Antes de explorar todos los contenidos del ejercicio físico que nos va a mejorar la salud y el bienestar, hay que saber qué se entiende por hacer ejercicio. Se trata de cualquier movimiento voluntario realizado por los músculos que tiene un gasto extra de energía, ademas de la que nuestro cuerpo consume habitualmente. Esa es la definición. Y quede claro que ese gasto extra es lo que diferencia el ejercicio físico de la actividad física, que es mas liviana.

Sabemos que lo poco estimula y lo mucho inhibe. Así que gestionar la intensidad del ejercicio será la clave para asimilar las tareas físicas que nos impongamos cada día.

El GPS que nos guiará en la dirección correcta será nuestra frecuencia cardiaca. En este sentido, debemos hacer una simple operación aritmética. Primero, para conocer la frecuencia cardiaca máxima de cada uno y, posteriormente, para averiguar qué porcentaje será el idóneo para que los estímulos que emanan del sistema nervioso central no se conviertan en insuficientes o no sean aconsejables.

Y ahora, las operaciones. A 220 hay que restarle la edad de cada uno. El resultado nos indicará la frecuencia cardiaca máxima del individuo. Lo que nos señala la Fisiología del ejercicio es que tenemos que intentar mantenernos durante la práctica física entre el 70 y el 85% de la frecuencia cardiaca máxima para que el ejercicio sea moderado y saludable.

Pongamos un ejemplo. Pedro tiene 60 años. Su frecuencia cardiaca máxima es 160 pulsaciones por minuto. Si aplicanos el tanto por ciento que la Fisiología nos propone nos salen dos cifras: 112 y 136 pulsaciones por minuto. Esos son los umbrales que debemos respetar para que nuestro motor (corazón) nos lleve sin sobresaltos a la velocidad indicada para llegar a la meta. Lo más importante no será alcanzarla sino elegir bien el camino que nos llevara a conseguirlo.

Esa meta es la salud.

Una vez que conocemos a qué revoluciones debemos ejercitarnos, ya estamos listos para averiguar qué tenemos que hacer y qué funciones son prioritarias para mejorar nuestro estado físico. Para entendernos: los contenidos. La Capacidad Aeróbica y La Fuerza son las dos capacidades condicionales más importantes a desarrollar por el ser humano a cualquier edad. No podemos evitar cumplir años, pero sí podemos reducir el efecto negativo del paso del tiempo.

El ejercicio físico nos ayudara a conseguirlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here