Llega el final del Grupo D, disputado en el Reino Unido. En una Eurocopa con 12 sedes diferentes, el contraste en el clima se hace evidente cuando volvemos a Glasgow y Wembley, lluviosos. Al menos en la capital inglesa la temperatura no era desapacible. En Glasgow llovía fuerte y soplaba el viento. Si alguien dijera que esta tarde era octubre, difícil seria negarlo. A Escocia le venia bien, en cualquier caso. Frente a ellos, una veterana selección croata a la que un campo pesado le podría pedir un esfuerzo físico mayor. Escocia ya había usado la calculadora antes de salir al campo: Podrían ganar el grupo, ser segundos o clasificarse aun siendo terceros, pues ya tenían mas puntos que Austria y Finlandia. Croacia no lo tenia tan claro, una derrota podía dejarles fuera.

Recordemos por tanto la situación en la que se encontraba el grupo: Inglaterra y Escocia contaban con 4 puntos, Croacia con 3 y Chequia, sin puntos, estaba ya eliminada. Inglaterra se tomó el partido con seriedad: Southgate, el seleccionador, quería recuperar la dinámica ganadora de cara a los octavos de final. Ganar el grupo o no era en cierto modo intranscendente: En su camino se cruzaban, a priori, España, Alemania o Portugal, un examen complicado. Southgate dio minutos a Rashford, Sancho y Grealish con la intención de que sus ganas de hacerse con un puesto en el once en próximos partidos mantuviese la intensidad de juego del equipo, y lo logró. Grealish filtraba pases con facilidad hacia los extremos, dejando tanto a Sterling como a Sancho en uno contra uno frente a sus pares, a los que superaban con demasiada facilidad. Como la táctica funcionaba, Inglaterra reincidía. Una acción de Sterling fue rematada por el propio Grealish, forzando una estirada de Vaclik para ceder a córner. El centro del propio Grealish fue rematado por su compañero en el Villa, Mings, marcando así su primer gol internacional. En Glasgow, mientras tanto, 0-0. Todos, por el momento, felices.

Nada cambió tras el descanso. Inglaterra siguió dominando el partido y creando ocasiones en Wembley y en Escocia octubre parecía ya noviembre. El partido se fue convirtiendo en una sucesión de errores, a pesar de que el drenaje del campo aguantaba, por el agua acumulada. Un pase horizontal en la defensa de Escocia se posa en un charco cerca de Perisic, Con calma y ante la angustia de los escoceses, levanta el balón por encima de McGregor, fuera de lugar. En ese momento, Croacia era segunda de grupo por detrás de Inglaterra.

El partido en Wembley quedó resuelto hacia el minuto 60, si no lo estaba ya desde el primer gol. De nuevo una jugada por la banda, en esta ocasión de Sancho, y remate de Rashford desde la frontal del área pequeña. Schick marcaria muy al final el 2-1; fin de la aventura de los checos, que en su retorno a Inglaterra no tuvieron la misma fortuna que en la Eurocopa de 1996, donde fueron finalistas. En Glasgow, donde luego sabríamos que se estaba planteando suspender el partido, la lluvia seguía estropeando jugadas. Robertson tuvo la oportunidad de lanzar una falta directa a gol como días atrás ante Inglaterra. En esta ocasión, el balón se detuvo en un charco prácticamente en el punto de penalti. Pletikosa ya se había lanzado hacia su palo izquierdo para atrapar el balón, y quedó descolocado. McBurnie fue más rápido que Vida y consiguió desviar el balón hacia el otro poste.

El propio Vida tendría la ultima palabra. El córner sacado por Kovacic, ya en tiempo de descuento, fue rematado libre de marca por el central croata. El 1-2 seria ya definitivo, Croacia espera rival en Copenhague e Inglaterra en Dublín, Escocia es tercera, pero clasificada a la espera de su rival: Bélgica, Holanda o Polonia, en ese caso en Glasgow. Los aficionados escoceses ven ya por fin y de manera matemática a su equipo superar una primera fase.

Clasificaciones

Grupo D

  Pts. GF GC
Inglaterra 7 4 2
Croacia 6 4 2
Escocia 4 3 3
Chequia 0 1 5

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here