Tras el gran fracaso de la temporada 2018-19, el Real Madrid hizo en verano un tremendo desembolso de más de 300 millones de euros en fichajes. Militao y Mendy llegaron para afianzar a una defensa que hacía agua, se fichó a Hazard como gran estrella y a él se le sumaron Jovic y Rodrygo para paliar el gran problema del equipo, la falta de gol. Junto a ellos estaban Vinicius, Mariano y Brahim, jugadores que habían llegado el verano anterior para potenciar el ataque tras la salida de Cristiano Ronaldo.

Actualmente, y después de un curso 19-20 que ha sido complejo deportiva y extradeportivamente, nos encontramos ante una situación inesperada: Zidane está utilizando a Lucas Vázquez y Asensio como soluciones cuando su rol parecía otro al comienzo de la temporada. Todo parte de la ausencia de Hazard, que sigue sin comparecer por culpa de las lesiones. Año y medio después, el entrenador no ha podido crear todavía una estructura ofensiva con el belga de protagonista, ni siquiera complementar la actual con su talento.

Con Benzema exprimido al máximo, la pobre aportación de Vinicius y Rodrygo (comparsas más o menos útiles) ha dejado una puerta abierta por la que se ha colado un Lucas Vázquez. El gallego se ha vuelto importante por méritos propios y a él se le ha sumando en los últimos partidos Marco Asensio, con el que muchos ya habíamos perdido la esperanza.

Tanto Asensio como Lucas tienen una virtud: resuelven con respuestas sencillas determinados contextos de dificultad que se le presentan al equipo. Dos extremos en banda natural capaces de tirar centros al área han sido suficiente para dotar al equipo de una llegada que no tenía.

El problema surge cuando medimos la calidad y el equipo se compara con Bayern, Liverpool o PSG. Es ahí cuando la realidad se muestra implacable. Un Madrid de mínimos—el que ganó la Liga el año pasado— no puede competir en Europa competir con los más grandes. Incluso en el presente campeonato está teniendo dificultades. Es como si el equipo no tuviera más recorrido a pleno rendimiento y máxima concentración que los once partidos que disputó la pasada temporada tras el confinamiento.

Lo que hay que preguntarse es si para construir la identidad de un equipo que aspira a todo Lucas y Asensio no reducen mucho el techo competitivo. Planteado de otra manera: ¿deben ser discurso o recurso? Tanto Lucas como un buen Asensio funcionan como revulsivos, nada que objetar en eso, pero a partir de ahí…

Asensio aún no ha demostrado ser un jugador consistente. Su carrera arrancó de forma muy brillante, pero no ha cumplido las expectativas. Hasta su lesión, sus temporadas no habían pasado de normalitas, con más acciones deslumbrantes que partidos notables. Marco es un jugador de calidad con un tremendo disparo a gol que luce mucho en los highlights de los partidos. Sin embargo, no ha sido nunca sólido en su juego. A punto de cumplir 25 años, hay muchísimas dudas sobre cuál es su mejor posición sobre el campo. Sorprendentemente su renacer llega desde el extremo izquierdo, donde su papel se simplifica al de asistente.

Lucas es lo que es. Y este es su tope. Es un jugador interesantísimo para conformar una plantilla, trabajador, de un gran despliegue físico, muy disciplinado y con más calidad de la que muchos le reconocen, capaz de jugar en varias posiciones y notable su aportación como lateral. Cumple muy bien con su función y lo hemos visto muchas veces: insistente, vertical, incisivo… Pero no es un jugador que resuelva un partido.

Este año sin fichajes y con Hazard tomándole el relevo a Bale en la enfermería como eterno lesionado, Asensio y Lucas Vázquez pueden y deben ser protagonistas… No obstante, no deberíamos olvidar que el Madrid ganó tres Champions con la bandera de la BBC. Y que el Liverpool amenaza con Salah, Mané, Firminio; el PSG con Neymar, Mbappe, Di Maria; la Juve con Cristiano, Morata, Chiesa; el City con Sterling, De Bruyne, Gabriela Jesus; el Bayern con Lewandosky, Sane, Muller.

Con ese panorama, no sé si Asensio, Karim, Lucas dan para ser muy optimistas…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here