El verano de 2021 pinta ajetreado en el puente aéreo Madrid-Barcelona. El final del culebrón Heurtel se ha saldado con la incorporación del francés al Real Madrid la próxima temporada, convirtiéndose en el decimoquinto jugador en enfundarse ambas camisetas. Parece que el base no será el único en fichar por el máximo rival. El pasado jueves, el periodista Chema de Lucas confirmó que Nicolás Laprovittola (9,3 puntos y 3.8 asistencias por partido en ACB) estaba “cerca de cerrar un acuerdo con el Barça de 1+1”. El argentino sería el primer hombre en ponerse las camisetas de Estudiantes, Real Madrid, Joventut y Barça. La credibilidad de De Lucas está probada, por lo que parece claro que el argentino aterrizará en Barcelona este verano. A la lista también se sumará Adam Hanga (6 puntos y 54 % en triples), objeto de deseo de los de Laso desde su etapa en Vitoria.

JugadorTrayectoria en Madrid y Barça
Santi AbadFC Barcelona (1988-89) Real Madrid (1995-96)
José ‘Piculín’ OrtízReal Madrid (1990) FC Barcelona (1990-92)
José Luis GalileaFC Barcelona (1990-96) Real Madrid (1999-2000)
Zoran SavicFC Barcelona (1991-93 y 2000-01) Real Madrid (1995-96)
Sasha DjordjevicFC Barcelona (1996-99) Real Madrid (1999-2002)
Dejan BodirogaReal Madrid (1996-98) FC Barcelona (2002-05)
Derrick AltsonFC Barcelona (1998-2000) Real Madrid (2002-03)
Alain DigbeuFC Barcelona (1999-2002) Real Madrid (2002-03)
Michael HawkinsFC Barcelona (2001) Real Madrid (2002)
Maciej LampeReal Madrid (2001-02) FC Barcelona (2013-2015)
Ioannis BourousisFC Barcelona (2005-06) Real Madrid (2013-15)
Pepe SánchezFC Barcelona (2007-08) Real Madrid (2008-09)
Ante TomicReal Madrid (2010-12) FC Barcelona (2012-2020)
Nikola MiroticReal Madrid (2008-14) FC Barcelona (2019-actualidad)
Thomas HeurtelFC Barcelona (2017-2021) Real Madrid (2021-actualidad)
Los 15 jugadores que han vestido ambas camisetas

Hanga llegará para ocupar la posición de alero, falta de efectivos desde la salida de Deck. El jugador no ha contado para Jasikevicius en los partidos importantes, y los rumores de su marcha al eterno rival se habían disparado en los últimos días. Home of Glory y El Español avanzaron el interés de los blancos en el jugador húngaro. Los rumores no iban desencaminados, ya que varias fuentes cercanas al entorno madridista han confirmado un acuerdo con el jugador. El primero fue el periodista Carlos Sánchez Blas, que habló de que Hanga y el Real Madrid habían cerrado su fichaje por tres años.

El encaje de Hanga en el ecosistema de Laso es, a priori, más sencillo que el de Laprovittola en la pizarra de Saras. El alero húngaro supone una mejora sobre lo que ofrece Taylor. Su versatilidad para defender a cualquier jugador exterior y sus buenos porcentajes desde el triple cubrirán parte de las debilidades de la empeorada plantilla blanca.

Por su parte, el base argentino llegaría a Barcelona para realizar una labor de microondas que, la temporada pasada, parecía reservada a Heurtel. Jasikevicius decidió apostar por un estilo de base más sobrio y con mejor capacidad defensiva, como Calathes, Bolmaro y Westermann. Los dos últimos saldrán este verano y el Barça no quiere repetir el error de repetir perfiles. Rokas Jokabuatis es el elegido para suplir la marcha a la NBA de Bolmaro. El lituano encaja dentro del perfil que gusta a Jasikevicius, lo que dejaría a Laprovittola la labor de tercer base.

