Max Verstappen se alzó con el triunfo en el circuito de Paul Ricard en Francia. Cuarta victoria de la temporada para el candidato a campeón del mundo. Verstappen ha confirmado en el Red Bull Ring que hay pocas cosas que lo paren; ellos vuelan y Mercedes no tiene más para rascar por el momento. Mad Max completó la hazaña con un Grand Chelem (pole,victoria y vuelta rápida), el primero en su carrera profesional. Segundo terminó Bottas. La sorpresa de la jornada y del fin de semana la dio Lando Norris con un enorme tercer puesto luchando con los Mercedes. Lewis Hamilton solo pudo ser cuarto y gracias: tuvo suerte de que Pérez o algún otro no le robasen la posición. El coche del heptacampeón tuvo problemas que limitaron su ritmo.

La carrera comenzó con una buena salida de los de arriba, pero en la primera curva Verstappen cerró cualquier opción a Norris y Hamilton tampoco pudo pasar a su compatriota mientras peleaba con Checo. La rotura de la suspensión de Ocón hizo salir al safety car. En el reinicio de carrera, Pérez fue muy agresivo para pasar a Norris y acabó yendo a la tierra, perdiendo toda opción de podio. Mientras, en la zona media, Sainz y Alonso habían perdido muchas posiciones al estar embotellados en la salida.

La carrera se puso a favor de Verstappen ya que Norris puso los codos durante quince vueltas porque cerró a Hamilton por cualquier lado ayudándose de la alta velocidad punta del motor Mercedes. Ambos coches llevan el mismo motor, pero el campeón solo pudo pasar a Norris en la vuelta 20, cuando el joven británico se desconcentró al conocer la sanción en la acción con Pérez. Sin embargo, el inglés de McLaren se mantuvo en la pelea por el podio a la estela de los dos coches de Brackley después del cambio de ruedas. Finalmente, superó a Hamilton después de que Bottas pasase a Hamilton bajo el mandato del muro.

Cuando Hamilton pasó a Norris la ventaja era de doce segundos con un Verstappen que ya casi andaba saludando a la humareda naranja que lo estaba apoyando desde las gradas. Eso hizo correr solo a Max, lo que es el mayor síntoma de la creación de un campeón. Además se encontró con un nuevo aliado, Norris, que le robó puntos a Hamilton. La renta de Verstappen en la tabla sobre Hamilton alcanza los 32 puntos, más de una carrera de ventaja.

Remontada de Sainz

En la locura de la zona media, volvió a brillar Carlos Sainz. Su quinto final cerró una apuesta a largo plazo de Ferrari para dar el rendimiento a final de carrera. El español salió con neumáticos duros y no cambio hasta la vuelta 49. Tras una mala salida y un mal ritmo de primeras vueltas, Sainz lo compensó con 22 vueltas de mucho nivel. Tras cambiar a los medios, pasó a Tsunoda fácilmente y recortó diferencias con un ritmo vertiginoso. Al plantarse tras Leclerc a falta de cinco vueltas, el monegasco no puso impedimento y en la última vuelta pasó a Ricciardo para ponerse sexto. Carlos volvió a volar para pasar a Pérez, que se enfrentaba a una sanción de diez segundos (por echar de la pista dos veces a Leclerc). Cruzó la meta con 0.7 segundos de margen para alzarse con un extraordinario quinto puesto.

El sexto de Checo fue consecuencia de la maniobra de Norris al inicio; eso le sacó de la carrera y de cualquier opción de servir como escuedero ante el derrumbe de los Mercedes luchando con el astuto de Norris. El mexicano hizo lo mismo sobre el segundo Ferrari unos minutos más tarde y la penalización vino por partida doble. Los comisarios se despacharon a gusto con un sinfín de penalizaciones de cinco segundos, pero al menos siguieron el mismo criterio ya que en tardes previas ofrecieron dudas con los límites de pista. Séptimo acabó Ricciardo, por delante de Leclerc, Gasly y Alonso

Alonso salva un punto

El sprint final de Alonso estuvo a la altura de la remontada de Sainz, porque salvó un punto al límite en su pelea con el Williams de Russell. Es triste por inesperado que Alpine se faje contra el que hasta 2020 era el peor coche de la parrilla. Pero también es cierto que Russell está rindiendo mejor de lo esperado y Fernando arruinó cualquier buen fin de semana con la encerrona que le hizo Vettel en clasificación. El duelo del inglés con el asturiano rozó aquel duelo mítico entre Schumacher y Magic en Suzuka en los tiempos de Renault. Fernando sacó el orgullo para al menos ganar un punto con el Alpine.

Verstappen empieza a rozar el título con un trecho de 32 puntos. La ventaja no es abismal, pero seguro que empieza a dar muchos quebraderos de cabeza en Mercedes. Verstappen ha vuelto a dominar como lo hacía Mercedes en el pasado, dominando los sábados y los domingos. En anteriores fines de semana, Mercedes falló pero ahora Red Bull arrolla sin piedad. En Silverstone, Mercedes tiene que salvar casi una bola de partido si quiere luchar por el Mundial. Jugarán en casa y tendrán la oportunidad de reinar como lo ha hecho Red Bull estas dos semanas en casa.  

Silvestone también será la primera prueba de las carreras al sprint que servirán como clasificación para el domingo. Tendrá recompensa solo para los tres primeros clasificados con tres, dos y un punto respectivamente. Veremos si el invento da espectáculo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here