El estadio de La Cartuja acoge el encuentro de la última jornada de la Liga de las Naciones entre España y Alemania. La Selección vuelve a la ciudad que fue su casa durante once años (1982-1993), el tiempo que disputó sus encuentros oficiales en Sevilla alternando el Benito Villamarín y el Sánchez Pizjuán. Es la quinta ocasión en la que el combinado nacional juega en La Cartuja y el undécimo partido que se disputa en el estadio. El último lo disputó la Selección femenina el pasado 23 de octubre frente a la República Checa (4-0).

El recinto fue inaugurado el 5 de mayo de 1999 con un encuentro amistoso que enfrentó a España y Croacia (3-1). Asistieron los Reyes y dos viejos conocidos de las aficiones sevillanas, Suker y Jarni. Ambos militaban en el Madrid y participaron en la jugada del primer gol que se marcó en el estadio. Cañizares repelió un disparo de Jarni y Suker anotó en el rechace. El seleccionador nacional, Luis Enrique, también estuvo en la inauguración y no debe haber olvidado aquel día: se hizo un corte en la nariz y se temió por una nueva fractura. El once de aquella tarde lo formaron Cañizares; Míchel Salgado, Hierro, Marcelino Elena, Aranzábal; Guardiola, Engonga, Luis Enrique, Etxeberría; Dani García Lara y Urzáiz. Ese mismo año se celebró allí el Mundial de atletismo, motivo por el que fue construido el estadio.

Aquel equipo estaba dirigido por José Antonio Camacho, que también estuvo presente en el último partido que la Selección disputó en La Cartuja. Fue antes de la Eurocopa de 2012, en uno de los amistosos de preparación. España se enfrentó a China (1-0) y Camacho era el técnico de los asiáticos. Casillas; Arbeloa, Ramos, Albiol, Jordi Alba; Busquets, Xabi Alonso, Xavi; Cazorla, Negredo y Silva fueron los once titulares. Aquel día se vieron los primeros detalles de la gran conexión que mantendrían Iniesta y Silva durante el torneo.

El resto de los encuentros de la Selección allí han sido frente a Argentina (0-2) el 17 de noviembre de 1999 y contra Holanda (1-2), el 15 de noviembre del 2000. Ambos amistosos. La selección andaluza también ha pasado por allí: se enfrentó a Túnez el 27 de diciembre del 2001 (3-3) y al equipo de La Paz el 27 de diciembre de 2006 (3-1). El Betis jugó allí en 2008, pero a eso regresaremos luego.

Luis Enrique, intervenido tras su percance en la nariz. CORDON PRESS

La Sociedad Estadio Olímpico de Sevilla S.A. es la encargada de gestionar el recinto y así están divididas las acciones: la Junta de Andalucía tiene el 40%, el Gobierno de España el 25%, el Ayuntamiento de Sevilla el 19%, la Diputación el 13% y el Betis y Sevilla un 1’5% cada club. La idea era utilizar el estadio en las candidaturas olímpicas para las que se postuló Sevilla en 2004 y 2008; Atenas y Pekín fueron las elegidas. Se quiso intentar de nuevo en 2012, aunque en esta ocasión fue Madrid la candidatura española.

La Junta de Andalucía intentó que el Betis y el Sevilla compartieran ese estadio y abandonaran los suyos, al estilo de San Siro. Pero Sevilla no es Milán. Aunque Javier Imbroda, consejero de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, lo haya ofrecido de nuevo en la presentación del encuentro. “Tanto el Betis como el Sevilla forman parte del consejo de administración con una participación testimonial. El estadio está abierto para que tanto Betis como Sevilla se planteen lo que se quieran plantear. Disputar aquí algún partido, disfrutar de estas instalaciones…”.  

No han querido mudarse, aunque han recurrido a La Cartuja en situaciones de emergencia. Eso fue lo que hizo el Betis en la temporada 2007/2008. Un aficionado arrojó una botella desde la grada del Benito Villamarín e impactó en Armando, portero del Athletic. El encuentro, al que le restaban 19 minutos (1-2), lo dieron por finalizado. En principio, la sanción era de dos partidos, pero acabó reduciéndose a uno. Por tanto, los verdiblancos se enfrentaron al Valladolid (1-1) el 7 de mayo de 2008 en La Cartuja. Aquella fue la única ocasión en la que jugaron allí. Cuando realizaron la obra del gol sur en 2017, no se mudaron.

El estadio de La Cartuja reconvertido a pista de tenis para albergar la final de la Copa Davis en 2004. CORDON PRESS

El estadio está reformado y acogerá la final de Copa del Rey hasta 2023. La Cartuja ya albergó las finales de 1999, la del gol «realmente increíble» de Mendieta al Atlético de Madrid (0-3), y 2001, entre Celta y Zaragoza (1-3). Los equipos europeos también han desfilado por allí: el Oporto venció al Celtic (3-2) en la final de la UEFA de 2003. Mourinho era el entrenador de los lusos, que lograron el triplete aquel año. Aunque están cerradas las finales de Copa, no se descartan otros eventos como anunció Imbroda: “Queremos que el España-Alemania en La Cartuja sea el comienzo de algo definitivo. Que haya finales de Copa del Rey, de Europa League o de Champions. ¿Y por qué no partidos de un Mundial?”.

El mal estado de la cubierta provocó su cierre en diciembre de 2018 y ahora La Cartuja reabre sus puertas. El recinto ha sido utilizado fundamentalmente para eventos como conciertos y partidos de tenis. Luis Miguel ha sido el primero y el último en cantar allí, ya que el coronavirus impidió que volvieran los conciertos tras el arreglo de la cubierta. Antes de todo eso, España también ha ganado ahí jugando al tenis. Fue en las finales de Copa Davis de 2004 y 2011, frente a Estados Unidos (3-2) y Argentina (3-1).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here