Después de la marcha de Zidane, el Real Madrid se apresuró a buscar un inquilino para el banquillo. El elegido ha sido Carlo Ancelotti, viejo conocido de la afición madridista que en su anterior etapa llevó al club a conquistar la Décima. Sin embargo, aunque esta circunstancia es digna de mención, lo verdaderamente reseñable ha sido la contratación de Antonio Pintus, el preparador físico que junto a Zidane consiguió ganar tres Champions League seguidas. La pasada temporada, al lado de Conte, Pintus ganó la liga italiana con el Inter.

El presidente Florentino Pérez anunció a bombo y platillo el regreso de Pintus, como si fuera un jugador estrella, y lo ha impuesto al staff de Ancelotti como único responsable de la preparación física del primer equipo y coordinador en este aspecto de la cantera. No olvidemos que el Real Madrid tuvo la temporada pasada muchos problemas con las lesiones, mas de 60 (entre musculares y articulares), y un nivel físico preocupante que condicionó el rendimiento del equipo a lo largo del año con numerosos altibajos. El equipo llegó a los momentos cruciales (cuando se dirimen los trofeos) con la lengua fuera.

Pues bien. El presidente ha puesto al frente de la preparación física del equipo a un auténtico experto para que solucione de raíz estos percances que tanto penalizaron a los jugadores, incapaces de optimizar sus recursos físicos en los partidos mas significativos de las diferentes competiciones.

Antonio Pintus pertenece a la Escuela Italiana de preparación física, una de las mas importantes de todo el mundo, con fisiólogos de reconocido prestigio como Carmelo Bosco, Carlo Vittori o el profesor Dalmonte. Ellos han marcado tendencia con sus métodos y han conseguido que el fútbol italiano esté plagado de éxitos, no solo a nivel de selección (cuatro campeonatos del mundo), sino también a nivel del clubes (el Milán, con siete copas de Europa). Algo tendrá el agua cuando la bendicen.

Ahora voy a tratar explicar las bondades de un método con el que me siento totalmente identificado y que puse en práctica en mis casi cuatro décadas de responsable físico en el Real Madrid, primero en la cantera, incluido el Castilla (cuarto clasificado en Segunda), y más tarde en el primer equipo como readaptador físico de los jugadores lesionados.

El método italiano de preparación física elimina el balón como elemento indiscutible para optimizar el nivel físico del jugador y solo lo utiliza para sesiones técnico-tácticas. Las pretemporadas son largas (4-5 semanas), con sesiones dobles de entrenamiento en las que se da un gran protagonismo a la carga aeróbica (cantidad de energía de una vía metabólica). Esto dota al jugador de una base física de resistencia muy amplia que garantiza que el VO2 máximo se mantenga durante toda la temporada en un nivel muy alto. De esta manera se facilita la recuperacion de los esfuerzos tan brutales que se dan en el futbol y que llevan a elevar la frecuencia cardiaca durante el juego por encima de las 173-75 pulsaciones por minuto.

A lo largo de los partidos estos esfuerzos se acumulan hasta contabilizar más de 200 de 0 a 4 segundos, de ahí la importancia de una recuperación lo mas rápida posible que posibilite al jugador poder repetirlos sin que su corazón sobrepase los limites aconsejables. Las sesiones maratonianas de carrera por el método continuo o interválico conseguirán el propósito.

La potencia (fuerza x velocidad) será otro de los objetivos del sargento Pintus, como cariñosamente le apodaban los jugadores en su anterior etapa. Los medios utilizados por el veterano preparador italiano para optimizar esta capacidad condicional son la potenciación natural a través de la repetición de esfuerzos explosivos en cuestas cortas de 10-15 metros, subiendo y bajando con pausas muy amplias para regenerar el sistema de nervios.

En definitiva, creo que la contratación de Antonio Pintus es un acierto. Su método de preparación física funcionó en su anterior etapa en el Madrid y propició, junto con la entrega y la calidad técnico-tactica de los jugadores, que se ganaran tres Champions seguidas, un hito que será muy difícil de conseguir por cualquier club.

Y ya sabemos que lo que funciona no hay que cambiarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here