En los meses previos al lanzamiento de la PlayStation 5, la marca japonesa despidió la generación anterior de consolas de una forma extraordinaria, coincidiendo casi en el tiempo la puesta de largo de The Last of Us Parte 2 y Ghost of Tsushima, que no dejaba de ser una IP nueva y que se convertió en una de las sorpresas más agradables de un 2020 marcado por el coronavirus. Ni siquiera los efectos de la pandemia impidieron que se confirmase como un título de culto merced a las excelentes críticas cosechadas y al boca-oreja: fue la nueva propiedad intelectual que registraba un mayor número de ventas durante la etapa de PlayStation 4.

Con lo anterior en mente, y conociendo la excelente actualización que se hizo tiempo después al estreno de la nueva consola, lo nuevo de Sucker Punch captó nuestra atención cuando se anunció una versión del director, un Director’s Cut que es bastante más de lo que aparenta a primera vista.

Más grande y mejor

Lo primero de todo es concretar en qué consiste esta particular Versión del Director. Al contrario de lo que sucede en el cine, la desarrolladora no ha introducido una serie de cambios significativos que afecten a su visión de las aventuras de Jin Sakai en su lucha por detener la invasión mongola que asoló el Japón feudal de 1274 y derrotar al líder Khotun Khan. Lo que hace es complementar lo ya vivido en el título original para tener una propuesta mucho más redonda y robusta mientras se aprovechan las potenciales virtudes de la nueva generación, que es el medio en el que hemos disfrutado de este título.

En este sentido, Sucker Punch ha decidido incluir a la Isla de Iki como parte de un más que notable DLC, que no deja de ser una expansión en toda regla del Ghost of Tsushima de 2020, y que nos va a arrojar algo más de luz sobre el pasado de Jin y las consecuencias de ciertas acciones que todavía tienen que ser enmendadas.

Acceder a este nueva zona con su contenido correspondiente no requiere de ninguna acción especial por parte del usuario sino que se desbloqueará automáticamente una vez que nuestra historia alcance el segundo acto en la región de Totoyama y más concretamente en la misión “Un viaje al pasado”. Esta misión se integra a la perfección con la trama principal del juego original tal como ocurriera con las expansiones de The Witcher 3 por poner un ejemplo y nos pondrá rumbo a una nueva zona del mapa que tiene su propia trama y unos secretos que desentrañar a partir de ese instante.

En la nueva isla tendremos que desbaratar las acciones llevadas a cabo por una intrigante tribu mongola cuyo cabecilla es Ankhsar “el Ágila” Khatunse, una chamán que tiene una idea muy clara de lo que quiere hacer en Iki. Contra él tendrá que reunir fuerzas nuestro protagonista mientras se revisitan esos temores que Jin creía haber dejado atrás, pero que se sitúan de nuevo en primera línea en una tierra indómita plagada de saqueadores y llena de misterios.

Es cierto que la duración de esta expansión en Iki no es de las mayores, puesto que se puede completar en unas 6-8 horas dependiendo de nuestra habilidad y el grado de dificultad que tengamos asignado en este Ghost of Tsushima, pero ofrece una excelente relación calidad-precio en forma de coleccionables y secretos por desentrañar al igual que una nueva armadura que podremos conseguir si realizamos ciertos actos. Asimismo, cuenta con una serie de novedades como la carga a caballo, que enriquecen la propuesta original mientras se nos plantea una trama rica desde el punto de vista emotivo y que ya nos encandiló el año pasado sin alterar su propio desarrollo.

Al mismo tiempo, se nos anuncia que habrá contenido extra semanal en un futuro no muy lejano para el modo Rivals, en el que dos equipos competirán entre sí para derrotar las oleadas de enemigos que les harán frente. Se incluirán una serie de mecánicas consiguiendo Matagama, la moneda en curso para esta vertiente, de cara a completar nuestro objetivo de ser el conjunto ganador.

Igualmente, Ghost of Tsushima en su versión cooperativa en Legends va a estrenar el sistema Gear Mastery, encaminado a incrementar la progresión y recompensas de todos aquellos que hayan llegado del nivel 110 hasta el 120, que podrán desbloquear piezas de equipo y una segunda ranura mientras se adquieren distintas habilidades y técnicas para cada clase de luchador.

La última tecnología

Ghost of Tsushima fue uno de los títulos que recibieron una mejora considerable en forma de parche que incrementó de forma significativa tanto la resolución como la tasa de refresco hasta los 4K y 60 fps respectivos. En esta Versión del Director no sólo se ha recibido esta mejora consolidada para los afortunados propietarios de una PlayStation 5, sino que las virtudes del Dual Sense se ponen de manifiesto con los controles adaptativos en nuestros disparos con el arco o mientras usamos el gancho. No obstante, es el componente háptico el que sale mejor parado tanto en el propio gameplay como desde el punto de vista cinematográfico.

Asimismo, se han introducido ciertas modificaciones en el modo foto, que no deja de ser una delicia por las posibilidades que ofrece en el preciosismo que se nos presenta en pantalla y otras más centradas en la jugabilidad como la opción de ‘fijar’ a nuestro objetivo y que estaba más que demandado por la propia comunidad.

Conclusiones

Ghost of Tsushima en su Director’s Cut es la mejor opción posible para disfrutar de uno de los mejores juegos de todo 2020. Ha sido puesto al día no sólo desde la óptica de las prestaciones que ofrece el nuevo hardware de la PlayStation 5 sino incrementando un contenido excelente con una expansión que irá de la mano de distintas modalidades que aumentan el valor añadido de este clásico.

Tanto si ya se posee el juego original como si no es el caso, actualizar a esta versión se convierte en algo que roza lo imprescindible si os gustó la propuesta de Sucker Punch. La profundización en la historia de Jin Sakai en la isla de Iki demuestra cómo se deben hacer los DLC de pago en todas las facetas posibles. Y eso es apostar a ganador.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here