Llevo defendiendo desde hace años que Raúl de Tomás hubiera tenido más sentido en la plantilla del Real Madrid que Mariano y/o Jovic. Además, hubiera sido una opción mucho más barata. Recién cumplidos los 26 años, se encuentra en su momento de madurez. Como delantero del Espanyol, sus ocho goles en 13 partidos le convierten en el máximo goleador de Segunda junto al eterno Rubén Castro. 

RDT no sólo es un futbolista con mucho gol. Hay muy pocos delanteros en la Liga con sus recursos técnicos, su lectura táctica y su autosuficiencia con el balón. Esa capacidad para moverse lejos del área rival, muy parecida a la que tiene Benzema, le permite aparecer continuamente entre líneas viniendo al apoyo, recibiendo de espaldas en cualquiera de los tres carriles, y con la suficiente calidad e inteligencia —técnica, física y táctica— como para conducir o descargar a banda y dar pausa o velocidad a la jugada. Cuenta también con un regate que no poseen muchos arietes y que le coloca en disposición de chutar a puerta con continuidad. En definitiva: no entiendo qué hace jugando en segunda división.. 

Es verdad que, tras su paso por el Benfica, quedó la duda de su capacidad para ser importante en un club grande. Se instaló la sospecha de que Raúl de Tomás es uno de esos futbolistas que necesitan sentirse importantes y cuyo rendimiento depende en demasía de su rol en la plantilla. De ser cierto, tendría problemas con Zidane, para el que Benzema es inamovible, hecho que han sufrido en sus carnes Mariano, Jovic o el mismísimo Morata, otro jugador que necesita de muchísima confianza para rendir.

Es difícil saber cuál habría sido su rendimiento en el Real Madrid, pero lo que me resulta imposible de entender es que ningún equipo con aspiraciones europeas —Sevilla, Atleti, Betis, Getafe o Granada— haya puesto sus ojos en él. Resulta aún más incomprensible viendo a Braithwaite en el Barca, a En-Nesyri en el Sevilla o a Molina, con 38 años, en el Granada (junto a Soldado, de 35). No olvidemos tampoco que Diego Costa y Luis Suárez, arietes atléticos, tienen 32 y 33 años. No creo que la ficha de Raúl de Tomás le convierta en un jugador intocable así que sólo me queda pensar que hay muchos ojeados con problemas de vista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here