Match of the Day es el programa de resúmenes de los partidos de la Premier de la BBC. Se parece al Estudio Estadio que veíamos a mediados de los 80 o a los primeras temporadas de El Día Después. El programa arranca con el partido más interesante de la jornada y la elección no admite dudas si se juega un Liverpool-United. Excepto que el partido no tenga nada que contar, en cuyo caso acaba relegado. Así ocurrió el domingo, justo reflejo de un 0-0 que fue un auténtico empate a nada.

El Liverpool tiene tantas bajas en defensa que sus centrales fueron dos centrocampistas, Fabinho y Henderson. Pero no está ahí el mayor problema del campeón vigente, sino en una preocupante falta de frescura en ataque. Salah, Firmino y algo menos Mané no parecen ni la sombra de lo que fueron. Klopp fichó a Diogo Jota para compartir minutos con ellos y el portugués respondió con goles hasta su lesión. Con un centro del campo poco creativo hasta que Thiago cuaje y sin la inspiración de los atacantes, el gol se complica. 

El United es dinámico a la contra y sus jugadores son tiros en defensa. En el primer tiempo acumuló jugadores para defender y se encontró muy lejos del área local para atacar. En la segunda parte tuvieron las dos mejores ocasiones de gol, bien resultas por Alisson Becker. Si solo vas a marcar un gol en cuatro partidos, es necesario que tu portero mantenga la portería a cero. 

Esta mini crisis del Liverpool ha dejado líder al United, segundo al Leicester y tercero al City, que, como si se tratase de vasos comunicantes, ha intercambiado el momento de forma con el Liverpool. Todos ellos y el Tottenham de Mourinho tienen derecho a sentirse candidatos al título. 

El Chelsea no termina de volver a su buen momento. Venció en su derbi ante el Fulham (0-1) tras un remate de Mount que bien podría haber firmado Lampard y fue favorecido por una expulsión al borde del descanso. Mount es el primer nombre en la alineación de los blues. Trabaja en el centro del campo, es creativo y tiene llegada. No sería prudente compararle con su entrenador, pero tiene cosas que recuerdan a él. 

El último derbi de la jornada fue el primero en jugarse y resultó el más entretenido. El West Brom se impuso 2-3 al Wolves en un partido en el que ambos fueron ganando. Los errores defensivos (2 penaltis) condenaron al equipo local y alimentan las esperanzas de salvación de los visitantes. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here