Era el gran día de Charles Leclerc y quizá de Ferrari, que llevaba tiempo sin rondar las primeras plazas de la parrilla. Sin embargo, las cosas comenzaron mal para la escudería más laureada de la historia. Leclerc, que aspiraba al triunfo en su casa, salió a dar las vueltas de calentamiento y sufrió una avería en la transmisión que resultó irreparable. Ferrari reveló que el problema fue en la caja de cambios, sino el palier, la pieza que transmite la potencia del motor a la rueda. Lo grave del asunto es que Ferrari no revisara al completo su coche, y no solo la caja de cambios, que parecía ser la más afectada por el accidente de ayer. Solo cambiaron el palier derecho, pero se olvidaron del izquierdo. Pobre Leclerc. Tres veces ha corrido en casa y tres veces no ha visto la bandera de cuadros. Esta vez ni vio el semáforo apagado.

Verstappen aprovechó las circunstancias. Salir primero en Mónaco te vale para ganar, salvo que toques un muro o reces a Santa Devota. Max salió bien y no dejó hueco a Bottas. A partir de ahí, solo había que gestionar la carrera y no cometer errores.

Se adormeció la tarde hasta que llegaron las paradas en boxes. Entonces la mala suerte se sirvió en ración doble. En la vuelta 33, Valteri Bottas intentó el undercut cuando iba segundo. Los fallos de Mercedes siempre se ceban en él y Mónaco no fue una excepción. La pistola para quitar los neumáticos disparó en su contra y tuvo que abandonar.

Menos mal que Carlos Sainz salvó el domingo a los de Ferrari y levantó los ánimos de un garaje derrumbado cuando se enteraron del error de Mercedes. El madrileño tuvo una actuación soberbia durante todo el fin de semana y fue el más rápido de la parrilla. Carlos hubiera merecido ganar esta carrera, pero entre el error en Q3, la bandera roja y salir tercero, no había para más. El hito es muy grande no obstante. Este fin de semana le vale su primer podio como piloto del equipo más grande y turbulento del planeta: Ferrari.

Norris terminó tercero con un McLaren que es muy consistente en todos los circuitos. Está siendo la sensación de la temporada y dará más que hablar este año. Checo remontó con la estrategia larga hasta la cuarta posición y presionó cuanto pudo a Norris, a quien cazó a 12 vueltas para el final. Fue insuficiente. En Mónaco no se adelanta y el británico coronó un podio de quilates con tres jóvenes que no pertenecen al club de los billonarios, pero que van sobrados de talento. Detrás terminó Pérez, que de noveno terminó cuarto y robó la cartera a Vettel, Gasly y a Hamilton.

Vettel consolidó el quinto puesto delante de Gasly, mientras que Stroll, Ocon y Giovinazzi cerraron los puestos de puntos. Encendió la mecha Hamilton, sumido en la zona media. Paró el primero en la vuelta 30 y forzó la reacción de rivales cercanos. Pero se defendió Gasly, que paró justo después y se mantuvo delante, y sobrepasó a ambos un sólido Vettel, porque Aston Martin sabía que en Mónaco es mejor retrasar al máximo el cambio de neumáticos. Mercedes falló por segunda vez y arruinó una ligera remontada del heptacampeón. Hamilton solo pudo ser séptimo en el desastre de Mercedes, que ha perdido temporalmente los dos mundiales en juego.

No accedieron a los puntos Ricciardo, doblado por su compañero, ni Alonso, que terminó decimotercero. El asturiano decidió retrasar su pit stop hasta que hubiera un coche de seguridad o una bandera roja que nunca llegaron.

La bandera roja la puso Sainz en el podio de Mónaco. La blanca y negra fue de Verstappen, aunque Sainz la rozó varias veces este fin de semana. Primer podio con Ferrari, pero segunda vez que el madrileño roza la victoria en el Gran Circo. Sainz perdió la carrera en la Q3. Intentó poner presión a Red Bull, pero hoy no cometieron errores. Verstappen se pone líder del Mundial en el viaje a Bakú y todo punto en el bolsillo vale. Mercedes ha mostrado sus puntos débiles y el equipo energético ha tomado nota.

Próxima cita Azerbaiyán. Ojalá que Ferrari y Carlos estén cerca del podio, aunque será más difícil. También Alpine mejorará porque la semana en Mónaco ha sido para olvidar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here