Alpine ha revelado el nuevo A521, un coche que se parece al Renault que terminó la temporada en Abu Dhabi, aunque es cierto que presenta evoluciones de interés. La escudería francesa ha manifestado que su motor será mejor y más consistente que el año pasado, cuando registraron bastantes abandonos. Aunque tal vez lo más importante es que el nuevo bólido contará con un remozado y entusiasmado Fernando Alonso, que volverá a pilotar un Fórmula 1 después de tres años. El francés Ocón acompañará al asturiano y Daniil Kvyat será el piloto reserva.

El A521 posee un morro al estilo de Mercedes, estrecho, aunque parece un poco más puntiagudo y estilizado. Alpine sigue apostando por este concepto que probó Renault el año pasado y que tuvo buenos resultados. El nuevo monoplaza  tiene implantadas las llamadas “cucharas” inferiores —elementos situados debajo del morro— que usó Mercedes el año pasado, acoplándolas al alerón delantero para ganar carga aerodinámica en la delantera del monoplaza. Alpine, por reglamento, también ha modificado sus conductos de frenos y la suspensión delantera para ser un coche más estable en curva.

La zona media es la parte del bólido que presenta más importantes novedades. También los pontones son completamente nuevos y más amplios. En la parte anterior de los bargeboards —elementos laterales del monoplaza— se ha introducido un conducto para guiar el aire al estilo Mercedes. Además, el A521 tiene una entrada de aire en una parte superior a los radiadores y rediseñada para la nueva temporada. En cuanto a los deflectores que rellenan la zona media, el Alpine es un coche más limpio aerodinámicamente que el R.S.20.

La zona inferior a los pontones aparece mucho más excavada, tratando de crear un canal inferior entre el suelo y los radiadores, donde el aire de los canales de la zona media discurrirán hasta el difusor. Además, se aprecia una renovación de la suspensión trasera, que persigue el concepto de Red Bull y Mercedes, con unos brazos muy cortos que se apoyan sobre el subchasis de la caja de cambios. Esta situación parece ser uno de los secretos de la temporada para mejorar la eficiencia aerodinámica —que se reduce un 10% por reglamento— y en velocidad punta.

El alerón trasero no cambia considerablemente salvo que el A521 solo tendrá un pilar de agarre a la parte final del chasis y hay ciertas modificaciones en las terminaciones de los endplates —elementos laterales del alerón trasero—.

Alpine ha cambiado los tradicionales colores negro y amarillo de Renault en las últimas temporadas. El A521 apostará por los colores de la bandera francesa típicos de Alpine en todo el chasis con un azul eléctrico y moderno, junto con el símbolo de la marca en la zona del motor.

Buscar los podios de nuevo

Renault fue uno de los equipos, junto a AlphaTauri, que más recortaron distancias con Mercedes a lo largo de 2020. Tanto que acabó con tres podios en la segunda mitad de la temporada, dos por parte de Daniel Ricciardo y uno de Ocon. Las expectativas se sitúan por tanto en esa cabeza de la zona media y con aspiraciones de estar en el podio en algunas carreras. Según Pat Fry, director de chasis de Alpine F1, «el coche de este año es un desarrollo lógico a partir de 2020 en el que buscamos mejorar el rendimiento del año pasado».

Las evoluciones aerodinámicas y el nuevo motor son síntomas de cambio en la escudería francesa. Alpine ha mejorado su unidad de potencia en torno a los 20CV, lo que les permitirá ser el segundo mejor motor de la parrilla, por delante de Honda y Ferrari. Los galos tendrán que mejorar al máximo su motor de cara al cambio de reglamento en la congelación de los motores en 2022 si pretenden ser rápidos a largo plazo.

El factor Alonso

Fernando Alonso ha renovado la ilusión de la nueva escudería. La casa francesa sabe que su éxito en el pasado vino bajo las manos de Alonso. El asturiano sufrió un accidente en bici hace dias, pero eso no le ha quitado las ganas de volver a la parrilla. Vuelve a la Fórmula 1 siendo un piloto más experimentado tras sus periplos en el Mundial de Resistencia, el Dakar o las 500 Millas de Indianápolis.

La competitividad de Alonso es la que le ha hecho volver y Alpine necesita involucrarse en un proyecto ganador. La pelea con el resto no será nada fácil en una Fórmula 1 tan competida. Su experiencia será clave a la hora de evolucionar el coche en esta temporada y en la creación del nuevo monoplaza con el cambio de reglas de 2022.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here