La Fórmula 1 ha presentado los coches que competirán en la próxima temporada. De esta forma, Liberty Media ha dado la salida a una nueva era. Los monoplazas son muy limpios en el diseño y su estética es muy diferente a la actual en los alerones y en la altura. El reglamento ha sido restringido al máximo en cuestiones aerodinámicas y el resultado es muy similar exteriormente para todas las escuderías. En el aspecto visual, tienen cierta semejanza a los coches actuales de la Fórmula E.

“El objetivo de los nuevos coches es que se pueda seguir de cerca y se pueda adelantar. Queremos que ganen los mejores pilotos y que la competición sea más apretada”, ha aclarado Ross Brown, director técnico de la Fórmula 1. Liberty Media ha sido fiel a los deseos de los aficionados: las audiencias han caído en los últimos tiempos ante la falta de espectáculo en pista.

El prototipo ha contado con la aceptación de los pilotos, que ansían más posibilidades de ganar después de la larga dinastía de Mercedes y Red Bull. «El coche tiene buena pinta, futurista, y esperamos poder ver mejores carreras», ha expresado Fernando Alonso tras conocer el nuevo coche. Por parte de Carlos Sainz, el madrileño ha aclarado: “Me encanta el coche de las ruedas delanteras hacia atrás. Las ruedas y alerón delantero y trasero son muy agresivos”.

El nuevo Fórmula 1 destaca por su frontal, con un alerón delantero más grande que los actuales y con unos endplates (pletinas) laterales curvados y ascendentes que le dan un aspecto de cornamenta de toro. El morro es ultrafino, muy estético, y sin pilares de unión con el ala, a diferencia de los actuales. Otra diferencia más en esta zona es que todos los monoplazas llevarán la misma estética y nos olvidaremos de los morros anchos o finos que llevan las actuales carrocerías.

La zona media está marcada por unas branquias verticales en el inicio del suelo, que son la clave conceptual de estos coches. El fondo plano cambia totalmente su constitución y toda la zona de los bargeboards queda casi eliminada. Esta medida supone que los cajones laterales que se han instaurado reproducir el efecto suelo (la succión del fondo plano contra el asfalto), que no producirá todo ese aire sucio con el que ahora no es posible seguir al competidor que está por delante. Esto hará que los coches no pierdan la estabilidad al seguir a los otros monoplazas y que no degraden sus neumáticos.

Los pontones se han reducido un poco más, con un aspecto mínimo y con la chimenea también muy reducida siguiendo la línea actual. La trasera es quizá lo que menos cambia, ya que los coches modificaron sus chasis esta temporada para empaquetar toda la zona del motor al máximo. Sin embargo, este nuevo monoplaza reduce la altura de los monoplazas al mínimo para hacer olvidar la disputa entre los equipos en cuanto al rake (inclinación del eje trasero con respecto al eje delantero para ganar carga aerodinámica). Esto hará que la dificultad de conducir estos coches aumente con la baja carga aerodinámica y que el espectáculo aumente debido a la mayor facilidad de cometer errores en pista.

También la zona trasera sufre bastantes cambios con una zona del difusor alejada de la actual. El nuevo F1 tendrá un difusor muy simple sin gran trabajo. El alerón trasero cambia también su constitución con un tamaño más grande y una forma más futurista. El actual DRS con el alerón móvil cambiará por un difusor en túnel por donde saldrá el caudal de aire del coche, pero a una altura menor a la actual. Eso permitirá poder acercarse al coche que precede, en teoría, para poder adelantar con mayor facilidad y generar mayor espectáculo.

Otro de los cambios considerables es el peso, que pesará un mínimo 790 kilos con piloto y sin combustible. La Fórmula 1 apuesta por seguir invirtiendo en la seguridad creando nuevas estructuras de choque reforzadas junto con las baterías y los sistemas del ERS (Sistema de Recuperación de Energía) que son muy pesados. Los nuevos vehículos pesarán 38 kilos más que los actuales y esto puede hacer que los frenos sean la parte más sensible de los monoplazas.

Las nuevas ruedas de Pirelli contarán con unas llantas mayores de 18 pulgadas. Además, todas contarán con el cobertor aerodinámico de serie que no permitirá modificar a los equipos las llantas con el fin de ganar prestaciones, como sucede ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here