Este intercambio de cromos entre Madrid y Barça es posible por la situación contractual de los jugadores. Laprovittola terminó su contrato con la entidad blanca a inicios de mes. Hanga, por su parte, se encuentra libre después de que el Barça rescindiera su comprommiso a un año de su finalización. Si finalmente se confirman sus fichajes, se unirán a un grupo aún más selecto que el de los 15 jugadores en vestir ambas camisetas. Hanga y Lapro se convertirían en el quinto y el sexto jugador en cruzar el puente aéreo de manera directa, sin pasos intermedios. Tres pasaron del Barça al Madrid (Djordjevic, Digbeu y Pepe Sánchez) y hasta ahora Tomic había sido el único en cambiar Madrid por Barça.

El primero fue Djordjevic

El paso del serbio Sasha Djordjevic fue el que inició las hostilidades entre los ex y sus antiguas aficiones. El Palau fue testigo del partido decisivo de la final del título liguero del año 2000 entre culés y madridistas. Antes de comenzar la temporada, y ante la negativa del Barça a renovar su contrato, Djordjevic se mudó a la capital para ocupar el puesto de base titular. En la víspera del encuentro, el serbio comenzó a encender el ambiente: “Me siento madridista”. El exblaugrana le dio el título a su nuevo equipo con dos triples en los momentos finales. Mientras sus compañeros abandonaban corriendo el parqué, Sasha terminó de encariñarse con la grada con una recordada celebración con varios gestos dedicados a los mismos aficionados que le habían aclamado durante tres años.

Nacho Rodríguez fue el otro protagonista de la escena, al encararse con Djordjevic y sacarle de la pista a empujones. El que fuera mánager del FC Barcelona hasta el pasado abril comentó tras el partido que Sasha debía saber que “eso no se hace en campo contrario”. Este incidente no animó los trasvases entre los dos clubes. No se volvió a producir un fichaje de ese calibre hasta el de Ante Tomic por el Barça en 2012.

El pívot croata llegó libre a la ciudad condal tras dos años en Madrid. Tomic se convirtió en el enemigo público número uno del madridismo y una frase escoció especialmente: “He venido aquí para ganar títulos”. El caso es que vinieron años de bonanza para el Real Madrid y de sequía para el Barça. Durante los ocho años que Tomic jugó en el Barcelona, recordar sus palabras fue un ritual de aficionados (e incluso jugadores) merengues cuando su equipo tocaba metal. El pívot solo consiguió cinco títulos en ocho años. Cuando abandonó la entidad blaugrana el pasado verano para irse al Joventut, Tomic ya se había convertido en el jugador extranjero con más partidos en la historia del club.

En el verano de 2019, los focos que habían apuntado a Tomic durante siete años viraron hacia otro exmadridista. Nikola Mirotic, criado baloncestísticamente en el Real Madrid desde los 14 a los 23 años, abandonó su carrera en la NBA para jugar en el máximo rival. El contexto de su llegada resultó muy doloroso para el madridismo. Además de su condición de canterano, Mirotic tenía opciones de continuar en Estados Unidos. En su paso por Milwaukee Bucks, su último equipo, jugó más de veinte minutos por partido promediando más de una decena de puntos. Las ofertas no le hubieran faltado. El hispano montenegrino, sin embargo, dio sus motivos para regresar a Europa: “Buscaba una estabilidad para mi familia”. Su llegada, junto a la de otros nombres como Higgins, parece haber iniciado una nueva era de dominio blaugrana.

Con la llegada de Heurtel ya confirmada completamente, con Hanga pendiente del anuncio oficial y con Laprovittola cerca de firmar por el Barça, los próximos clásicos estarán repletos de morbo. Cada equipo podría contar con dos ex en su plantilla. El primer reencuentro podría ser con un título en juego. Madrid y Barça podrían cruzarse por la Supercopa el próximo septiembre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here