Para Juanma Trueba, el gran problema del Real Madrid es su carencia de gol, algo que no solo no es discutible, sino que es evidente. Sin un ataque de calidad, y a la espera de las mejores versiones de Hazard, Asensio y Jovic (Vinicius y Rodrygo, por su edad, necesitarán más tiempo), la solución pasa por potenciar táctica y técnicamente otra línea del equipo: el mediocampo.

Hay quienes piensan que Zidane ganó tres Champions y una Liga apoyándose en la BBC —Bale, Benzema, Cristiano—, con el portugués como martillo pilón. Hay otros que pensamos que fue su centro del campo—Casemiro, Kroos y Modric— la base sobre la que se asentaron esas victorias, sin olvidar a la pareja de centrales en el eje de la defensa y sin menospreciar los goles de Cristiano.

Sin embargo, a la BBC se le cayó muchas veces una letra por las largas lesiones de Bale y porque el equipo se acomodaba mejor en el campo con cuatro centrocampistas. De hecho, en dos de las tres finales, Isco se sumó a la ecuación para componer sobre el campo un 4-4-2, lo que demuestra que fue el peso del juego en el mediocampo lo que asentó los pilares de esos éxitos.

Han pasado cinco temporadas desde la primera de esas tres Champions y a ese mediocampo le empieza a faltar motor. Más aún cuando la evolución del fútbol en las tres últimas temporadas ha impuesto el ritmo alto y la presión incansable, con Bayern y Liverpool como claros ejemplos.

A Zidane le está costando asumir ese cambio porque implica sustituir a uno de sus titularísimos —Casemiro, Kroos o Modric— por un nuevo modelo de jugador.

Valverde podría ser ese tipo de futbolista moderno que iniciara el cambio. El uruguayo es un jugador incansable en el esfuerzo, intenso, con gran zancada y con llegada al gol. Además posee una apreciable calidad en la distribución del balón.

No obstante, visto lo visto este año, al Pajarito se le tiene que sumar alguien más de refresco. Y las miradas apuntan a Odegaard. El noruego destacó el año pasado como volante derecho, era el jugador que iniciaba y daba sentido a los ataques de la Real. Zidane no le ve en esa posición, tal vez porque es la misma en la que se desenvuelven tanto Modric como Valverde. El caso es que Odegaard no traslada las mismas sensaciones positivas desde la mediapunta.

En términos generales, se hace muy difícil de entender la gestión que Zidane hace de sus centrocampistas. Vamos a repasar cada caso.

Casemiro: Para Zidane siempre ha sido insustituible en su 4-3-3, tanto que ha preferido reforzar otras posiciones antes que tocar la suya, lo que le ha dejado como el único mediocentro posicional puro de la plantilla. Hasta dar positivo por Covid-19  lo había  jugado todo. Su bajo rendimiento ha hecho que la opción de Kroos-Modric en el doble pivote tome cuerpo otra vez. Su fútbol se ha estancado. Es un jugador que solo tiene influencia en el juego defensivo y que se tiene que alejar de la salida del balón para no ensuciar el inicio del juego, algo que llama la bastante atención, sobre todo si pensamos en los mediocentros que han jugado en el Madrid, de Schuster a Xabi Alonso pasando por Redondo.

Kroos: El mejor volante organizador del fútbol europeo. Su juego de toque, su capacidad para oxigenar jugadas y dar sentido al fútbol en medio campo es única. Con 30 años, parece el único de los tres veteranos adaptable a cualquier sistema, posición o estilo de juego. Su gran debe es su balance defensivo, lo que le impide jugar como único mediocentro posicional.

Modric: En su cabeza y en sus botas hay un crack mundial, pero sus piernas y sus pulmones ya no le acompañan. El croata, de 35 años, sigue dando lecciones como centrocampista, el problema es que en este fútbol de domingo-miércoles-domingo, Modric ya no llega más allá del minuto 60. Todo apunta a que en un nuevo Madrid de juego más dinámico, veloz y presionante, ya no tiene cabida, al menos no como titular. Entretanto, Odegaard deja de jugar minutos imprescindibles para ir ganando jerarquía en el juego del equipo.

Valverde: Simboliza al nuevo jugador que se está imponiendo en el fútbol europeo. Su final de temporada el curso pasado nos dejó algunas dudas, pero su comienzo de temporada ha vuelto a confirmar el jugador que es. El año pasado Zidane lo movió demasiado de posición; jugó tanto de interior en ambas bandas como de sustituto de Casemiro y hasta de falso extremo derecho en el partido ante el Atleti. No hay en la plantilla un jugador de su dinamismo, fuerza y trabajo, dado que el entrenador fue incapaz de ver lo que Marcos Llorente podía dar como volante.

Odegaard: Su temporada en la Real le hizo ganarse la vuelta al club blanco, pero llegar con molestias en una rodilla y con una lesión muscular, sumado todo al sistema de rotaciones de Zidane y a su manejo de los jóvenes, le han frenado de forma preocupante. No se sabe si es una decisión táctica o un intento de combinar jugadores, el caso es que el mejor volante derecho del año pasado en el Madrid solo ha jugado como media punta, posición en la que aún no se le ha visto brillar y en la que en muchos momentos parece no encontrase cómodo al jugar de espaldas a la portería contraria.

Isco: Su juego ya no le avala para ser titular y en sus últimas apariciones no funciona como revulsivo, papel que desempeñó en cursos pasados y que le convirtió en el jugador número 12. Lento y muy lejos de aquel futbolista de acciones geniales, este nuevo fútbol de gran despliegue físico cada vez le coloca más en una posición residual en la plantilla.

Seamos claros. Zidane dispone, posiblemente, de la peor delantera a nivel de talento individual desde que Florentino Pérez volvió al club en 2009. De modo que pra ganar los partidos tiene que controlar el juego. Y eso se hace en el mediocampo. Si este Madrid quiere algo más que sobrevivir este año, no puede tampoco refugiarse en una defensa que no da confianza y donde los suplentes del cuarteto titular dejan tantísimas dudas. Si el equipo afianza su potencial en medio, la única línea que ha recibido “sangre” nueva (Odegaard), y desde ahí Zidane crea un plan, todavía es posible que los blancos salven la temporada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here