Es posible que viésemos en La Cartuja el mejor partido de La Roja desde que ganó su última Eurocopa. Lo hizo con un equipo y con una idea similar con la que empató ante Suiza. A veces parece que nadie se da cuenta de que un proyecto es eso: asumir que para tener certezas primero hay que tener dudas.

ALINEACIÓN: (4-3-3) Unai Simón; Sergi Roberto, Ramos, Pau Torres, Gayá; Koke, Rodri, Canales; Olmo, Morata, Ferrán.

EL PLAN: La idea fue la misma que ante Suiza: juego dinámico, circulación rápida del balón, búsqueda de la profundidad y control del juego desde la posesión. La diferencia es que esta vez salió bien.

LO MEJOR: A nivel individual, el partido de Ferrán Torres, cada día más asentado y protagonista en el juego. En lo colectivo, lo bien que España ejecutó las dos transiciones, lo que desarmó el juego de los alemanes.

LO PEOR: Las lesiones musculares de Canales y Ramos.

LA CLAVE: La facilidad con la que se llegó a posiciones de remate y, por supuesto, el acierto que tantas otras veces le ha faltado.

Valoración individual

Luis Enrique: El entrenador español tiene claro lo que busca y con quiénes lo puede encontrar. España, sin ser una potencia como hace años, sí es un equipo con individualidades de un gran talento, la mayoría jóvenes con un brillante futuro. Ahora sólo falta que maduren un poco y que el sistema potencie sus condiciones. Luis Enrique ha dado con un sistema y una idea que parece perfecta para estos nuevos futbolistas. Pero ojo, hay que tener paciencia para no destruir algo antes de haberlo construido.

Unai Simón: Volvió a ser el titular. Sin trabajo, se limitó a ser un apoyo constante en la salida de la pelota, en las que demostró buenas maneras y tranquilidad.

Sergi Roberto: Jugó como un falso lateral, entrando mucho por dentro y apoyando siempre al mediocampo. Solvente con el balón e inteligente al no robar espacio a un Ferrán Torres en estado de gracia.

Sergio Ramos: Hasta que se lesionó, su partido era el de un jugador de jerarquía. Sólido en defensa, muy concentrado en los movimientos de los tres atacantes alemanes y dándole como siempre calidad a la salida del juego.

Pau Torres: Volvió a mostrarse como un jugador de tronío. Calidad con el balón, inteligencia en los movimientos y una notable colocación defensiva. Un central que, si no se tuerce, va a marcar una época.

Gayà: El valenciano está de dulce.  Perfectamente asentado en el lateral, supo entender lo que necesitaba el juego en cada momento. Rápido y muy seguro con el balón, también se mostró serio en defensa.

Rodri: Si Ferrán hizo los goles, Rodri dominó el partido. El del City dio una lección de lo que es un mediocentro moderno, seguro en defensa y jerárquico con el balón. Con él en el eje, el equipo juega a otro ritmo y la pelota corre a otra velocidad.

Koke: Hizo un partido de futbolista veterano. Interpretó perfectamente cada momento. Hizo un fútbol sencillo que muchas veces es el más difícil de hacer. Partidazo.

Canales: Lesionado en el minuto 12. Sustituido por Fabián. Apenas si pudo participar.

Ferrán: Si Rodri puso el rumbo, Ferrán puso la velocidad y el desborde, a lo que sumó una demoledora llegada a puerta. El extremo firmó uno de esos partidos que cambian la carrera de un futbolista. La evolución que está teniendo para pisar zonas de remate con la misma naturalidad con la que juega en banda le puede convertir en top mundial.

Morata: Con confianza y poderosísimo físicamente, Morata repitió un partido más que notable. Fino recibiendo de espaldas y contundente en el área, pasa por uno de los mejores momentos de su carrera.

Dani Olmo: El comodín del equipo. Trabajo, calidad, desborde y un enorme desgaste físico. Puede que Olmo sea hoy el jugador más moderno de esta Selección. Infatigable en la presión y siempre apuntando al gol.

CAMBIOS:

Fabián: Entró por Canales en el minuto 12 y cumplió como el que más.  España tiene seis o siete centrocampistas de absoluta élite. Inteligente con el balón y potente en las conducciones, un lujo de futbolista.

Eric García: Entró por Ramos en el minuto 42. Volvió a demostrar que con el balón hoy es uno de los centrales más dotados de Europa. Con Alemania perdida no sufrió en defensa, su talón de Aquiles.

Gerard Moreno: Entró por Morata en el minuto 72. El partido ya era una fiesta para España. Buscó el gol, que es lo suyo.

Oyarzabal: Entró por Ferrán en el 72 y le dio tiempo a hacer su golito.

Asensio: Entró por Olmo en el minuto 72. Dejó un par de buenas asociaciones para mantener la posesión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here