Visto lo visto, y ante las posibilidades que había en el mercado, la opción Ancelotti me parece la mejor alternativa que el Madrid tenía a mano para sustituir a Zidane. Parto de la base de que no es peor entrenador que Zizou, ahí están sus logros y su aportación al fútbol, que creo que no es menor. Es verdad que el equipo no estará en la vanguardia táctica, pero tampoco lo estaba hasta ahora y no suponía un problema para muchos madridistas. Ya sabemos que en el Bernabéu lo único importante es ganar; el cómo se deja para los bohemios del fútbol.

Ancelotti es un entrenador que siempre se ha movido muy bien en la Champions League, la competición que más desea el madridismo. Es uno de los técnicos que más y mejor conoce las entrañas de esta competición europea.

En cuanto al estilo, es un entrenador con la mente abierta. En su libro Mi árbol de Navidad explica sus ideas futbolísticas y todas pasan por la flexibilidad y la adaptabilidad. Ya lo vimos en su anterior paso por el Real Madrid: aprovechó el trabajo que hizo Mourinho y la evolución hacia un Madrid más ancelottista se hizo de una manera lenta y progresiva. Lo mismo hará otra vez. Apostará por continuar (con matices) la inercia de Zidane y poco a poco irá haciendo suyo el equipo. Hay fundamentos tácticos que no se tirarán a la basura, como la salida desde atrás con Kroos como falso lateral izquierdo, por poner un ejemplo.

Cuando fichas a un entrenador como Guardiola, Mourinho, Simeone, Conte o Pochettino no lo contratas para que prosiga un proyecto, sino para que cree algo propio. Otros, como Del Bosque, Zidane o el propio Carlo, son ideales para continuar inercias.

¿Qué otra opción de entrenador top tenía el Madrid que pudiera combinar cierto continuismo con experiencia? Ninguna, sólo Ancelotti. Hablamos de un entrenador que se ha adaptado a Francia, Inglaterra, Italia y España sin grandes problemas. Con él Florentino apaga un fuego. Ficha a un entrenador contrastado, no rompedor y con experiencia positiva en países diferentes al suyo. Creo que es imposible encontrar algo similar en el mercado. Hacerse con un entrenador sin experiencia fuera de su país hubiera sido una opción, pero menos segura.

Entrenadores alemanes para conquistar el cetro europeo parece que sí hay, de la escuela Red Bull han salido unos pocos… ¿pero están disponibles y a la altura de las necesidades de este Madrid? Low podría haber sido una opción, pero tras 17 años de seleccionador y sin hablar castellano no parecía el indicado y menos como apagafuegos o salvavidas. 

Eso sí, admito que para el día a día cualquiera parece más estimulante que Ancelotti.

El mismo presidente que hoy le vuelve a contratar le acusó hace seis años de ser un blando, acusación de la que él se defiende con una frase indiscutible: “Con esta mano floja he ganado tres Champions”. Ya sabemos que hay gente que da por buena la falsa creencia de que que para imponer disciplina hay que gritar y ser antipático. No obstante, no debemos olvidar de que el talante de Ancelotti le acerca más a la Copa de Europa que a los campeonatos nacionales, que se le atragantan desde siempre. Si no fuera capaz de competir en la Liga, el mes de diciembre se le haría muy largo…

Futbolísticamente, no lo va a tener fácil. Su juego no es tan simple como el de Zidane a nivel táctico y se va a encontrar con un gran problema: el cambio generacional de un equipo con estrellas que pasan de los 30 años (Benzema, Modric, Kroos, Hazard… Ramos si renueva). Todos han disputado ya sus mejores 20 partidos y ninguno tiene perfil de suplente.

Aunque Ancelotti es un experto en apagar incendios, en este Madrid se solapan demasiados jugadores en la misma posición, sobre todo los más jóvenes, y alguno con mucha jerarquía. Y ya hemos visto que Carletto es de poco rotar…

Habrá que ver qué ideas trae para los que en su día le llevaron a ganar la Décima. Marcelo ya no es el lateral dominador que fue y sólo tiene cabida en un esquema con tres centrales, un dibujo apenas utilizado por Ancelotti. Modric debería estar solo para las grandes fechas, pero si no juega se le nota muchísimo. Y no puede ser suplente. En el centro de la defensa todo es un lío: Ramos no ha renovado, de Varane se dice que se marcha, Militao debería ser una apuesta y el único que parece fijo es Alaba, que curiosamente jugaba de lateral cuando Ancelotti dirigía al Bayern. En mediocampo Casemiro, Kroos, Modric y Valverde parecen inamovibles, pero arriba no estará la BBC. Más bien al contrario. Contará con Hazard, el eterno lesionado, con Karim y con un grupo de chavales que no le hacen un gol al arcoíris.

Con esta plantilla tendrá que ser algo más que un buen bombero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here