Florentino Pérez: «No habrá grandes fichajes, la situación es mala, Mbappé puede esperar».

Da igual lo que el presidente dijese hace unas semanas, o que José Ángel Sánchez reuniese a la plantilla para comunicar que este verano no llegarán fichajes; da igual que solo se vean movimientos con cedidos —Odegaard, Odriozola o Ceballos— o que la puerta de Valdebebas tenga una sola dirección, la de salida. Pese a todo, cada día hay un nombre nuevo que aparece como posible refuerzo del Real Madrid para la próxima temporada. Aquí analizamos algunos.

Upamecano

El joven central francés del Leipzig se ha puesto de moda tras su partidazo ante el Atleti. Con apenas 21 años, tiene contrato hasta el 2023 con el Leipzig y una cláusula de 45 millones (50 se pagaron por Militao). Hablamos de un defensor poderoso físicamente, duro y áspero en el 1×1, pero que brilla sobre todo por su calidad tanto para sacar el balón jugado como para dividir a través de conducciones. Es un central diferente, moderno, capaz de dominar con clase y juego donde la mayoría se imponen por físico. Perfecto para jugar tanto en defensa de cuatro en un 4-4-2, como de tres centrales en un 3-5-2, dibujo en el que más ha brillado.

Dicen que la posición de central se aprende y que hasta los 25 años es prematuro ver lo que será un jugador en esa demarcación. Con 21 y dado el físico que tienen los jugadores hoy día, es fácil ver potenciales fenómenos donde sólo hay eso, físico. Dicho esto, el del Leipzig tiene algo diferente y cada vez que entra en contacto con el balón lo demuestra.

Badiashile

De 19 años y 1,92 , el central de Mónaco es otra de las perlas del fútbol francés. Zurdo, rapidísimo para su estatura y sobre todo con una elegante relación con el balón, lo que le permite salir tanto tocando como en conducción. Su fútbol apunta, si sigue creciendo, a un grande de Europa. Con muchos aspectos del juego por mejorar, como ir demasiado al suelo o la mejora de su perfil derecho para que sus pases no sean tan evidentes, estamos ante uno de los grandes posibles centrales top de la próxima década.

Dicen que Pep Guardiola tenía su nombre subrayado para la proxima temporada, pero que al final se decidió por la mayor veteranía de Nathan Aké.

Camavinga

Uno de los grandes problemas en la plantilla del Real Madrid tal y como está conformada está en el mediocentro. Este curso, Casemiro ha superado los 3.000 minutos de juego, algo que suena a disparate con partidos cada tres días.

Con apenas 17 años, Camavinga (Rennes) ya ha jugado más de 40 partidos en la Ligue 1 francesa. El joven centrocampista ha demostrado piernas para llegar a las presiones y pulmones para dar continuidad a todo su despliegue. En clave Real Madrid, la duda es si su posición vestido de blanco sería la de mediocentro o la de volante, porque en Francia está acostumbrado a tocar la pelota todo el tiempo en muchas zonas del campo durante 90 minutos.

Marc Roca

El espanyolista es una de las opciones de mercado más atractivas por precio y rendimiento. Jugador de calidad indudable, su problema, curiosamente, es su edad, 23 años. Con su fichaje y teniendo a Casemiro en plantilla con 28 años, la llegada de Camavinga, futbolista por el que sí que parece que hay un interés claro para dentro de uno o dos años, se retrasaría algo más, y ya sabemos que el fútbol no espera a nadie: Ronaldinho no esperó un año y se fue al Barça, Kaká no esperó un año y se fue al Milán y Joao Félix no esperó ese año y hoy viste de rojiblanco.

Roca es un jugador maduro para su edad, con calidad en su pie izquierdo y en su mirada alta, dos aspectos que definen su fútbol, al que ha sumado una dosis de agresividad defensiva que se le echaba en falta en sus inicios de periquito. Formado en el clásico doble pivote que utilizan todos los equipos de fútbol once de la cantera espanyolista, le costó acostumbrarse a jugar solo en esa posición en la etapa de Rubi; hoy es un claro candidato a poder jugar en cualquier equipo, Madrid incluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here