Hay estadios que invitan a la mística, que son morada habitual de las musas. Lugares en los que el fútbol tiene una acústica propia, casi única, y cuyas gradas están barnizadas por la tradición y la historia. Hampden Park es uno de ellos. Solo hay que asomarse a ese espacio oval para saberse ante uno de los templos del balompié. Algunos de los mejores solistas de la pelota han realizado allí actuaciones memorables. La última gran performance lleva la firma de Luka Modric. Su gol de bandera será una de las instantáneas de esta Eurocopa y una postal congelada en el tiempo del mejor talento balcánico de todos los tiempos.

Luka Modric y el escorzo perfecto. El de su gol en Hampden Park. Historia viva del fútbol. CordonPress.

Exigida y agotada como llegaba Croacia al partido frente a Escocia, no parecía el momento para ninguna frivolité. Más aún después de que los escoceses aupados por el fervor de los suyos hubieran igualado el tanto inicial de Vlasic. McGregor con un disparo desde la frontal había ilusionado a Hampden Park al filo del descanso. La ilusión del Tartan Army duró hasta que ese David Guetta del balón que es Modric, recogió el pase de Kovacic en la frontal. Como si de un scratch del mejor Dj del mundo se tratara, Luka la puso en la escuadra con el exterior del pie. El ramalazo de genialidad merece ser visto en bucle hasta rallar el disco, hasta paladear cada uno de los frames que ilustran el viaje de la pelota desde el pie de Modric hasta el beso definitivo con las mallas. La estirada impotente de Marshall completa el cuadro.

Fue Irvine Welsh quien nos dijo en Trainspotting aquello de “quizá me haya acostumbrado tanto a las mentiras, que la verdad me suena indecentemente falsa. Pero bueno”. Solo hay verdad en el juego de Luka Modric. También a él le hicieron creer que jugar con el exterior del pie era una mentira, un postureo, un registro innecesario para un centrocampista. A buen seguro que sin su cabezonería y su talento, no se hubiera escrito otra página para la historia de Croacia, clasificada tras la victoria (3-1) para los octavos de final. El 10 ajedrezado además igual con Suker y Mandzukic como máximo goleador croata en las Eurocopas y sigue ejerciendo de líder de la selección vatreni a sus 35 años.

De la volea de Zidane a Cañoncito Pum

Su actuación de anoche coronada con el gol que supuso el 2-1, le conecta también con otras estrellas madridistas que brillaron con luz propia bajo los focos de Hampden Park. El gol de Luka se emparenta ya con la volea de Zidane en la final de la Champions League de 2002. Por mucho que la parábola que describen sea distinta, ambos esféricos se cuelan por la misma rendija en la portería rival. Al balón llovido que le pone Roberto Carlos le acompaña la épica que siempre otorga la lluvia y la mística de ser una final de Champions League. Pero el de Modric puede rivalizar perfectamente con el Zizou por precisión y golpeo, pues hay que imprimir la suficiente fuerza a un balón que viene raso y ejecutar la acción al primer toque para evitar que la muralla escocesa lo tapone.

En el santoral madridista otras dos figuras emergen al rememorar las hazañas de Hampden Park. Son Don Alfredo Di Stéfano y Ferenc Puskas. Ellos fueron los protagonistas del Partido del Siglo, tal y como lo tituló la BBC, la misma que durante muchos años emitió el Real Madrid 7-3 Eintracht Frankfurt cada 25 de diciembre. Aquella actuación descollante de los dos atacantes blancos con cuatro goles de Cañoncito Pum y tres de La Saeta Rubia confirmó al Madrid como Rey del viejo continente al alzar su Quinta Copa de Europa consecutiva. Aquella exhibición tuvo lugar en la pradera de Hampden Park un 18 de mayo de 1960, ante 127.000 privilegiados espectadores. Aquel partido es considerado todavía hoy como el summum del Madrid conquistador de Europa.

A ese Olimpo se asomó anoche Luka Modric, a quien a sus 35 años le quedan pocas cimas por hollar. Quizá la última sea un título con la casaca ajedrezada. Visto lo visto, todavía está a tiempo.

Historia del fútbol. Disfruten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here