Si preguntas a cualquier aficionado al fútbol cuál es el planteamiento que más se le atraganta al Real Madrid, la inmensa mayoría responderá que el de un equipo que espere atrás con un bloque bajo en defensa y que salga a la contra cuando robe. Por alguna razón táctica que no se pudo apreciar, Cervera decidió plantear su partido del modo que le resulta más cómodo al Madrid: bloque medio, sin una gran presión alta y sin la agresividad que debe regir un duelo entre el hoy líder y un equipo que lucha por no descender. Con esas facilidades, los de Zidane jugaron un partido cómodo, exageradamente cómodo, aunque no lograron crear peligro hasta que un penalti tan inoportuno como accidental dejó a los gaditanos sin argumentos. Era una de las pocas aproximaciones de peligro que había logrado hilvanar la delantera madridista. Odriozola, de cabeza, hizo el 2-0. Desde ese momento el partido dejó de existir, el Madrid sin pisar el acelerador marcó el 0-3 y la segunda parte quedó vista para sentencia.

ALINEACIÓN: (3-4-3). Courtois; Nacho, Varane, Militao: Marcelo, Casemiro, Blanco, Odriozola; Rodrygo, Benzema, Vinicius.

EL PLAN: Seguridad defensiva, llegar al área gaditana a base de control táctico y superioridad técnica en mediocampo, con bandas abiertas y creando superioridad en la medular con la aportación de Marcelo y Odriozola.

LO MEJOR: La aportación de Antonio Blanco en el doble pivote, dando tranquilidad con el balón, buen posicionamiento defensivo y agresividad en la defensa hacia adelante.

LO PEOR: Lo poquito (casi nada) que dieron en ataque los dos brasileños, Vinicius y Rodrygo.  

LA CLAVE: En un partido que dominaba el Madrid, pero sin peligro, un penalti justo y accidental dejó al Cádiz sin argumentos.

Uno a uno

Zidane: Las lesiones, el covid y dar descansos a futbolistas fundidos tiene más importancia a la hora de hacer un once que la propia identidad del partido. El técnico francés decidió jugar esta vez con tres centrales y acompañar a Casemiro con Antonio Blanco, un futbolista al que llevamos tiempo esperando y que firmó el mejor debut de un canterano en mucho tiempo. Zidane abrió a Vinicius a la banda izquierda y le dio el interior a Marcelo. En la derecha fue al contrario: Odriozola se pegó a la cal y Rodrygo atacó más por dentro, una asimetría que el Cádiz no entendió o no supo controlar. La comodidad del partido y del resultado le permitió dar minutos a Carvajal y admitir que Karim y Casemiro jugasen al trantrán en la segunda parte.

Courtois: Muy poco trabajo, con una nueva puerta a cero. Partido muy cómodo para el belga.

Nacho: Al eterno comodín le tocó jugar de central izquierdo en la línea de tres. Como últimamente, se mostró sobrio y seguro. Tapó a la perfección las continuas subidas de Marcelo y conectó con naturalidad con el mediocampo.

Varane: En su reaparición tras el covid, el Cádiz le regaló un partido sin presión, dejándole jugar a sus anchas. Cumplió sin brillo pero con seguridad.

Militao: Que haya jugado pocos minutos hacen de él el jugador más fresco y físico de la defensa. Rápido y rotundo en los cruces, dominante por alto, como Nacho y Varane.

Marcelo: El lateral brasileño, esta vez carrilero, solo aporta algo cuando el equipo está posicionado en campo contrario y él puede jugar libre en ataque y en el vértice del área rival. Eso le regaló Cervera con su planteamiento. Así que Marcelo pudo desocuparse de las labores defensivas y se aplicó al ataque y a dar peso a la circulación del balón.

Odriozola: Viniendo de donde venía, su partido como mínimo se puede clasificar de competitivo. Sin errores en defensa y con presencia en ataque, marcó el 2-0 de cabeza casi en el área pequeña, lo que habla de su espíritu ofensivo. Hasta el momento su presencia había sido un lastre; en esta oportunidad, aportó.

Casemiro: Le tocó hacer de Kroos y de Modric, es decir, canalizar el juego con balón en mediocampo. Encontró en Antonio Blanco un socio perfecto con quien asociarse en la distribución. Como siempre, su presencia defensiva se hizo notar, aunque esta vez no fuese muy exigido.

Antonio Blanco: La gran noticia. Un jugador muy esperado por muchos de los que vemos jugar al Madrid B. Su debut es el más esperanzador de un chico del filial desde hace mucho tiempo, no solo por lo que hizo sino por cómo lo hizo. Siempre bien posicionado, con un juego fácil que recuerda a Luis Milla, pero con mejor desplazamiento de balón que el catalán. A poco que Zizou le sepa modelar habrá venido para quedarse.

Vinicius: Corrió y trabajó muchísimo, pero con el balón volvió a estar muy desacertado. Comenzó muchas jugadas con ímpetu e intención de desbordar, pero siempre le sobra algo o le falla el último toque.

Benzema: El Cádiz le regaló un partido para lucirse y Karim no lo desaprovechó. Muchos toques muy lúcidos en mediocampo y un par de goles para luego, en la segunda parte, jugar a tocarla. Hay pocos delanteros que vean el fútbol con su inteligencia.

Rodrygo: Sobrado de clase y toque, a Rodrygo le sigue penalizando su físico y la cantidad de duelos individuales que pierde porque aún no tiene solidez física para pelear en según qué zonas. Dejó buenos toques, buenas ideas y buenos inicios de jugadas, pero también muchas pérdidas cada vez que un defensa le cuerpea.

Suplentes

Carvajal: Disputó minutos para ir cogiendo poco a poco ritmo de competición. Con 0-3 no se complicó la vida y se limitó a probarse sin exigirse ni en ataque ni en defensa.

Asensio: Desapercibido. Salió con el partido dormido y sin ritmo y se acomodó a él sin esforzarse y sin intentar cosas que no fuesen toques de seguridad.

Isco: Un poco como Asensio. Tal vez el no verse en el once inicial le enfrió las ganas. Apenas si tuvo presencia en el juego más allá de toques sin peligro.

Mariano: Absolutamente fuera de la dinámica del equipo. Acelerado y torpón, falló de forma calamitosa un 1×1 ante Ledesma, que por suerte para él era fuera de juego.

Miguel Gutiérrez: Debut muy esperado por muchos. Una de las perlas de la cantera, un lateral muy ofensivo, de buena técnica  y gran golpeo de balón, pero con muchas lagunas defensivas. Apenas si brilló, aunque se llevó un par de tarascadas importantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here