Sin saber cómo acabará el culebrón por la renovación de Sergio Ramos, es evidente que el Real Madrid necesitará hacer al menos una inversión importante para la posición de central, y más viendo lo poco que cree Zidane en Militao. En A LA CONTRA hemos hecho una lista con diez opciones. Todos ellos son jugadores fichables, por lo que no incluimos ni a Van Dijk, ni a Rúben Dias, ni a Di Light, centrales titulares en equipos como Liverpool, City o Juventus.

Conviene recordar que con los centrales hay que esperar hasta que cumplen 26 años para tener la seguridad de haber acertado. Con 17, Varane parecía que iba a ser uno de los mejores centrales de la historia; al final, siendo muy bueno, está lejos de las expectativas creadas en sus primeras temporadas. Entre los 20 y los 22 años, dado el poderío físico de los jugadores de hoy en día, es fácil ver a potenciales fenómenos y también es fácil equivocarse. Este sería el caso de Militao que, con 22 años, no domina la posición tal y como exige un equipo como el Real Madrid. En un gran central, el conocimiento del juego es básico y la experiencia suele ser clave.

Veteranos

Alaba: Suena mucho el nombre del austriaco. El jugador del Bayern es una opción de mercado —como lo fue en su momento Toni Kroos— porque llegaría libre de traspaso. Alaba es un lateral reconvertido a central que cumple con nota en el eje de la defensa. Llegaría al Madrid con 29 años, pero el Madrid daría un salto de calidad en más de una posición. Zurdo, de muy buen pie, con notable visión de juego y gran calidad técnica. Con él Zidane tendría un fantástico lateral izquierdo, su mejor posición, y donde superaría en prácticamente todas las acciones del juego al francés Mendy. Además podría ser una más que aceptable opción como relevo de Casemiro en mediocampo como medio centro defensivo, posición en la que juega en la selección austriaca. Como central y al ser veterano, daría empaque, calidad, visión defensiva y una muy buena distribución de la pelota desde la primera línea.

Skriniar: Con 25 años, el eslovaco es uno de los zagueros más dominantes defensivamente del fútbol europeo, tal y como demuestra en el Inter. Es un central que corrige bien, que mide bien los tiempos y que es agresivo pero no impetuoso Y, sobre todo, es pura técnica defensiva. En la salida del balón su conducción para dividir es notable y además maneja un rango de pase bastante amplio (y muy acertado) para iniciar él la jugada desde atrás. Tal vez su mayor pero es que lleva tiempo jugando de defensa derecho en una línea de tres centrales.

Milan Skriniar, en acción. CORDON PRESS

Jóvenes contrastados

Koundé: Con apenas 22 años, el sevillista ya es una de las joyas más cotizadas del mercado. Notable en todas las fases del juego, sobre todo en la defensiva. Buen manejo de balón, notable juego aéreo en ambas áreas, rápido, contundente, siempre muy concentrado y dotado de la fiabilidad del defensor; es decir, no comete errores. Muy maduro en su juego para su edad, tiene la cualidad de saber corregir por detrás de la línea defensiva en acciones de valor gol. Es posiblemente uno de los grandes centrales del futuro y ya una realidad en el presente.

Karim Benzema ya sabe lo que es tener como compañero de baile a Jules Kounde. CORDON PRESS

Upamecano: El central del Leipzig (22) destaca por su dominante capacidad con balón, tanto para sacarlo jugado, batir líneas con pases interiores, como para dividir a través de conducciones. En defensa, es literalmente un «armario empotrado» —90 kilos en 1,86 de estatura— pero con una agilidad y técnica impropia de sus dimensiones. Su lectura defensiva es muy mejorable cuando no tiene una marca clara o cuando el juego le lleva a movimientos fuera de su posición. Jugador de enormes virtudes, su principal defecto es su lectura defensiva. Es un jugador de grandes errores por exceso de confianza.

Pau Torres: El jugador del Villarreal (a punto de cumplir 24 años) es un central fundamentalmente organizador, destacando en todo lo relacionado con el balón. Buen manejo, buenas conducciones, un notable desplazamiento largo y una capacidad para entender el juego y dar ventajas con el pase. Buen defensor a campo abierto. Debe mejorar en su aportación en las áreas. No es un central dominante en el cuerpo a cuerpo ni en el juego aéreo pese a su 1,91. Le falta la contundencia y la agresividad de los centrales defensores. En el área rival apenas tiene peso.

Sven Botman: El central del Lille es una de las grandes esperanzas del fútbol holandés. Dicen que el Liverpool ha puesto ya sus ojos en él. Muy dominante en el juego aéreo en ambas áreas gracias a su 1,95. Es un central defensor. Zurdo, muy potente, que sabe utilizar su corpulencia para ganar duelos y con una más que notable velocidad. Su juego con balón supera el notable, sobre todo por sus desplazamientos en largo; sus diagonales, muy a lo Sergio Ramos, son de una calidad top. Con 20 años, tiene mucho espacio de mejora. Si evoluciona está llamado a ser uno de los grandes defensores europeos.

Sven Botman, por encima del resto. CORDON PRESS

Los menos mediáticos

Bastoni: Con 21 años y 1,90, el del Inter está brillando en la defensa de tres centrales de Conte. Zurdo, con calidad en la salida del balón, dominante en el juego aéreo en ambas áreas y una gran agresividad en la disputa. De todos es el que posiblemente necesite más trabajo por parte del entrenador, pero su potencial es muy alto y su año con Conte está siendo para él un master defensivo impagable. 

Konate: La pareja de Upamecano en el Leipzig es uno de los mejores centrales tapados de Europa. Un año más joven que el central de moda, Konate es un jugador sobrio y contundente, que casi no comete equivocaciones. Su 1,93 le dota de un gran juego aéreo. Muy rápido en carrera y en giros, lo que le permite tener ventaja en los duelos 1×1. Nagelsman dijo de él que era el central ideal para equipos grandes que presionan en mitad de la cancha por su velocidad para correr hacia su marco y recuperar la posición o ir al duelo.

Ibrahhima Konate haciendo de sombra de Marcus Rashford. CORDON PRESS

Fofana: El central francés, otro chico de 20 años, llegó al Leicester el año pasado procedente del Saint-Étienne. Futbolista fuerte, alto (1,90), contundente, de buen manejo del balón y un notable posicionamiento en las jugadas, que siempre le pillan bien perfilado (enorme virtud de la que se habla poco). La realidad es que sin hacer ruido se ha convertido en una de las sorpresas del Leicester. La mayor virtud del defensor francés es su toma de decisiones:no arriesga, lee bien las jugadas y no se permite florituras. 

La apuesta de riesgo

Badiashile: Con 19 años y 1,94 de estatura, el central del Mónaco es un talento absoluto pero aun sin pulir. Jugador de una fantástica relación con el balón, capaz de salir jugando tanto en largo como en corto, con un notable desplazamiento y gran visión de juego. Muchos de los problemas de su fútbol son producto de su edad. Le falta conocimiento del juego a la hora de tomar decisiones tanto ofensivas como defensivas. Gana duelos por el físico, pero necesita de una mejor elección de los tiempos a la hora de buscar el robo.

Badiashile, protegiendo la pelota. CORDON PRESS

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here