A este Madrid le sobra fútbol y talento —pero gol no— para ser competitivo en los torneos nacionales. Pero ojo, ser competitivo no es igual que ser favorito. Además, la Champions es otra cosa. Han bastado dos partidos ante los dos equipos supuestamente más flojos de su grupo —que no cenicientas— para poner las cosas en su sitio.  Zidane tiene trabajo. Para bien o para mal, esta es la plantilla con la que debe encarar el curso y al grupo le faltan muchas cosas y una es fundamental: gol.

ALINEACIÓN: (4-3-3) Courtois; Lucas Vázquez, Varane, Ramos, Mendy; Valverde, Casemiro, Kroos; Asensio, Benzema , Vinicius.  

EL PLAN: Parecía que Zidane buscaba repetir el partido del Camp Non, o sea: seriedad atrás y buen manejo en mediocampo. Sin embargo, los errores defensivos y los fallos ante la puerta rival fueron deshojando al equipo. 

LO MEJOR: El equipo jugó bien, pero si hay algo que destacar es su reacción ante la posible derrota. Eso sí, con un plan muy primario.

LO PEOR: Esta vez van de la mano su negación ante el gol y su poca fiabilidad defensiva. 

LA CLAVE: Los fallos atrás y el conocido problema ante el gol hicieron que un partido bastante bien jugado estuviese muy cerca de acabar en derrota. El fútbol penaliza a quien domina el centro pero falla en las áreas. 

Uno por uno

Zidane: Como ante el Barça,  Zizou se dejó de probaturas y puso sobre el verde el once más lógico y más en forma. El equipo jugó bien aunque se vio arrastrado por muchos errores individuales en defensa y por la incapacidad de sus delanteros para hacer gol. Al equipo le faltó acierto en el remate, mal que arrastra desde la salida de Cristiano. También careció de fluidez en ataque. Hasta que Hazard sume, nombres como Jovic o Mariano deberían tener más de protagonismo, porque ni Vinicius ni Rodrygo ni Asensio han aportado soluciones al problema del gol.

Courtois: Vendido en los goles. Con 2-0, y en un mano a mano, salvó al equipo de lo que habría sido un 3-0 inapelable. Está en un gran estado de forma.

Lucas Vázquez: Cumplió en defensa y se desdobló bien en ataque, pero falló posicionalmente en el 1-0 dejándose ganar la espalda. Si va a ser lateral más partidos deberá ajustar mejor esos movimientos defensivos. 

Varane: No pasa por su mejor momento de forma. Cometió varios errores impropios de un jugador de su nivel, errores de los que cuestan puntos. Zidane debería dar más minutos a Militao mientras Varane se pone las pilas.

Ramos: El posicionamiento tan adelantado de Mendy en muchas jugadas y el juego veloz de contragolpe alemán mostraron a un Ramos más dubitativo que en otras ocasiones. Jugó con autoridad el balón pero no fue el Ramos imperial de otras noches. Al final jugó como 9, buscando rematar los muchos centros al área que lanzó el Madrid. 

Mendy: Hoy su anarquía posicional restó más que sumó. Descolocado en defensa. Por momentos parecía jugar en ataque un partido aparte. Nunca mezcló bien con Vinicius.

Casemiro: Físicamente no está al nivel que necesita su juego y se le nota muchísimo en acciones en las que no llega. Los alemanes con sus contras a toda pastilla le descubrieron en más de una ocasión lento y mal posicionado. Eso sí, fue clave en los dos goles del equipo. El brasileño necesita mejorar mucho su físico.

Kroos: Comenzó mandón y con su habitual criterio. Incluso se le vio más ofensivo que de costumbre. Un fallo suyo en la entrega originó el 1-0. Poco a poco se fue apagando hasta ser sustituido. 

Valverde: Volvió a ser el jugador que brilló el año pasado, ese que no hace muchas cosas, pero las que las hace bien: correr, presionar, robar y dar oxígeno al mediocampo. Fue el mejor centrocampista del equipo.

Asensio: Por fin vimos una versión de Asensio para ser mínimamente optimistas. Sin tirar cohetes, al menos encaró en varias ocasiones e intentó ser más vertical de lo que acostumbra. Su mejor partido desde su vuelta.

Benzema: Como en tantos y tantos partidos, su fútbol solo tuvo peso fuera del área, lo que deja al Madrid sin apenas presencia en ataque. Si Karim no pisa zonas de remate, Zidane está obligado a poner junto a él un 9, porque ni Asensio ni Vinicius tienen gol.

Vinicius: El brasileño cerró uno de esos partidos que ponen en duda cualquier visión optimista sobre su evolución. Torpe, acelerado y tomando continuamente malas decisiones en todo lo que hizo. Su banda con Mendy fue un desastre, lo que dejó al Madrid cojo en ataque.

SUPLENTES:

Modric: (Por Kroos) Le dio dinamismo al juego del equipo y tuvo peso en la remontada.

Hazard: (Por Vinicius) Jugó 20 minutos y dejó claro que, de momento, no se puede contar con él. Le falta mucho para ser un Hazard mínimamente fiable. Falló una ocasión clarísima.

Rodrygo: (Por Asensio) Testimonial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here