Sean McVay.

Kyle Shanahan durante un partido en el Levi’s Stadium, en Santa Clara. CORDON PRESS

Kyle Shanahan (41 años), hijo del mítico entrenador Mike Shanahan, se convirtió en el coordinador ofensivo más joven de la liga en 2008, cuando apenas tenía 28 años y los Houston Texans le designaron para comandar su ataque. No decepcionó: fue el tercer mejor equipo de la liga en yardas recorridas. Posteriormente, dirigió el ataque del equipo de Washington (con su padre como entrenador) y, tras un breve paso por Cleveland, asumió la ofensiva de los Atlanta Falcons y la convirtió en el mejor ataque de la liga (segundo en yardas recorridas, primero en puntos conseguidos). Además, rozó la victoria en la Super Bowl, que se les escapó en el último segundo tras una remontada imposible de los Patriots.

Tras aquella espectacular temporada, Kyle Shanahan fue fichado como head coach por los San Francisco 49ers, a los que nuevamente llevó a la Super Bowl.

Sean McVay conversa con el quarterback Jared Goff durante un partido entre Los Angeles Rams y los San Francisco 49ers. CORDON PRESS

Por su parte, Sean McVay (35 años) se convirtió en el head coach más joven de la liga cuando en el 2017, a punto de cumplir 31 años, fue designado por Los Ángeles Rams para ser el entrenador jefe. Su debut no puso ser más espectacular: el equipo pasó bajo su mando de ganar cuatro partidos a conseguir once victorias clasificándose, además, para las eliminatorias de Play Off. Al año siguiente los Rams desarrollarían un ataque espectacular que les llevaría a disputar la Super Bowl.

La admiración de la Liga por estos jóvenes entrenadores es tal que, prácticamente todos los años, algunos de sus coordinadores, ofensivos o defensivos, son fichados por otros equipos confiando en lo que habrán aprendido. De toda su camada de discípulos, el más llamativo hasta la fecha es Matt Lefleur (41 años), que además coincidió con ambos. Estuvo con Shanahan como entrenador asistente en los Houston Texans y también compartió proyecto con él como entrenador de quarterbacks en Washington. Posteriormente, Sean McVay le fichó para sus Rams y le ascendió a coordinador ofensivo. Matt Fleur ha demostrado que ha aprendido mucho junto a ellos ya que en sus dos años como head coach de los Packers lleva una marca en temporada regular de 26 victorias y solo 6 derrotas, lo que supone el mejor registro de un head coach novato en toda la historia de la NFL.

A menudo se pierde de vista que las tres últimas super bowl las han ganado veteranísimos entrenadores cuya edad acumulada suma dos siglos

Los mencionados entrenadores desarrollan un juego ofensivo revolucionario, vistoso y efectivo, por lo que han acaparado, merecidamente, muchísima atención mediática y admiración por parte de los aficionados. Sin embargo, a menudo se pierde de vista que  las tres últimas Super Bowl las han ganado veteranísimos entrenadores cuya edad acumulada suma dos siglos, y que llevan toda la vida en la liga. Repasemos sus legendarias trayectorias.

En 2018 los Rams de McVay partían como favoritos, pero sucumbieron en el partido más importante del año frente a los Patriots de Bill Belichick (69 años). En aquella Super Bowl la defensa planteada por el experimentado entrenador dejó en tan solo tres puntos al, hasta ese día, imparable ataque de los Rams (durante la temporada habían promediado más de 30 puntos por partido). Un marcador absolutamente inesperado y solo al alcance de un genio como Belichick. Probablemente la veteranía le ayudó en aquel inolvidable partido. Hay que tener presente que Belichick debutó como coordinador defensivo en 1985 con los Giants de Nueva York, con los que ya ganó dos anillos con Bill Parcells de head coach. Posteriormente, fue fichado como head coach de la siempre difícil franquicia de Cleveland, pero allí no obtuvo los resultados deseados y acabó despedido. En 1997 Bill Parcells lo repescó nuevamente como coordinador defensivo de su equipo que, en ese momento, eran los Jets de Nueva York. Cuando Bill Parcells anunció su retiro, los Jets nombraron como nuevo head coach a Belichick, que duró en el cargo exactamente ¡48 horas! En la conferencia de prensa de su supuesta presentación se anunció su renuncia al cargo. Al parecer, Robert Kraft, propietario de los Patriots, le había propuesto un proyecto que Belichick intuía mucho más interesante. Como casi siempre, acertó. Aguantó estoicamente las críticas por la espantada de los Jets y asumió las riendas de los Patriots. En el draft del año 2000 eligió en el puesto 199 a Tom Brady, un desconocido quarterback que no parecía interesar a nadie. El resto es historia, juntos han jugado nueve Super Bowl y han ganado seis, lo que convierte a Bill Belichick en el entrenador más laureado de la historia de la NFL. En teoría, la plantilla de los Patriots en esta temporada 2021 no tiene calidad suficiente para llevarle a su décima Super Bowl, pero no es prudente apostar contra Belichick.

