Hablar de Campeones Oliver y Benji es hacerlo de nuestra infancia, cuando quizás todo era más sencillo y la inocencia propia de la edad nos hacía soñar con gestas maravillosas de las que formábamos parte o incluso éramos los protagonistas. La icónica serie japonesa, junto a otras como Dragon Ball o Caballeros del Zodiaco —sólo por mencionar dos de las más representativas—, nos atrapó de muy mala manera durante días y días mientras se decidían los vibrantes (e interminables) partidos que enfrentaban a nuestros ídolos.

Y es que apelando a ese componente tan poderoso como es la nostalgia, la desarrolladora Tamsoft, de la mano de Namco Bandai, nos pilló por sorpresa cuando se anunció que iban a publicar un juego como Captain Tsubasa Rise of the New Champions, en el que todos esos maravillosos momentos que vivimos como chavales iban a tener su puesta al día junto a un título adaptado para la nueva generación. El objetivo era cautivarnos tanto como la serie de anime.

Fiel a su estilo

Como bien sabemos quienes disfrutamos de aquellos momentos con Oliver Atom, Benji Price, Mark Lenders, Julian Ross o los gemelos Derrick, la serie no es que resultara muy fiel a lo que suele ser la propia dinámica del fútbol con maniobras y acrobacias de lo más espectaculares e inverosímiles sin olvidarnos de aquellos disparos casi desde el medio del campo que terminaban en la red, portero incluido.

Evidentemente este Captain Tsubasa supone un golpe de aire fresco y una propuesta radicalmente diferente a lo que podemos encontrar en el FIFA de turno. Y esto sienta bien si somos de aquellos a los que nos encantó el anime de Yoichi Takahasi o si queremos echar unas partidas online desenfadadas con amigos, incluso con el modo historia que trae consigo

En esta suerte de fútbol arcade, la propuesta rinde a un enorme nivel y se ajusta a lo que vimos en la pantalla pequeña, con un dinamismo y vistosidad que va a atrapar tanto a los más veteranos como a aquellos que se puedan acercar por primera vez, destacando como un título distinto que no te va a decepcionar en ese aspecto.

Con un ritmo endiablado —se convierte en una especie de ARPG con ciertas reservas—, Captain Tsubasa ofrece una profundidad que puede pasar inadvertida a primera vista una vez que somos capaces de desbloquear todas las habilidades, con una certera administración de las mismas vía Modo Historia.

Aquí nos encontramos un par de variantes. Y es que Captain Tsubasa va a ser capaz de apelar a nuestros recuerdos mientras rememoramos los momentos icónicos en los que un joven Tsubasa Ozora (Oliver Atom en la serie) de 11 años pretende cumplir su sueño de convertirse en un futbolista de élite de la mano de Roberto Hongo (Sedinho en la serie). Su trayectoria le llevará a forjar amistades imperecederas durante un torneo de secundaria que le enfrentará a otras escuelas y cuyos grandes instantes, tanto emotivos como trepidantes, permanecen en nuestra memoria.

Igualmente, la historia tiene su continuidad hasta el famoso Mundial que nos enfrentaría a Schneider y a la potente selección de Alemania en la gran final, con todas las fases previas llenas del encanto propio del anime y que nos van a llevar a superar con facilidad la decena de horas para completarlo.

Por otro lado, se nos va a presentar la opción de crear un héroe a nuestra imagen y semejanza, con una trama bastante elaborada de cara a llegar al mismo punto que Tsubasa. De esta manera, podremos apuntarnos a nuestra escuela favorita, forjar amistades que tendrán sus beneficios en el terreno de juego en una suerte de RPG, puesto que iremos mejorando nuestras estadísticas según vayamos forjando a nuestra promesa en ciernes, lo que resulta muy refrescante a la vez que incrementa el valor añadido del título con otras diez horas extra de contenido.

Un escenario de ensueño

Como os comentábamos con anterioridad, Captain Tsubasa Rise of the New Champions recoge el espíritu del anime en todos los sentidos, con esas interminables cabalgadas en esos campos que no parecían tener fin. También incluye un uso muy intuitivo a la hora de superar los adversarios con R1 y R2 mientras conservamos nuestra energía o incluso la aumentamos de forma temporal si logramos un dribling exitoso mientras buscamos el objetivo del juego, que es desgastar o cansar al portero rival.

Una vez que esto se consigue, los goles son mucho más habituales y no siempre por medio de nuestro Súper Tiro en la variante que sea ya que debemos de completar hasta dos barras para que se cargue y necesitamos un espacio y un tiempo del que no siempre disponemos antes de recibir alguna entrada tan despiadada que nos ha dolido hasta a nosotros mismos.

Bromas aparte, el título se muestra muy dinámico y no tardaremos en hacernos con todas las posibilidades, como encadenar paredes vertiginosas, pases al hueco y demás opciones. No obstante, la IA nos ha dejado bastante descolocados con comportamientos tremendamente erráticos que no empañan la sensación de diversión global, pero que extrañan.

Por último, hay que decir que se recomienda completar la historia antes de adentrarnos en el mundo online, donde se ofrece un contenido francamente robusto tanto por la opción Versus con partidos locales de hasta cuatro jugadores, como por las tandas de penaltis, torneos y ligas, sin olvidarnos del Versus Online, que nos medirá a otros usuarios en un ‘match-making’ muy acertado puesto que el total de los equipos de los rivales no podrá ser extremadamente distinto al nuestro y compuesto por todas las estrellas del juego.

Como es lógico, a fuerza de ir ganando experiencia y rodaje frente a otros jugadores, vamos a ser capaces de mejorar nuestros equipos y desde aquí no podemos subrayar lo importantísimo que es tener un portero de nivel, convirtiéndose desde el primer momento en nuestro principal objetivo en este terreno.

Mención aparte requiere la cuestión gráfica y es que Captain Tsubasa Rise of the New Champions es capaz no sólo de recrear en detalle y espectacularidad lo que recordamos del anime, sino ir un paso más allá, con un preciosismo del que hemos podido disfrutar en PS4 Pro y con especial énfasis en todos esos momentos tan icónicos como los Súper Tiros, regates, paradas o maniobras combinadas, sin olvidarnos por supuesto de la célebre Catapulta Infernal que también está muy presente.

Por último, destacar que el juego viene traducido al español y respetando los nombres originales del anime como ya os podéis haber dado cuenta a estas alturas del análisis, con una banda sonora que incluye pistas que le dan un componente épico más que notable a nuestros partidos y que nos sitúa de forma inmejorable.

Conclusiones

Captain Tsubasa Rise of the New Champions logra todo lo que se pretendía cuando fue anunciado y eso no es otra cosa sino apelar con notable éxito a nuestra nostalgia mientras nos ofrece un divertido título de fútbol arcade que nos garantiza espectacularidad y entretenimiento a partes iguales mientras rememoramos las andanzas de nuestros héroes de la infancia o incluso podemos crear un personaje nuevo al uso, asunto que nos ofrece una capa extra de profundidad al modo historia.

Pese a que es innegable que tiene fallos, sobre todo en el terreno de la IA y ocasionalmente en el aspecto gráfico, el título de Tamsoft ha sido una más que grata sorpresa a la hora de hacernos volver al pasado de forma sensacional. Han conseguido incluso tocarnos la fibra sensible, que no es poca cosa, a la vez que nos van a atrapar durante horas y horas en sus diversas modalidades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here