No deja de resultar paradójico que un juego pueda llegar a tener un impacto más bien limitado y terminar convirtiéndose gracias a una incondicional legión de aficionados que demuestran su amor y alaban sus cualidades en un título de culto. Este es un hecho que no es exclusivo de este mundillo sino que en el universo del entretenimiento nos encontramos con ejemplos de todos los tipos y de todos los colores de productos que, por diversos motivos y no pocas veces incomprensibles, no son valorados en su justa medida por la crítica del momento y pueden llegar a pasar desapercibidos hasta que se imparte justicia a la hora de recuperar su valía.

Algo parecido ocurrió con el Nier Replicant original que se publicó en 2010 gracias a la imaginación del irreverente Yoko Taro y que nos presentaba un título no exento de carencias, pero cuya historia plagada de drama y humanidad destacaba por encima del resto de aspectos que le llevaron a recibir una secuela. Esto demostró la confianza que Square Enix tuvo en ese proyecto y que terminó siendo ese Nier Automata del que ya os hablamos hace un par de años en una edición mejorada y que sacaba el máximo partido posible a sus posibilidades, circunstancia que comparte con este juego del que procedemos a daros nuestras impresiones.

Puesta a punto

Más allá del hecho de que el Nier Replicant primigenio salió para Xbox 360 y PlayStation 3 hace once años, lo cierto es que el proyecto de poner al día este juego bien podría valorar si se procedía a un remake por completo —como hemos visto con sobresalientes resultados en los últimos tiempos— o bien apostar por un remaster, que no deja de ser un lavado de cara actualizándolo al contexto actual pero respetando el espíritu de la obra sin ahondar en exceso en diversos asuntos que delatan que el paso de los años no le hayan sentado nada bien por la evolución del sector y del género.

Sin embargo, este Nier Replicant ver. 122474487139 (del que simplificaremos la numeración de aquí en adelante aunque todos sabemos que se trata de la nueva versión y no del original) da la sensación que no es ni una cosa ni otra sino un híbrido entre ambas propuestas. Se han mejorado significativamente los combates, la fijación de los objetivos y hasta la cámara que llevaba al límite de la desesperación a aquellos que jugaron al original, pero respetando lo que le convirtió en un título tan especial hace más de una década. El resultado final seguro que va a encandilar tanto a los más veteranos como aquellos que disfrutaron de Nier Automata y están deseosos de saber más sobre ese mundo post-apocalíptico y, sobre todo, de las interacciones de los personajes que se ven inmersos en la trama.

Relaciones estrechas

Precisamente son esos cuatro personajes principales que tiene Nier Replicant y que responden a los nombres de Nier, Emil, Weiss y Kainé los que suponen la base del juego. Su química destaca desde el primer instante que nos adentramos en este mundo tan particular.

A fin de cuentas, es Nier quien tiene que afrontar la búsqueda clásica del talentoso guerrero que anda detrás de una serie de artefactos que resultan claves para salvar la vida de su hermana y derrotar en el camino al malvado señor de las tinieblas, argumento que no nos va a pillar de buenas a estas alturas, pero que funciona precisamente por los personajes con los que vamos a relacionarnos. Estos ofrecen una riqueza que hace que Replicant sea un título tan especial, aunque el verdadero final no es el que vamos a tener tras una aventura que nos puede llevar perfectamente unas 20-25 horas, dependiendo de nuestro afán completista en las secundarias. Además nos va a obligar a retomar el juego en un punto después del ecuador de la trama y que te invita a seguir el mismo proceso que terminaremos de afrontar de forma casi automática a la hora de contextualizar todo lo que hemos visto hasta la fecha y ofrecernos un momento tan especial que debe estar situado entre los más memorables que hemos visto en un videojuego pese a que no hay ni pista de su existencia ni ninguna indicación por parte del autor.

Aunque se trate de un título posterior, es innegable que el legado de Nier Automata está más que presente en Nier Replicant y es que el combate se nota mucho más dinámico que en el juego original, con la posibilidad incluida de combinar ataques aéreos frente a los enemigos. La combinación de ataques poderosos y ligeros por medio del cuadrado y el triángulo, el bloqueo y anhelado parry con L2, esquivar con R2 o usar la magia del Grimorio de Weiss con L1 y R1 nos ofrece una riqueza muy satisfactoria mientras amoldamos nuestro estilo a la espada a una mano, el mandoble a dos o la lanza, que ha resultado ser nuestra predilecta por su alcance y potencialidad en los combos, pero que no es tan idónea para controlar grandes números de enemigos porque se centra principalmente en un adversario en lugar del grupo.

Asimismo, es digno de alabar el trabajo desde el punto de vista gráfico que pudimos apreciar, con una vistosidad del producto final que mejora notablemente al original aunque le apreciemos un punto por debajo de Automata con unos rocosos 60 frames por segundo en la PS4 Pro que hemos usado para este análisis y que lucen muy bien tanto en los frenéticos combates como en los evocadores escenarios abiertos. Esa belleza está más que patente en las mazmorras que descubriremos en la aventura y especialmente en los jefes finales con sus respectivas fases, que son un prodigio de inventiva. Por último y no menos importante es la banda sonora con temas emotivos que redondean la propuesta, con el extra de venir completamente traducido al español, pero con la posibilidad de jugarlo en inglés o en japonés.

Conclusiones

No se puede negar que los trabajos de Yoko Taro no te dejan indiferente respecto a la propuesta que se ve en la pantalla y la oportunidad de presenciar la mejor (y actualizada) versión de Nier Replicant ver. 122474487139 es algo que no pasa desapercibido para este título de acción con tintes de RPG cuyo mayor activo en ese mundo desolado son las relaciones que fraguan los inolvidables personajes llenos de carisma que llenan nuestra experiencia.

Gracias a la labor de Toylogic de poner al día este título de culto, podremos acceder a un juego más ágil que casa perfectamente con lo visto en Automata pese a que se trata de la premisa original con un contenido mucho más robusto y cuya historia de enorme calado no te va a dejar indiferente aunque te obligue a completar el juego en más de una ocasión para obtener el verdadero final, circunstancia que puede echar atrás a muchos, pero que cuyo desenlace último encaja a la perfección tras acceder a todos los puntos de vista y que es testigo del impacto a nivel casi celular que ofrece este Nier Replicant ver. 122474487139.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here