Ancelotti: Comenzó el primer partido de su segunda etapa en el Real Madrid con un 4-3-3 con sólo dos canteranos, Chust y Blanco. En principio no participó ningún jugador (¿Lucas Vázquez? ¿Rodrygo?) del posible once que debutará ante el Alavés. Ante un Rangers mucho más rodado, que desbordaba continuamente la defensa blanca, Ancelotti modificó el 4-3-3 centrando y acercando a Isco a la posición de mediocentro para ayudar a un Antonio Blanco muy exigido en la salida del balón. La diferencia física y de ritmo se notó desde el arranque, lo que apenas permitió ver cuál era el plan del italiano. A pesar del 0-1 con el que se llegó al descanso, los de Gerard pasaron por encima a un muy flojo Madrid. Solo los errores en remates claros y la buena actuación de Lunin evitaron alcanzar la pausa con un resultado muy contundente en contra. En la segunda mitad, el cansancio y el carrusel de cambios en ambos equipos destartalaron el partido. Ancelotti hizo debutar a todos los chavales que se llevó. Veremos cuando estén los titulares cuál es la partitura.

Lunin: Con sus paradas evitó que los blancos llegasen al descanso con un resultado sonrojante. Ágil bajo palos y seguro en las salidas. Dejó muestras de madurez, sobre todo en el juego con los pies.

Odriozola: Alocado y torpe con el balón. No mostró seguridad defensiva, ni tampoco un gran entendimiento con Lucas Vázquez, que jugó de extremo en su banda. Físicamente estuvo por encima de la mayoría de los jugadores blancos, lo que le permitió realizar alguna acción defensiva en velocidad. Mal partido.

Chust: El central canterano sufrió mucho. En defensa le costó mantener la línea y no dominó el área. Quedó en evidencia en algunas jugadas en las que tuvo que salir al mediocampo y vivió siempre en el alambre con despejes al límite. Con el balón apenas ayudó en la salida del juego. Se retiró con molestias.

Nacho: Sin hacer un gran partido, sí fue el defensor más sólido de la defensa blanca. Como a Chust, le costó dominar el área. Muy al límite en alguna acción, vio dos tarjetas amarillas. Junto a Lunin y Rodrygo, de lo poco salvable.

Marcelo: Como lateral fue un autentico esperpento. Lento, despistado y muy descolocado en muchas jugadas. La entrada de Miguel Gutiérrez le colocó en medio campo, donde, con el partido roto, dejó un par de acciones de merito, propias de su calidad con el balón.

Antonio Blanco: Le costó tener peso en el juego. En la primera mitad y en defensa fue el único centrocampista que dio solidez. Sin jerarquía con el balón, poco a poco fue desapareciendo del partido y terminó siendo muy superado.

Isco: Empezó como interior izquierdo, pero Ancelotti lo acercó al mediocentro para dar la salida al balón. Se le vio con intención, pero le faltó continuidad y presencia física.

Odegaard: Muy desilusionante su vuelta. Jugó de interior derecho, pero en un escalón muy adelantado y bastante centrado. Dos detallitos y poco más. Su falta de jerarquía y de presencia en el juego volvieron a mostrarnos a un Odegaard insulso e intrascendente.

Rodrygo: El más vivo de la delantera merengue. No entró mucho en juego, pero mostró descaro y ganas de desbordar. Sin hacer un gran partido, al menos fue el único que quiso jugar a otra velocidad. En su haber, un buen gol: tuvo suerte en el regate, pero definió con calidad y pausa.

Jovic: No le ayudaron ni el partido ni el equipo. Muy solo en punta y sin que le llegasen balones. Se echó en falta algo de rebeldía.

Lucas Vázquez: Su posición como falso extremo derecho es la que permitía a Odegaard jugar más arriba y a la vez cambiar el dibujo a un 4-4-2. Más trabajador que acertado, no se supo entender con un Odriozola muy acelerado. Cometió un error de novato en el 1-1 al querer retener una pelota jugando de espaldas cerca del área.

SUPLENTES:

Arribas: Salió por Jovic. De inicio pareció colocarse como falso nueve, pero rápidamente se unió al mediocampo desde la media punta. Se asoció bien en algunas fases tanto con Isco como con Marcelo. Tuvo una ocasión clara que falló.

Miguel Gutiérrez: Se colocó como lateral y desde ahí dejó muestras de buen trato con el balón y de una notable mentalidad ofensiva. Pudo marcar rematando al poste en una bonita pared con Marcelo. Buenas sensaciones.

Marvin: Salio por Rodrygo. Dejo muestras de lo que tiene, trabajo y zancada.

 Gila: Salió por Chust.  Tardó algo en asentarse y se mostró precipitado en alguna acción.

 Morante y Dotor: Apenas les dio tiempo a participar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here