No me lo discutan por favor, la mía es Chinchón. Y sí, de primeras, puedo llegar a entender sus dudas. Dirán que no es una ciudad. Cada país tiene un criterio diferente sobre el número de habitantes a partir del cual una localidad es considerada oficialmente ciudad. En Francia es 2.000, en Irlanda 1.500 y en España 10.000. Pero déjenme defender mi candidatura con los 5.240 habitantes de Chinchón. Tengo argumentos suficientemente “reales” para disiparlas.

Me explico. Para entenderlo nos tenemos que ir al año 1916, cuando el Rey Alfonso XIII concedió a Chinchón el título de ciudad: “Queriendo dar prueba de mi real aprecio a la villa de Chinchón, provincia de Madrid, por el creciente desarrollo de su agricultura y su constante adhesión a la monarquía”. Ya lo ven: la historia valida la candidatura. 

Chinchón se encuentra en la Comunidad de Madrid, en la comarca de Las Vegas, en plena cuenca del Tajo-Jarama. Siempre ha sido una localidad importante, a pesar de su pequeño tamaño. Las primeras evidencias de vida en la zona se remontan al neolítico. El lugar estuvo ocupado por romanos, visigodos y árabes. Estos últimos fueron sus fundadores en el siglo XI y formó parte del reino de Toledo hasta el 1139, cuando fue reconquistada por Alfonso VII.

Poco a poco fue creciendo, convirtiéndose en una localidad de cierta relevancia. Los Reyes Católicos eran visitantes asiduos, fue escenario importante durante la guerra de la Independencia y Goya pasó largas temporadas allí dando fe de su entusiasmo por Chinchón en varias ocasiones ¿Quién no conoce a la Condesa de Chinchón? Hasta tiene un rol importante en el descubrimiento del remedio contra el paludismo. En definitiva, muchas historias que merecen ser contadas y que forman parte de la historia de España.

Es un lugar ideal para escaparse, difícil que no te enamore. Su arquitectura, su entorno de olivos, viñas y pinos, mil colores con predominio de los verdes y ocres que pintan unos atardeceres únicos. Y, cómo no, su magnífica gastronomía. Un aperitivo en la Plaza Mayor debería ser declarado bien de interés general. 

Mucho que ver y disfrutar. El Parador de Chinchón, que ocupa un antiguo convento de los Agustinos Calzados fundado en el siglo XV. El teatro Lope de Vega, La Torre del Reloj, el Castillo de Chinchón. La Iglesia Nuestra Señora de la Asunción es una mezcla de estilo renacentista, gótico y barroco y en el centro de su retablo principal se encuentra el cuadro de la Asunción de la Virgen, pintado por Goya a petición de su hermano Camilo, que por cierto era capellán de Chinchón. Quien tiene un hermano, tiene un tesoro.

Y cómo no, la maravillosa Plaza Mayor. De origen medieval, del siglo XV, cuenta con 234 balcones y ha sido centro de numerosas actividades, no siempre lúdicas: ejecuciones públicas, corral de comedias, plaza de toros, conciertos y hasta plató de cine.

Porque Hollywood también se rindió a sus encantos: La vuelta al mundo en 80 días, Rey de reyes, Campanas de Medianoche, El Fabuloso Mundo del Circo, Regreso de los Siete Magníficos son una muestra de algunas de las películas que se rodaron en sus calles. Por allí pasearon actores como John Wayne, —se dice dejó a más de una vecina enamorada— Rita Hayworth, Orson Welles, Claudia Cardinales o Cantinflas. También la industria del cine español ha recurrido a Chinchón, que tiene como ilustre vecino al actor José Sacristán.

El mundo de la publicidad tampoco ha sido ajeno a los encantos de Chinchón. Coca-Cola nos regaló un anuncio irrepetible con Luis Aragonés, Eusebio, Futre, Schuster o Míchel. Jugar al fútbol en la plaza es un regalo para niños y mayores.

En 1974, Chinchón fue declarada Conjunto Histórico Artístico y forma parte de la red de Pueblos más Bonitos de España. No dejen de conocerla. Encontrarán unos vecinos orgullosos y acogedores. Entiendo que la subjetividad hace de cada persona un mundo. Como en el mus, es de ley bravuconear y decir que lo tuyo es lo mejor. Pero en este caso verán que no engaño. Visítenla y encontrarán un ambiente único en «la muy noble y muy leal». Pero eso es otra historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here