El fútbol es un deporte-juego de aciertos y errores, aspectos que suelen ser los que dan cuerpo al resultado. Los equipos disponen de 90 minutos para proponer una idea y una forma de ganar. Simplificándolo mucho, el Real Madrid defiende bien —errores individuales aparte—, mueve bien la pelota en mediocampo —aunque sea de modo muy lento y horizontal—, pero no sabe atacar prácticamente ningún tipo de defensa.

ALINEACIÓN: Comenzó con un (4-4-2). Courtois; Lucas Vázquez, Varane, Ramos, Mendy; Casemiro, Kroos, Modric, Asensio; Hazard, Benzema.

EL PLAN: No queda muy claro qué quería buscar Zidane con ese 4-4-2 con Hazard y Karim en punta y con Asensio en banda izquierda, ya que a los 25 minutos volvió al 4-3-3 con el belga por la izquierda y el mallorquín en la derecha. 

LO MEJOR: El repunte rematador de Asensio, aunque no tuviese suerte.

LO PEOR: Los errores de Lucas que costaron dos goles.

LA CLAVE: Para el resultado es inevitable mirar a Lucas Vázquez. En cuanto al juego, al equipo le falta tanto trabajo táctico como calidad en algunas de sus piezas. La renovación de este equipo no pasa por mirar sólo a la plantilla.

Uno por uno

Zidane: Cambió la posición de Hazard (en punta) y mantuvo a Asensio en la izquierda, con lo que de inicio varió el dibujo a un 4-4-2. La novedad duró apenas 20 minutos: el belga no aparecía y cuando lo hacía se solapaba con Benzema. Además, se dejaba toda la banda derecha a Lucas Vázquez, que se las veía y se las deseaba para controlar a un Muniain muy acertado. El equipo volvió a tener muchas dificultades para superar la presión alta. Con un ritmo lento, una circulación del balón limpia, pero horizontal y siempre al pie, el equipo se ahogó en su nula activación del ataque. Añadamos una presión alta desorganizada, de la que los bilbaínos salían sin apenas problemas. Zidane volvió a su once titular y algunos jugadores dan muestras evidentes de cansancio. Otros, como Hazard, no justifican su participación. Sus cambios —Valverde y Vinicius— mejoraron al grupo y aceleraron el juego, pero se habían perdido 70 minutos y el marcador (2-0) era muy complicado de remontar. Sus decisiones técnicas, tácticas y de dirección de juego lastran a un equipo que necesita mucha ayuda desde el banquillo. Ver a Ramos jugar continuamente de delantero centro como opción ofensiva habla por sí solo.

Courtois: Tres paradas suyas mantuvieron al equipo con la posibilidad de remontar en el marcador. Vendido en los dos goles, uno de penalti, fue de lo mejor del Madrid en la semifinal.

Lucas Vázquez: En la primera media hora se las tuvo que ver con un acertado Muniain y con la obligación de controlar ofensiva y defensivamente toda la banda derecha. Trabajador y disciplinado, cometió dos errores en defensa que propiciaron los dos goles vascos. Le costó mucho avanzar ofensivamente por su banda; cuando lo hizo exageró el centro bombeado al área.

Varane: Como a todo el eje de la defensa blanca, le costó muchísimo interpretar la posición de Raúl Garcia y los movimientos de Iñaki Williams. Muy superado por la presión alta de los bilbaínos, no salió en la segunda parte por problemas físicos.

Ramos: Nunca supo leer bien los arrastres de Williams y la posición de Raúl García. Llevo las riendas de la salida en corto desde atrás, pero esta vez le faltó claridad para apoyarse en Kroos y Mendy, con lo que el juego blanco se ralentizó muchísimo. Lento en más de una ocasión para tapar a Mendy. Jugó muchos minutos muy arriba buscando el gol.

Mendy: El mejor del Madrid en la primera parte. El único con intención de buscar el 1×1. Sorprendentemente, estuvo muy acertado en el pase. Es evidente que su juego, posicionalmente anárquico, puede ser útil, pero la realidad es que desorganiza mucho la circulación del balón.

Casemiro: Raúl García atacó continuamente su espalda, buscando recibir en esa zona que el brasileño abandona para que sean Kroos y Modric quienes inicien el juego; de ahí vino su soledad en el primer gol. Desde ese momento el brasileño dudó en cada jugada a la hora de colocarse y ganar o no altura en las jugadas ofensivas. Contundente en sus acciones, en la segunda mitad un tackle suyo ante Williams evitó el gol.

Modric: La presión de los de Marcelino le ahogó, obligándole a tocar y arrastrar demasiado el balón, lo que ralentizó muchísimo la circulación del balón en mediocampo. En la primera media hora, con Hazard en punta, cayó mucho a banda derecha, lo que le separó de su socio natural (Kroos). Se le notó cansado y sin chispa. 

Kroos: El alemán es un jugador académico, por lo que necesita que el equipo haga ciertos movimientos para que él pueda dinamizar con sus pases el fútbol del equipo. Con sus desplazamientos largos y sus cambios de juego logró oxigenar la salida del balón. No obstante, si no hay desmarques de ruptura, su juego se horizontaliza demasiado.

Hazard: Lento, desacertado y sin chispa. Su presencia en el ataque no aporta nada al juego ofensivo. Su presencia en el once titular es un lastre.

Benzema: Es evidente que necesita descanso. Fundido físicamente, sin chispa y viviendo continuamente en fuera de juego, Zidane decidió sustituirle con un cambio sorprendente por el momento en que se hizo. Está siendo una de las víctimas de que no haya rotaciones.

Asensio: Jugó en ambas bandas y le faltó 1×1 y desborde. Sin embargo, fue el único que ofreció remate. Estrelló dos balones en los palos haciendo exhibición de una de sus cualidades, el golpeo a gol. Poco a poco está creciendo en confianza de cara a puerta. 

CAMBIOS:

Nacho: Jugó la segunda parte en sustitución de Varane. El desgaste en los primeros 45 minutos de Williams y Raúl García le permitió vivir más cómodo en defensa. 

Valverde: Aportó frescura física y dinamismo, pero no estuvo muy presente en la circulación del balón. Con Casemiro muy volcado y Ramos de nueve, su papel fue puramente defensivo. 

Vinicius: Salió para dinamizar el ataque, para encarar y buscar la línea, pero apenas tuvo protagonismo. Muy acelerado, se confundió en las dos últimas jugadas del partido, cuando el Madrid apelaba a la heroica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here