En la temporada de 2019, los 49ers de Shanahan partían ligeramente como favoritos en la Super Bowl a disputar frente a los Chiefs de Andy Reid (63 años), pero nuevamente el entrenador veterano salió triunfante, sin duda con la inestimable ayuda de su fabuloso quarterback: Patrick Mahomes. La verdad es que Andy Reid llevaba dos décadas buscando y mereciendo ese anillo. Tras sus inicios como entrenador asistente de los Packers fue fichado en 1999 como head coach de los Philadelphia Eagles. Estuvo nada más y nada menos que catorce temporadas en el cargo y llegó a cuatro finales de conferencia, si bien solo una se convirtió en un pasaporte para la Super Bowl que perdieron frente….a los Patriots de Belichick. En 2013, fichó como head coach por los Kansas City Chiefs y en todas las temporadas desde entonces ha tenido más victorias que derrotas. En los tres últimos años, desde la llegada de Mahomes, ha disputado la final de conferencia consiguiendo acceder en las dos últimas temporadas a la Super Bowl. Reid lleva 22 temporadas en la NFL como head coach y solo ha tenido temporadas perdedoras en tres ocasiones. Un registro al alcance de muy pocos. En esta campaña 2021, el tándem formado por Reid y Mahomes se presenta como uno de los favoritos para conseguir el anillo.

En 2020 los Packers de Matt Lefleur se presentaban como favoritos en la final de conferencia frente a los Bucs de Bruce Arians (68 años) pero, una vez más, la experiencia se impuso y los Tampa Bay Buccaneers vencieron, accediendo así a la Super Bowl que ganaron frente a los citados Chiefs de Reid.  Bruce Arians comenzó su carrera a mediados de los años 70 como entrenador asistente en distintas universidades. Su debut en la NFL se produjo en 1989 como entrenador de running backs precisamente de los Kansas City Chiefs. Desde entonces, recorrió un periplo como entrenador asistente o coordinador ofensivo de distintos equipos: Indianapolis Colts (donde también tuvo que hacer de head coach interino por el grave problema de salud de Chuck Pagano); Cleveland Browns y Pittsburg Steelers (donde ganó dos anillos como entrenador asistente) hasta que en 2013 los Arizona Cardinals le dieron la oportunidad como head coach. Y no la desaprovechó. Tras dos temporadas con récord ganador llevó a los Cardinals a la segunda final de conferencia de su historia en la era moderna. En su carrera con los Cardinals tuvo que hacer frente a un cáncer de riñón y, finalmente, en 2017 anunció su retiro. Sin embargo, en el año 2019 aceptó regresar a los campos de entrenamiento para liderar el proyecto de los Bucs. En su primera temporada mejoró el número de victorias del equipo con un juego muy ofensivo que promedia más de 300 yardas áreas por partido (el mejor registro de la liga) pero arriesgado, ya que sufren 30 intercepciones. Para afrontar la segunda temporada realizó un movimiento magistral: dado que el principal problema de su equipo son los turnovers, fichó al quarterback más inteligente de la liga: Tom Brady. Da igual que tenga 43 años y que venga de una temporada floja, está convencido de que es el hombre que necesitan. Los resultados le han dado la razón.

En la temporada 2021, Arians cerca de los 70 años y Brady con 44 ya cumplidos, son los máximos favoritos para conseguir el anillo y repetir campeonato. Ha quedado probado que la veteranía es un grado en la NFL, pero los jóvenes entrenadores tienen la ambición que proporciona la búsqueda del primer título, por lo que se presenta una apasionante e imprevisible temporada de NFL con entrenadores de distintas generaciones luchando por el ansiado anillo.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here