Esto no son unas simples recomendaciones de salud. Estás ante algo más, quizá el secreto de la eterna juventud. Un elixir transformado en un programa diseñado para personas ocupadas y fuera de forma que desean mejorar su salud y estado físico ayudándoles a sentirse bien con su cuerpo, pero sobre todo con su interior. Sentirse bien con uno mismo debería ser una prioridad para todo el mundo. Todos queremos ser felices y saludables, tener energía y disfrutar de la vida. Es fácil, ¡vamos a por ello!

Propósito / Beneficios

Estamos tan ocupados con nuestros trabajos, la familia y otros compromisos que por desgracia dedicamos poco tiempo a nuestra salud. Este programa ha sido diseñado para beneficiar a cualquiera persona, pero especialmente a aquellos que carecen del tiempo o la condición física necesaria para los programas de entrenamiento más tradicionales. El Camino Medio te ayudará a mejorar la salud y el equilibrio en tu vida, con moderación y consistencia.

Los ejercicios incluyen una combinación de estiramientos e intervalos que se pueden hacer en unos minutos, tres o cuatro veces por semana. El estiramiento ayuda a mejorar la flexibilidad, la circulación y la resistencia a las lesiones. Los ejercicios de intervalos proporcionan actividades cardiovasculares y básicas que mejoran la circulación, ayudan a tonificar el cuerpo, desarrollan fuerza y ​​resistencia. Una rutina completa que trabaja todo el cuerpo.

Filosofía

La práctica del Camino Medio, como su nombre indica, es un estilo de vida que promueve la moderación en lugar de los extremos para lograr la salud deseada. Tenemos una tendencia a exagerar las cosas que encontramos agradables. Estos pueden ser comer, dormir, sentarse, beber, etc. Muchas de estas cosas están bien y no son dañinas para nosotros si se hacen con moderación. Pero, cuando se convierten en excesos, especialmente formando hábitos, son altamente dañinos y nos hacen sentir insalubres, lentos, débiles o incluso sentir dolor.

La práctica del Camino Medio pretende ser un programa simple aplicando el sentido común. Las explicaciones son sencillas. No requiere compromisos de tiempo importantes o grandes cambios en el estilo de vida. Es bien sabido que lo importante para mejorar nuestra salud no es practicar mucho durante unas semanas y luego dejarlo. Lo importante es desarrollar hábitos y prácticas de estilo de vida para mantener la consistencia necesaria para experimentar cambios reales y los resultados deseados. Podemos hacer esto reemplazando los hábitos poco saludables por otros más saludables sin insertar excesivas nuevas prácticas en nuestra vida. Los hábitos se forman a través de pequeños cambios en lugar de cambios extremos que generalmente se desvanecen en unos pocos días. El Camino Medio puede ayudarte a lograr los resultados deseados con un tiempo e inversión mínimos. Puedes practicarlo donde sea, es fácil de aprender y practicar. La parte más importante es la consistencia.

Práctica física

La práctica física tiene dos partes, una rutina de estiramientos y ejercicios intervalos.

Consejos de práctica:

  • No hagas estos ejercicios inmediatamente después de comer.
  • Comienza lentamente con los estiramientos sin tratar de ir demasiado rápido o demasiado lejos. Poco a poco.
  • Tómate tu tiempo para entrar y salir de cada estiramiento. No hay prisa. Mantén cada estiramiento durante más o menos 10 segundos.
  • No hagas nada que no te resulte cómodo o que te cause dolor.
  • Es recomendable que respires por la nariz durante todas los estiramientos con respiraciones completas, ni muy flojas ni muy profundas sin retener la respiración.

