Budweiser echa un cable a Messi

La popular marca de cerveza estadounidense ha lanzado una campaña que ayudará bastante a mejorar la imagen del astro argentino, después del culebrón de este verano.

0

Creo que a estas alturas nadie duda de que Messi tiene un don especial, un superpoder único y especial que parece que el FC Barcelona aún podrá aprovechar en esta nueva temporada. Messi ha regresado a los entrenamientos con la situación más calmada. Se queda. Pero la pregunta es, ¿en qué situación?

Un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Jugar en un club con el FC Barcelona implica mucho. No debería ser complicado entender ese sentimiento por muchas razones, y más en el caso de un jugador criado en la cantera. Todo lo que ha pasado estas últimas semanas es una debacle para lo que trasmiten y representan las marcas Messi y el FC Barcelona. Los dos han perdido mucho a corto, medio y largo plazo. La despedida de su ídolo ya no será la misma.

Mucha culpa la tiene el jugador. Está claro que Messi ha pensado solo y exclusivamente en si mismo. Un jugador se debe a la gente. Esa que desde que llegó a Barcelona con tan solo 13 años le ha llevado a ser uno de los mejores jugadores del mundo, quizá el mejor. La que le ha permitido ser el jugador mejor pagado del mundo y la que le ha acercado a cientos de marcas con contratos millonarios bajo el brazo.

Es entendible que no esté de acuerdo con muchas cosas de las que pasan alrededor del club, eso pasa continuamente en la vida normal de la gente y sus empresas. No todo nos gusta, no estamos de acuerdo con todo, pero en este caso Messi ha ido mucho más allá. Se ha olvidado de sus aficionados focalizando todos sus problemas en los dirigentes. Messi dice textualmente que “no hay proyecto” y que su razón principal para no irse del Barça es que nunca iría a juicio contra el club de mi vida”. Palabras duras y poco sensibles hacia sus aficionados y hacia al club que representa. Hablar públicamente de esta forma de la gente que te ha ayudado a ser quien eres no es buen negocio. Lo raro es que la afición a estas alturas le apoye incondicionalmente. 

Aceptar la responsabilidad de ser una figura pública implica también cuidar tus acciones y palabras. Quienes tienen esa exposición deben tener claro que sus palabras no van dirigidas a una sola persona (en el caso de Messi, Bartomeu) sino al mundo entero, que observa y juzga lo que trasmites y cómo lo trasmites. 

Ahora toca rectificar y para eso parece que Messi y su equipo de marketing están activando toda su maquinaria. Primero a través de una nueva marca patrocinadora, Budweiser. Esta popular marca de cerveza estadounidense ha lanzado una campaña que ayudará bastante a mejorar la imagen del astro argentino. Su título: “La grandeza se demuestra en el campo”. Toda una declaración de intenciones. Quizá así entendamos mejor a Messi al observar que sus superpoderes solo se activan en el campo de fútbol. Fuera de él es una persona normal, con sus aciertos y con sus errores. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here