Empate sin goles en el Metropolitano en un partido con pocas ocasiones dentro de la batalla táctica que plantearon tanto Simeone como, sobre todo, Unai Emery. Fue un duelo marcado por un fútbol en espacios reducidos, con un Villarreal que defendió en bloque y muy bien, empezando su defensa en Gerard Moreno, de largo el mejor jugador del encuentro y que dejó claro que ahora mismo es el delantero con más méritos para estar en los planes de Luis Enrique en la Selección y ser la punta de lanza del submarino amarillo durante la temporada. Un submarino amarilo que ha reforzado su proyecto tras un gran sprint final post confinamiento cuyo objetivo ahora es crecer a partir del binomio táctico que crearon hace tiempo Emery y Parejo.

En el cuadro rojiblanco, Simeone apostó de inicio, salvo por la ausencia de Giménez, por el que seguramente será su once de gala durante la temporada. Dentro del bloqueo ofensivo que generó el 4-3-3 visitante, tanto Estupiñán como Mario Gaspar se ocuparon de no dar aire por las bandas a los de Simeone, lo que limitó el juego rojiblanco a los intentos de Joao Félix en la conducción e hizo que los pases entre líneas de Thomas estuvieran más que cotizados a la hora de llegar en buenas condiciones a los pies de Luis Suárez y Correa, prácticamente inadvertidos. A pesar de defender en campo propio con todos sus hombres, el Villarreal dispuso de las ocasiones más claras, comandadas en su mayoría por Gerard Moreno y finalizadas por el mencionado Mario Gaspar, que obligó a Oblak a intervenir en dos ocasiones para evitar el gol amarillo.

Oblak; Felipe, Joao Félix, Savic, Thomas, Saúl; Koke, Correa, Lodi, Trippier y Luis Suarez. CORDON PRESS

Tras la abultada derrota en el Camp Nou, parece que Emery ha dado con la tecla con el cambio de sistema, y, conocedor de lo que le cuesta al Atlético afrontar los partidos ante equipos cerrados en bloque, forzó a Simeone a buscar alternativas para llegar con más claridad al área rival. Para ello introdujo de golpe en el campo a Carrasco, Llorente y Diego Costa, todos con el factor común de «agitadores» debido a la amplitud de cambios. En el lado contrario, Emery contaba entre sus filas con futbolistas como Bacca, Chukwueze y Kubo. No los utilizó hasta última hora, pero su sola presencia da cuenta de que opciones también tiene unas cuantas y de calidad.

A pesar de los intentos rojiblancos por robar el balón en campo rival y embotellar al conjunto amarillo a base de centros laterales poco productivos, ni un fatigado Thomas ni un Saúl en cuya faceta ofensiva y llegadora debería volver a insistir Simeone, eran capaces de conectar entre líneas en el poblado mediocampo. Pese a ello, la última ocasión del partido volvió a ser de Gerard Moreno, el jugador más destacado, con un remate cruzado que se marchó cerca del palo derecho de Oblak.

Segundo empate consecutivo sin goles para el Atlético y punto y seguido de un Villarreal que avanza con buen paso en su objetivo de ocupar la cuarta plaza, para la que también parece reforzado el Sevilla, que busca subir de nivel y meterse este año en la pelea por el título. Los rojiblancos, tras el vendaval goleador frente al Granada en la primera jornada, parecen verse atascados de nuevo de cara a gol. Si este vuelve a ser el problema del equipo de Simeone, volverá a estar más cerca de defender su puesto en el podio liguero que de intentar llegar al primer escalón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here