Conexión Vintage se emitió por primera vez el 19 de octubre de 2012 con un reportaje sobre la participación de la Selección en el Mundial de 1950. El programa fue consecuencia de la renovación que Teledeporte buscó tras los Juegos Olímpicos de Londres. “Fue idea de Ernest Riveras. Tras los Juegos, se crearon tres conexiones: motor, baloncesto y un programa sin nombre que era parecido a lo que yo hacía en espacios cortos en Estudio Estadio. Yo lo llamaba El Ojeador. Ernest me pidió que hiciera un formato de media hora y una vez a la semana. Acepté encantado”. Habla Paco Grande, presentador del programa y periodista de TVE desde 1988.

El nombre del programa generó divergencias. Grande propuso mantener el nombre de El Ojeador y Riveras, poco convencido, le dijo que hablaría con Carlos González, uno de los jefes de Barcelona. “Ellos me llamaron para decirme que se llamaría Conexión Vintage. A mí no me gustó el nombre, pero al final ha cuajado. Ahora sí me gusta porque le gusta a la gente. Es un formato que se ha hecho toda la vida: JJ Santos lo hizo en Telecinco y yo lo hice sin darme cuenta en Estudio Estadio en 1994…”.

“Una semana era muy poco espacio de tiempo para hacer un programa de calidad”

La periodicidad del programa ha variado desde su estreno. Empezó semanal, cambió a quincenal, luego fue mensual y ahora ha vuelto a ser quincenal. «Una semana era muy poco espacio de tiempo para hacer un programa de calidad. Ahora es cada 15 días porque los jefes están muy contentos. Aunque hacer uno al mes sería lo ideal”.

Hacer un programa basado en la exploración documental cada 15 días puede parecer complicado, pero Paco Grande se quita mérito: “No lo es si eres un poco espabilado. Este año empezamos a final de septiembre. En junio tenía listo uno que sabía que no se quedaría obsoleto. Julio es para las vacaciones y en agosto preparamos otro. Para emitir uno cada 15 días, debo trabajar con un mes de anticipación. Cuando llega el Dakar, que yo viajo, no podemos producir. Por tanto, sólo voy dos semanas por delante. Entonces sí me quito horas de sueño, porque si no lo hago es imposible. Puedo preparar un programa en 15 días, pero si lo hago con esa antelación no nos daría tiempo a emitir el siguiente”.  

Grande empezó como reportero a pie de campo en las retransmisiones de José Ángel de la Casa, aunque ahora ha cambiado la calle por la redacción. “Las aguas han entrado en su cauce y he terminado haciendo lo que me gusta, en lo que más puedo aportar y lo que mejor domino: hacer documentales. En 1991, Joaquín Sánchez me pidió que hiciera una historia entera de la Copa. Hice un programa de tres horas y eso ya era Conexión Vintage sin yo saberlo”.

El programa se nutre de fondos amplísimos. “RTVE tiene acceso a los archivos de la filmoteca, que es anterior al NO-DO y que alberga los cines anteriores a los años 30 y 40. Además, utilizamos los rodajes en cine de los servicios informativos de finales de los 50 y todos los programas que se han hecho en TVE desde 1956”.

Conexión Vintage se abastecía de cintas de vídeo, que han sido reemplazadas por los archivos del servidor. “Cuando empecé en 2012, tenía que pedir los archivos a través de un formulario en los informativos o en los servicios de documentación de Prado del Rey, en Barcelona, en los centros territoriales… Yo pedía cintas y solía juntar 30 o 40 por programa. Ahora que se han digitalizado, les pido signaturas a los documentalistas. Ellos hacen algunas llamadas y por la noche me llegan las imágenes a mi ordenador. Normalmente tardan dos semanas en digitalizar los archivos porque utilizan un quinetoscopio (aparato sirve para digitalizar las cintas). Ahora quizá un poco más porque el aparato sólo está en las oficinas y parte de la plantilla teletrabaja”.

