Bilardo no es sólo célebre por sus anécdotas y su manera de vivir el fútbol, también por sus supersticiones. Aquí va una lista de 40 que cumplieron su papel en el Mundial de 1986, cuando Argentina salió campeona.

1.Siempre tenían que ir los mismos policías escotando el autobús, Jesús y tobías.

2. El autobús tenía que tardar siempre lo mismo hasta llegar al estadio.

3. Bilardo salía siempre al campo junto a Burruchaga, que era el último de la fila.

4. Bilardo le daba una palmada en el pecho a Burruchaga antes de salir al césped.

5. el técnico tenía que llegar corriendo al banco de suplentes para sentarse antes que el resto.

6. Antes del calentamiento, Los mismos periodistas, Tití Fernández y Ramenzoni, tenían que entrevistar a los mismos jugadores, Brown, Maradona, Batista y Giusti .

7. Tenía que sonar el teléfono público del vestuario antes de que entrara el equipo y cogerlo Brown.

8. Las maletas no se deshicieron durante toda la concentración. estaba prohibido colocar la ropa en los armarios.

9. siempre sonaban las mismas canciones durante el recorrido en autobús hasta el estadio: El Ojo del Tigre, Eclipse Total de Corazón, Gigante Chiquito y Rocky.

10. Los jugadores tenían que ocupar los mismos asientos del autobús. En la primera fila a la izquierda, se sentaban Bilardo y Pachamé, su ayudante. En la derecha, Batista y Pasculli.

11. Clausen compró una cámara y Olarticoechea tenía que entrevistar el día previo al partido a sus compañeros.

12. Pasculli y Maradona tenían que pegar carteles en las paredes de su cuarto el día previo a cada partido.

13. No existía la habitación 13.

14. Carlos Tapia tenía que afeitarse los días de partido, aunque no le hiciese falta.

15. Bilardo le pedía a Brown la pasta de dientes los días de partido.

16. Tapia no terminaba de afeitarse hasta que Pumpido no le pidiera la crema.

17. Maradona, después de ducharse y afeitarse los días de partido, tenía que encontrarse con Valdano.

18. El día antes del partido, para almorzar, comían un asado con carne que llegaba desde Argentina.

19. Bilardo y siete jugadores iban a una hamburguesería de un centro comercial de Ciudad de México el día antes de los partidos.

20. Bilardo llamaba a su mujer a las 17 horas los días previos a los partidos.

21. Héctor Enrique veía dibujos animados el día antes del partido.

22. Maradona decía “Hasta luegoooo” cuando se estaba subiendo al autobús.

23. El último en subirse al autobús tenía que ser Pachamé.

24. El botiquín debía ser bajado del autobús por Mariani, ayudante de bilardo.

25. Antes de subirse al autobús, los jugadores tenían que ver un helicóptero dando vueltas.

26. Camino del Azteca había un cementerio. Ahí tenía que reducir la velocidad el chófer.

27. Los jugadores no podían llegar al estadio antes de que terminaran las cuatro canciones enunciadas.

28. El último semáforo antes del Azteca tenía que estar siempre en el mismo color.

29. Olarticoechea, cuando sus compañeros estaban en fila para salir, tenía que volver al baño para orinar, aunque no tuviese ganas.

30. Tenían que entrar siempre en el mismo orden: Maradona primero y Burruchaga, el último.

31. El árbitro argentino Carlos Espósito tenía que sentarse detrás del banquillo.

32. Grondona siempre abandonaba el palco antes del final y se iba al vestuario. Allí lo esperaban Pascual, jefe de la delegación, y Echeverría, preparador físico.

33. Maradona no intercambiaba su pantalón con ningún rival.

34. Estaba prohibido comer pollo el día previo a un partido.

35. Los jugadores que se cortaron el pelo lo hicieron con el mismo peluquero, Un mexicano que peló a Bilardo.

36. El jefe de prensa, Washington Rivera, entraba al vestuario, saludaba a los jugadores con un insulto y se despedía con la misma palabrota.

37. Giusti enterraba un caramelo en el medio campo antes de empezar el partido.

38. Bilardo sólo dormía de 14:00 a 16:00.

39. Maradona dibujaba una figura en el suelo del vestuario con su camiseta, su pantalón, sus medias y sus botines. nadie podía pasar por encima.

40. Héctor Enrique le pedía a alguien que le alcanzara sus zapatillas, aunque estuviera cerca de ellas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here