La vida suele ofrecer oportunidades que podemos lamentarlo si las dejamos pasar. En el fútbol, que a veces es un reflejo de la propia vida pero a través de una lupa, esas ocasiones perdidas y sus consiguientes lamentos son mucho más evidentes, más inmediatos y están a la vista de todo el mundo. Pensamos que lo peor del fútbol es la derrota, pero no es así: lo peor es la derrota cuando la victoria estaba ahí, al alcance de la mano. Y este ha sido el denominador común de casi todo el fin de semana del fútbol inglés.

West Ham y Watford se enfrentaban en un partido decisivo para la permanencia. El ganador tendría suficiente ventaja para no ser superado por Bournemouth y Aston Villa, y la diferencia de goles, sobre todo en el caso del West Ham, valía un punto extra. Los hammers parecieron entender mejor la situación que el Watford, y en 9 minutos ganaba 2-0, goles de Antonio y Soucek, jugador cedido por el Sparta de Praga y que ha dado muy buen rendimiento, especialmente a la vuelta del confinamiento. Reece hizo el tercero, y aunque el Watford marcó un gol en la segunda parte, la derrota y su diferencia de goles, de las peores, le pone en peligro. Tanto es así que el Watford cesó a Nigel Pearson, su entrenador, y tendrá su cuarto entrenador de la temporada en sus dos últimos partidos, ante City y Arsenal.

La situación del Watford era un regalo para el Bournemouth. Tras ganar al Leicester y hacer un buen partido ante el Manchester City, la visita del Southampton en un derby artificial de la costa sur de Inglaterra le ofrecía la oportunidad de salir del descenso: perdieron 0-2. Una oportunidad que podrían lamentar toda la temporada que viene y todo el tiempo que puedan tardar en volver a la Premier League, lo cual no es sencillo. Con el Norwich descendido, la parte baja de la tabla queda así, con dos puestos por decidir:

15. West Ham 37 puntos -13 goles

16. Brighton 37 -16

17. Watford 34 -23

18. Aston Villa 31 -27

19. Bournemouth 31 -27

20. Norwich, descendido.

Al Bournemouth le queda un partido, el domingo en campo del Everton, y al resto dos. Además de los comentados del Watford, el Aston Villa recibe al Arsenal el martes y vista al West Ham. El Brighton se salvará siempre que el Aston Villa no sume 6 puntos y recupere 11 goles de diferencia. Juega en casa contra el Newcastle y termina en Burnley. El West Ham podría hasta perder en casa contra el Aston Villa 0-8 el ultimo día y aun salvarse.

Mientras Chelsea y United disputaban entre sí una semifinal de FA Cup, ganada por el Chelsea, el Leicester se hundió en su visita al Tottenham y daña sus opciones de Champions League. La vuelta del equipo tras el parón ha sido mediocre. Aún esta por delante del United, por diferencia de goles, y con un partido jugado más. El Chelsea tiene un punto más. El United juega con el West Ham el miércoles y el Chelsea visita al Liverpool, ya sin récords que conseguir. El domingo el Chelsea acaba en casa contra el Wolves mientras el Leicester y el United se enfrentan en casa de los zorros en lo que puede ser una eliminatoria a una carta, y lo que beneficia al Chelsea, pues sus 2 rivales no pueden sumar 3 puntos.

En el Championship, el Leeds sufrió para ganar al Barnsley (1-0) el jueves un derby de Yorkshire que le dejaba el ascenso en la punta de los dedos y al Barnsley casi descendido. La derrota del West Brom (2-1) ante el Huddersfield hacía el ascenso oficial. Curiosamente el Huddersfield, que buscaba su salvación matemática, considera al Leeds United su máximo rival. Ambas ciudades se separan por apenas 20 millas. Y la recompensa por la salvación para el entrenador del Huddersfield ha sido el despido, con un partido por jugar.

El Leeds United, como el Cádiz en España, ha pasado toda la temporada en cabeza y junto a ellos la mayor parte del tiempo ha estado el West Brom, aunque su derrota dejaba el ascenso en las manos de Brentford, que además inaugura estadio la temporada próxima… Sin embargo, los londinenses perdieron en Stoke (1-0) y le devolvieron la iniciativa al West Brom.

También se ha empeñado en no cerrar su puesto en el playoff el Nottingham Forest, derrotado ayer por el Barnsley, que aún sueña con salvarse. Quien no sueña ya es el Hull City, ahora colista, tras perder 8-0 frente al Wigan (7-0 al descanso) y 0-1 en casa con el Luton, rival directo. La diferencia de goles del Hull City es insalvable y el descenso es el resultado de un club descapitalizado, con la afición y la propiedad enfrentados desde que el propietario consideró cambiar el nombre del Club de “Hull City AFC” a “Hull City Tigers AFC”. Los hinchas del Hull insisten en llamarse City, el resto del país les llama Hull y su apodo ha sido siempre Tigers, y visten a rayas naranja y negras. Los propietarios quieren vender el club pero antes están recuperando su inversión, vendiendo jugadores y no fichando. El año que viene jugarán en la League One.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here