“No quiero volver a contar a la historia, quiero hilvanar los documentos y que ellos la cuenten”

Aunque “la indexación de los fondos documentales es buenísima”, en algunas ocasiones no aparecen los archivos que se necesitan. “Eso pasa porque este archivo es amplísimo. Hay cosas que no están, pero no por dejadez o desidia. Hace 40 o 50 años, no había ese afán por guardarlo todo. Cuando voy a buscar las cosas y no están me pillo un cabreo tremendo. Pero luego dejas de pensar en eso y buscas una solución. Si a la gente se le pasa rápido el programa es buena señal, pero si a los diez minutos están dando vueltas en el sofá… No quiero volver a contar la historia, quiero hilvanar los documentos y que ellos la cuenten”.

La Selección ganó su primera Eurocopa en 1964. Aquel partido sólo se emitió en TVE y se perdió. Pero gracias a Conexión Vintage está ahora en los archivos de RTVE. “A raíz de una historia que hicimos sobre la Selección, nos percatamos de que nos faltaba y localizamos a una televisión alemana que tenía la transmisión completa. Se compró y está en nuestros fondos. La gente piensa que lo tenemos todo, pero no es así”.

Conexión Vintage no pasa desapercibido en las redes sociales. “La primera vez que fuimos trending topic fue cuando emitimos el programa de Fernando Martín. Preguntamos dónde estaba cada vez espectador cuándo él falleció. El 98% de los comentarios son favorables y las críticas normalmente están muy bien”.

Movistar+, que realiza contenidos semejantes a Conexión Vintage, recurre en ocasiones a los archivos de TVE para sus documentales. Así se comercializan las imágenes: “Hay un departamento de comercialización que está en Prado del Rey. Los que quieren imágenes van a ese departamento, les pasan la facturación y ellos pagan. Suelen ser 700, 800 o 900 euros el minuto”.

Los espectadores envían numerosas peticiones de temas al programa. “El último vintage que se emitió estuvo dedicado a la gimnasia rítmica porque una espectadora escribió al Defensor del Espectador. Ella había estado en los primeros Europeos de la historia en Madrid, en 1978, y quería volver a verlo. El Defensor se lo transmitió al jefe de deportes y él a mí. Actualmente hay un equilibrio entre lo que me gusta y lo que le interesa a la gente. No podemos atender todas las peticiones”.

«Muchos me decían que en unos años se me acabarían los temas, pero son más de 60 años de televisión»

El próximo programa versará sobre Enrique Porta, pichichi con el Granada en la temporada 71/72. “Ahora que el Granada está en Primera, todos oyen hablar de él, pero nadie ha visto sus goles. Por fortuna hemos conseguido todos los del año que fue pichichi. Él vendrá al estudio y lo acompañarán Pepe Navarro, excompañero suyo, y Ramón Ramos, un periodista que escribió un libro sobre aquellos años. Tras esta emisión, haremos un programa sobre Alfredo Megido (exjugador de Betis, Granada y Sporting)».

Grande aprovecha también para contarnos sus planes. «Quiero hacer programas sobre Asensi, Pirri, Amancio, Alfredo Evangelista… La lista de temas es interminable. Muchos me decían que en unos años se me acabarían, pero son más de 60 años de televisión”.

Mirando hacia atrás, hay cuatro programas que Grande destaca por encima del resto. «El que hicimos sobre Santi Herrero, motociclista que falleció en el circuito de la Isla de Man hace 50 años, el de Iríbar, el de Gárate y uno sobre los ocho deportes vascos, al hilo de la reconstrucción del frontón de Madrid».

Los protagonistas están “encantados de la vida” por volver al foco. “No sólo por eso, también porque muchas generaciones los conocerán. Por ejemplo, Porta verá por primera vez todos los goles con los que fue pichichi. Los deportistas se emocionan y piensan que es un sueño cuando ven las imágenes. Es un programa que remueve los sentimientos, para bien, y que despierta todo tipo de sensaciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here