Parte 1: Estirar

  • Estiramiento con brazos levantados: Inhala. Estírate hacia arriba y después arquea la espalda. Ahora baja los brazos hasta el nivel de los hombros extendidos a los lados, estira. Luego, deja que circulen a tu lado.
  • Inclinación hacia adelante: Exhala. Inclínate hacia adelante manteniendo las piernas rectas, apriete los cuádriceps. Trata de mantener espacio entre tus orejas y tus hombros. Estírate tanto como puedas cómodamente. Respira.
  • Perro hacia abajo: Camina con las manos hacia adelante, manteniendo los brazos y las piernas rectas, hasta que tu cuerpo forme una pirámide. Mantén las caderas hacia arriba, las piernas y los brazos rectos. Respira.
  • Perro hacia arriba: Flexiona los brazos hacia abajo, justo antes de que tu cabeza toque el suelo, comienza a arquearte hacia arriba, tus brazos deben estar enderezados y perpendiculares al piso. Mira hacia adelante, respira, abre tu pecho. Solo tus piernas y manos deben tocar el suelo si es posible. Si dejas que tus caderas toquen el suelo, dobla tus brazos. Respira.
  • Estiramiento del pie: Regresa a cuatro patas. Dobla los dedos debajo de tu pie para que la parte inferior de los dedos toque el suelo. Mantén las rodillas en el suelo y muévete para atrás hasta que tu trasero descanse sobre tus talones. Mantén la espalda recta. Respira.
  • Gato-Vaca: Vuelve a cuatro patas. Inhala mientras arqueas y mira hacia arriba, estirando el pecho. Luego, exhala y arquea suavemente, estirando la espalda. Repita esto tantas veces como quieras. Respira.
  • Levántate derecho. Mantén los hombros, las piernas y la espalda rectas. Respira.
  • Estiramientos laterales: Levanta los brazos rectos sobre la cabeza y une las palmas de las manos. Estírate a un lado y luego al otro. Arquea hacia los lados, pero mantén tu cuerpo en línea (desde el lado tu cuerpo debe estar en línea recta). Respira.
  • Estiramiento del hombro: Sostén un brazo por encima del codo con el antebrazo opuesto y tíralo sobre el pecho. Mira en la dirección del hombro que se estira. Asegúrate de que tu brazo estirable esté recto y nivelado. Respira.
  • Estiramiento del cuádriceps: Flexiona una de tus piernas y sujeta el pie con la mano para estirar el músculo cuádruple. Respira, mantén tu pie cerca de tu buttox y equilibrio. Luego, cambia a la otra pierna.

Parte 2: Ejercicios de intervalo

Los ejercicios de intervalo se realizan cada uno hasta la cuenta de 20 segundos con un descanso de 10 segundos entre cada ejercicio. Mantén un buen ritmo, pero estáte seguro y hazlo lo mejor que pueda, pero no te mates. Hazlo donde estés.

Ejercicios:

1. Saltos de tijera

2. Escaladora de montaña

3. Sentadillas de elevación de gemelos

4. Sentadillas patadas laterales

5. Buenas mañanas

6. Flexiones

7. Peso muerto rumano una pierna

8. Plank (un minuto) y planks laterales (20 segundos en cada lado)

9. Puentes

10. (Opcional) Flexiones de perro-cobra

Prácticas de estilo de vida sugeridas

Dieta saludable

  • Incluye alimentos frescos, come muchas verduras y frutas.
  • Proteínas y carbohidratos moderados. Evita los carbohidratos por la noche.
  • Bebe mucha agua, 2-3 litros al día.
  • Evita los alimentos fritos y aceitosos.
  • Ingesta moderada de azúcar, alcohol y cafeína.

Duerme

Dormir lo suficiente y, lo que es más importante, tener un sueño de calidad es vital para nuestra salud y felicidad. Si tiene problemas para dormir ahora, esto puede mejorar después de poner en práctica la práctica física y las sugerencias dietéticas.

Para y respira durante el día

Unas pocas veces durante el día, para lo que estás haciendo, intenta despejar su mente y toma diez respiraciones lentas y profundas. Relájate. Luego, continúa con lo que estabas haciendo.

Desconecta, descansa y diviértete.

Sal a caminar, juega al fútbol, al golf o la lo que sea, lea, sal con amigos, habla con tus hijos, etc. No dejes que la vida te pase mientras trabajas sin cesar para “terminar el trabajo». Aprende a apagarlo cuando puedas y disfruta de la vida. Si no, ¿qué demonios estamos haciendo aquí? Mucho trabajo sin diversión no es bueno para nuestra salud en general.

El aspecto mental

Nuestras emociones y el aspecto mental son vitales para la salud y la felicidad. Recuerda que no eres tu mente. Eres el observador de la mente. Tu mente y tu cuerpo deben saber que tienen que obedecer tu voluntad. Tú tienes el control. Debemos ser reflexivos en lugar de reactivos. Aquí es donde reaccionamos a las cosas emocionalmente sin tener control. Es como un bote sin timón. Debes someter tu mente y cuerpo con tu ferocidad, tu fuerza de voluntad. No permitas que tu vida sea controlada por otros, sus opiniones, deseos, debilidades, etc. Esto es una especie de esclavitud. Libérate de estas cosas y sé el rey o la reina de tu castillo. 

La práctica espiritual

Elige una y practícala, lo que sea que funcione para ti.

“Nuestros cuerpos son nuestros jardines. Nuestras voluntades, los jardineros.”

Esta cita de William Shakespeare da comienzo a este reto de recorrer este camino medio hacia la salud, su salud. Recuerda depende de uno mismo y es fácil, las excusas son la peor de las plagas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here