En Europa era verano, pero en Dublín bien podríamos estar a mediados de marzo finalizando el torneo de las VI Naciones de rugby y más teniendo en cuenta que el encuentro enfrentaba a Inglaterra y Francia. Los campeones del mundo tienen tanto donde elegir que es fácil no elegir la mejor selección posible, aunque siempre saldrá una competente. Lloris, Pavard, Varane, Laporte, Mendy, Matuidi, Kanté, Pogba, Griezmann, Mbappé y Giraud fue la apuesta de Deschamps, que posiblemente podría haber hecho un equipo igual de competitivo. Inglaterra jugaba con tres centrales —Maguire, Stones y Mings— protegiendo a Pickford, su portero. Los carrileros fueron Alexander-Arnold y Chilwell. En el centro del campo Henderson es indiscutible y junto a el Southgate eligió a Barkley y Rice. Por detrás de Kane inicio el partido Dele Alli.

Francia no había tenido un problema de jugadores; sus problemas eran de actitud de algunos jugadores y de un sistema táctico cauteloso. Inglaterra, por su parte, soñaba con llegar a las semifinales, que se disputarían en Wembley, y ampliar sus opciones al campeonato con el factor campo a favor. Para ello, ante Inglaterra dispuso un sistema también conservador, en la que el juego a balón parado sería fundamental.

El partido transcurría con Francia en la posesión e Inglaterra trabajando colectivamente en defensa. Los tres centrales, con la ayuda de Henderson o Rice, contenían bien a los delanteros francés y salían a la contra de la mano de Chilwell o Alexander-Arnold desde las bandas. Tras un córner de los de antes, el VAR determinó que Pogba agarraba a Maguire, su compañero del United, con la fuerza suficiente para no permitirle rematar. Kane, también encarando a un compañero de club, batió a Lloris desde el punto de penalti. El partido transitaba con trabas y mucho balón parado, lo cual proporcionó a Giraud la ocasión de rematar de cabeza una falta y empatar antes del descanso.

La segunda parte transcurría parecida hasta que en el minuto 60 Southgate cambió el equipo tácticamente y sustituyó a Mings y Alli con Sterling y Sancho, pasando a un 4-3-3 mucho más ofensivo, con la idea de aprovechar el cansancio del rival. Alexander-Arnold lanzó a Sterling en velocidad con un cambio de juego en diagonal. En la banda izquierda le esperaba, una vez más, su compañero de club, Mendy, que no pudo pararle. Laporte decidió no hacer penalti, arriesgando que Sterling planease dejarse caer, pero el jugador inglés encaró a Lloris y le batió. Con 25 minutos por delante, Francia fue incrementando su ritmo de juego y acosaba a Pickford, que había dado muestras de inseguridad. Sterling aprovechó otra arrancada en velocidad en un uno contra uno desde el centro del campo, como el gol de Raúl en la final de Paris. Nadie llegó a acercarse a él y Lloris no tuvo opciones. 3-1 entrando en tiempo de descuento. Francia, con un golazo de Pogba desde la frontal nada más sacar de centro, quiso darle algo de emoción al partido, pero ya era tarde.

El ultimo partido de octavos de final enfrentaba a Polonia y Austria en Glasgow, donde el tiempo no fue mucho mejor que en la capital de Irlanda. El partido no fue tan trepidante como el anterior ni presentaba una envidiable colección de jugadores de la Premier League y de los grandes clubes de Europa, apenas algunas estrellas como, parece ser el tema del día, los jugadores del Bayern Lewandowski y Alaba.

Austria pronto dio muestras de haber alcanzado su nivel en esta ronda del torneo y creaba muy pocas ocasiones de gol: un par de internadas sin rematador de Lázaro y dos disparos lejanos del díscolo Arnautovic, que no causaron mayores problemas. Polonia, con más jugadores en clubes de elite y tras haber ganado su grupo, se mostraba como el equipo más ambicioso y con más confianza. Al descanso se llegó con 0-0.

Austria se mantenía disciplinada, prácticamente esperando una prórroga que se acercaba. Polonia quería más y, aunque Lewandowski estaba bien marcado, fue Milik quien aprovechó un balón muerto en el área tras una serie de rechaces para marcar uno de los goles más feos pero más importantes de la selección polaca en 30 años.

Cuartos de Final

Alemania España San Petersburgo
Bélgica Italia Múnich
Portugal Suiza Bakú
Polonia Inglaterra Roma

Las semifinales enfrentarán a los ganadores del primer y segundo partido, y los del tercer y cuarto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here