John Fitzgerald Kennedy, tras una derrota política, repitió una vieja frase de Napoleón: «La victoria tiene cien padres y la derrota es huérfana». Algo similar se podría aplicar a la política de fichajes en el Real Madrid. Mientras muchos alabamos la idea de fichar jóvenes talentos cuando se habla del futuro, cuando hablamos del presente nadie se responsabiliza de los continuos fracasos y rarezas de esa secretaría técnica fantasma, formada por no se sabe quién.

En el nuevo Anoeta y ante la Real vimos algo que llamó la atención. Con 0-0 en el marcador y a falta de 30 minutos, Zidane metió en el campo a Marvin,  jugador del Castilla de 20 años, antes que a algún componente del primer equipo. A falta de cinco minutos, y con el mismo marcador, entró Arribas, también jugador del Castilla. La pregunta creo que es pertinente: ¿quería Zidane dar un toque de atención a la plantilla o se dirigía a la directiva?  

Ahora echemos la vista atrás. Desde que Zidane es entrenador del primer equipo prácticamente ninguno de los fichajes ha tenido el más mínimo protagonismo en el once titular. Muchos de ellos, además, tienen una dudosa justificación tanto económica como deportiva. Vayamos ahora a los nombres propios.

Theo Hernandez: Con él, el Real Madrid rompió un pacto con el Atleti de no agresión. Zidane era el entrenador y el lateral pasó sin pena ni gloria.  Es una incógnita quién le fichó y quién dijo “hay que venderlo”. Actualmente, es uno de los laterales dominantes en la Serie A con la camiseta del Milán.

Odriozola: El equipo disponía de un lateral derecho titular, Carvajal, que en ese momento tenía 26 años y era titular en La Roja, y un chico que apuntaba cosas muy interesantes en el Castilla, Achraf, además de un central multiusos, Nacho, que se defendía con autoridad en la banda. Tras un año a las ordenes del francés, el marroquí salió cedido rumbo a Alemania. Con semejantes recursos, ¿se gasta alguien 40 millones de euros en otro lateral de 23 años? ¿Fue su fichaje una petición de Zidane? Parece que no, ya que le permitió salir cedido en enero dejando a Carvajal sin sustituto. El resultado final suena aun más raro: tras una exitosa cesión en el Dortmund, Achraf ha sido vendido al Inter, mientras que tras una decepcionante cesión en el Bayern, Odriozola vuelve a formar parte de la plantilla blanca. Ver para creer.

Mendy: Tras una penosa temporada, una de las pocas buenas noticias en el club fue la aparición de Reguilón. El canterano llegó como una fuerza desatada que mandó al banquillo al indolente Marcelo. Sorprendentemente, con la llegada de Zidane Reguilón pasó a la grada y más tarde fue cedido al Sevilla, donde volvió a brillar de forma espectacular. Tanto es así que se ganó su convocatoria con la Selección absoluta. Ese verano el Madrid fichó a Mendy. Dicen que fue una petición expresa de Zizou. El lateral francés se repartió al 50% los minutos con el apático brasileño. ¿Teniendo a Reguilón, te gastas 50 millones en Mendy para jugar solo la mitad de los minutos? ¿Es Mendy 50 millones de euros mejor que Reguilón?¿Tiene Zidane el poder para fichar que otras veces se le niega?

Militao: Tras la marcha de Pepe y viendo el rendimiento de Nacho y Vallejo, era evidente que había que buscar en el mercado un defensa central de garantías. Con Ramos con 33 años, lo lógico era buscar un jugador de tronío que pudiese ser titular sustituyendo y hasta peleando la titularidad tanto a Varane como al capitán. ¿Quién fichó al brasileño? Es un misterio. Lo que parece evidente es que no es del gusto de Zidane, ya que no le ha puesto nunca salvo por necesidad imperiosa. Otro Expediente X .

Jovic: Llegó ese mismo verano con un currículo goleador de una sola temporada. Nadie sabe quién puso sobre la mesa su nombre. No se sabe si Zidane dio el Ok o se lo encontró fichado como a Militao. Diga lo que diga el francés —“Jovic es el futuro”— ha dejado bien claro que no cuenta con el serbio, más aún viendo lo de Anoeta. Ahora parece que se le busca una cesión. ¿Quién fichó a Jovic? ¿Estuvo de acuerdo Zidane?

Mariano: Tras el fracaso de Borja Mayoral como suplente de Benzema, era evidente que había que reforzar el eje de la delantera. “Alguien” optó por el jugador del Lyon, al que pretendía el Sevilla. Las lesiones y no ser del gusto de Zidane han hecho de él el jugador menos utilizado de la plantilla en año y medio. ¿Quién ficho a Mariano?

Borja Mayoral: Sorprendentemente viajó a San Sebastián como componente del primer equipo con el dorsal 16. Su aval, nueve goles con el Levante el año pasado. Cuentan que a Zizou le gusta más que Jovic y Mariano, pero la realidad es que Marvin y Arribas, dos juveniles, jugaron en Anoeta antes que él.

Brahim y Kubo: Con 21 y 18 años, ambos son fichados sin saber de quién es la apuesta (se supone que de la secretaría técnica), pues parece claro que de Zidane no es. Dos futbolistas que no solo juegan en la misma posición. Además, ese es el puesto de Rodrygo, por quien el Madrid había pagado un año antes 40 millones y al que Zizou bajó justo antes del confinamiento al Castilla porque no tenía sitio en el primer equipo. Para que todo sea más surrealista, estos tres futbolistas comparten posición con ¡¡Asensio!!, que por edad (25) y por talento debería ser el extremo derecho titular del equipo en los próximos años. Asensio, por cierto, estaba en la última convocatoria de Luis Enrique con La Roja.

Reinier: De la mano de Juni Calafat, como todos los brasileños, llegó este juvenil por el que el Madrid pagó 30 millones de Euros. Unos, los más osados, le ven como el nuevo Kaká y otros, los más realistas, como un proyecto de jugador a años vista. Cedido dos temporadas al Dortmund, es extracomunitario, otro más que unir a la lista: Militao, Vinicius, Rodrygo y Kubo… Cinco futbolistas para los tres puestos que permite la ley… todo muy lógico.

En resumen. Desconozco quién opina y quién no, quién ficha y quién no, a quién se escucha y a quién no dentro de la estructura técnica. No sé si en la configuración de la plantilla Zidane pinta mucho, tal y como piensan unos cuando se habla del fichaje de Mendy, de su veto a Van de Beek, o al hecho de que Bale, James, Ceballos y Llorente ya no estén en el equipo. Otros afirman que su única petición, Pogba, viste de rojo en el United y recuerdan que tampoco se cumplieron sus deseos de vender a Bale hace un año —“mejor hoy que mañana”—. Sea como sea, no hay quien entienda cómo funciona la secretaría técnica blanca, ni quién toma las decisiones, se ganen Champions o no. Ahí están Marvin y Arribas para demostrarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here