El comienzo de la carrera fue un tanto sobresaltado. Viviendo en los tiempos que vivimos, algo normal. Pérez tuvo un cortocircuito que paró su coche a mitad de vuelta de formación. Consiguió salir una vuelta siguiente desde el pit lane, pero al lanzarse la salida vino el Safety Car con la salida de pista de Mazepin. El ruso solo ha hecho trompos en su llegada a la Fórmula 1.

En la salida, Hamilton no pudo atacar a Verstappen, pero sí lo hizo Leclerc con un débil Bottas aprovechándose de sus neumáticos blandos. Por el lado de los españoles, Carlos salió pésimamente y perdió dos posiciones. Una de ellas fue con un Fernando que empezó muy fuerte y que pronto se fue desvaneciendo con su Alpine. La otra la perdió con Stroll y en un segundo intento de adelantamiento, el canadiense le rompió parte de su alerón que limitó el ritmo del madrileño en carrera.

En la vuelta seis, Bottas adelantó a Leclerc y todo se empezó a comprimir en la zona media. Fernando fue quien removió esta zona de la parrilla en su intento en jugar un papel importante en la carrera con su parada en la vuelta 12. El asturiano hizo una parada antes de tiempo para hacer el undercut a todos y llegó a ser sexto virtual por unas vueltas. A Carlos le costó en las primeras vueltas porque llevar un Ferrari pesa psicológicamente. Mientras tanto, Pérez por detrás venía con su Red Bull a mil por hora remontando. La carrera de Alonso se terminó en la vuelta 34 con un problema de frenos. El balance de Alonso ha sido positivo, pero parece que los malos augurios del pasado han regresado.

Pérez hizo un auténtico carrerón desde el pit lane e inicio una remontada que vale su puesto en Red Bull. El mexicano demostró que sus mejores actuaciones vienen en la carrera. Fue remontando pasito a pasito con una bestia como el Red Bull al que no tiene puesto la medida. Finalmente terminó quinto tras adelantar a Leclerc. Los Ferrari han avanzado pero no están para mucho más que el cuarto o quinto puesto de la parrilla. Leclerc hizo buena carrera, pero su ritmo de carrera tiene muchas carencias. Esas debilidades las aprovechó Norris y Ricciardo para terminar quinto y séptimo respectivamente.

Lucha Verstappen-Hamiltone

Las últimas vueltas fueron de las más interesantes en los últimos años. Fue un combate de boxeo a los puntos. Hamilton fue más listo con un cambio de ruedas a duros en el que fue más rápido que el holandés. A falta de quince vueltas, Verstappen empezó a volar con los medios con un Hamilton con unas ruedas duras desgastadas. Mad Max adelantó a Hamilton por fuera de la pista a cuatro vueltas del final y tuvo que devolver la posición.

Aquí viene la polémica. Hamilton utilizó prácticamente en toda la carrera la parte exterior de la curva 4 para ganar tiempo. Sin embargo, los comisarios paralizaron la maniobra de Verstappen al adelantar al británico justo en esa misma posición. Verstappen se quejó de esas maniobras del campeón y lo pagó caro al final. La Fórmula 1 vuelve a tener chivatos y eso es síntoma de tensión real.

Hamilton se salvó porque después de devolver la posición Verstappen no tenía ni energía ni neumáticos para sobrepasar al Mercedes que se hizo ancho sin dejar opción al Red Bull. Max fue segundo y Bottas, tercero (casi como de costumbre).

Carlos terminó finalmente en octava posición y estuvo a punto de cazar a Ricciardo con una veinte vueltas de gran nivel que mejoraron las pobres del inicio. Le faltaron unas vueltas para hacer un séptimo, pero fueron el inicio del Carlos Sainz que espera Ferrari. A medida que avances las carreras, Carlos dejará el miedo, tomará el manejo del SF21 y estará cerca de las zonas de podio si el Ferrari también mejora sus prestaciones de carrera. El top-ten lo completaron el joven Tsunoda y Lance Stroll.

Hubo emoción, dos coches luchando por el triunfo y una zona media que puede ser muy interesante por su cercanía con los de arriba por parte de todos los equipos. No fue un domingo muy fructífero con Carlos Sainz y Fernando Alonso. Sin embargo, estamos al principio de una de las temporadas más interesantes de los últimos años. Próxima parada en dos semanas: Circuito de Ímola, GP de Emilia-Romagna.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here