TÍTULOS DE CRÉDITO

Imágenes de fracasos históricos de la Selección española de fútbol.

Aparecen Luis Enrique, Raúl, Clemente, Camacho, Cardeñosa, Eloy, Hierro, Kiko, Guardiola, Michel. Flashes de titulares lapidarios de prensa en las derrotas más dolorosas. Jugadas marcadas en la historia negra de la selección.

De fondo suena Read All About it, Pt. III de Emelí Sandé un poco por encima de los audios de los narradores de las imágenes. La canción se mezcla con la primera mitad de Iridiscent de Linkin Park. Se corta antes de entrar la guitarra.

Fundido a negro desde la imagen de Casillas abatido tras los penaltis contra Corea.

HOTEL DA VINCI (Spoiler)

Johannesburgo 11 de Julio de 2010   17:00 h. Invierno, algunas nubes.

Traveling por toda la recepción del hotel  

Música Don`t stop believe in de Journey.

El hall del hotel está lleno de periodistas, fotógrafos, aficionados y familiares de jugadores. Cámaras se cruzan enredando sus cables mientras buscan las mejores ubicaciones para reflejar el estado de histeria colectiva que se vive, momentos antes de la gran cita. Del enfrentamiento donde podemos acabar con todos nuestros demonios, sólo hace falta dar un paso más; el último, pero el más difícil.

Primer plano del pequeño Nicolás

Con gafas de sol y un periódico sentado en la cafetería. A su lado Roberto Gómez se está comiendo una ración de pulpo de merienda-cena, sin saber que es Paul.

Cada vez más ruido de fondo.

Cambio brusco a tomas de los jugadores en las habitaciones. Se silencian de sopetón la canción y la muchedumbre.  Pasa a sonar el latido de un corazón, luego se une otro, y otro, y otro más… La música de fondo que los acompaña es Soave sia il vento, de Cossi Fan tutte, W.A. Mozart. Se sincronizan las palpitaciones de todo un país y los juegos vocales del genio.

Se percibe máxima concentración. Torres con los auriculares, Iniesta con la mirada perdida, blanco de los nervios, Xavi inquieto por la altura del césped, Xabi Alonso leyendo un libro en un sillón. Ramos no.  

Don Vicente, discreto, se asoma por su ventana para calibrar el ambiente. Nadie se da cuenta, su imagen se confunde tras unos árboles que no dejan ver Del Bosque. Es nuestro Mandela, en tierra santa para los amantes de la libertad y la igualdad.

Vuelta al follón del hotel

Imágenes de la gente que está en la calle esperando la salida de los jugadores. Segunda mitad de la canción de Journey.

Cambios de imagen cada vez más rápidos, coincidiendo con el solo de guitarra. Uno de los más sencillos, pero a la vez más inspirados y con más sentimiento del rock setentero.

Plano de reportero empezando conexión en directo. Tras la primera frase la cámara hace un barrido de los hinchas y policías que abarrotan los márgenes del pasillo habilitado en la puerta del hotel. Se escucha el audio de la crónica.

“Llegó el momento, un país entero pendiente de saldar su deuda histórica. Menos de cinco horas para que ruede el balón y comience la fiesta del fútbol mundial. La Roja tiene movilizado al mundo del deporte. Ha enamorado con su juego y se dispone a dar el último paso que separa a los grandes equipos de los inmortales…”

Llega el autobús y se le recibe con una sonora algarabía, toma aérea de los jugadores saliendo del hotel

Con la Marcha Imperial de Star Wars.

Otro periodista dicharachero intenta conseguir una exclusiva mundial y se lanza hacia Pujol, pero cuando llega a su lado lo que dice es;

—Carles. A buscar la victoria ¿no? 

Recibe la mirada fija y seria del jugador que lo atraviesa, suena la respiración de Darth Vader.

El joven aspirante a Pulitzer camina hacia atrás para alejarse mientras se golpea repetidas veces con el micrófono en la cabeza.

AUTOBÚS CAMINO DEL ESTADIO

Plano desde la cabecera.

Música Shine on your crazy diamond de Pink Floyd

Se ve el pasillo y ninguna cabeza sobresaliendo de los asientos. Esta Roja encarna la revolución de los bajitos, la supremacía del jugón sobre el matón, del talento sobre el maratón, de los inteligentes sobre los portentos físicos que juegan al límite del reglamento para disimular su inferioridad. Esos van en el otro autobús, que también se dirige al mismo estadio y en el que también reina el mutismo. Ese otro que emprenderá horas más tarde la vuelta al hotel envuelto en ese mismo silencio, pero esta vez teñido de frustración y desconsuelo.

Las luces están muy atenuadas y no se oye ni una mosca. Todavía no está Carvajal en el equipo. Imágenes de las pantallas de los teléfonos móviles con los textos escritos por los jugadores para hablarse y motivarse entre ellos. No quieren profanar la liturgia silenciosa que se ha creado. Primeros planos mirando por las ventanas a la noche invernal sudafricana.

VESTUARIO DE LA SELECCIÓN

Los jugadores ya con la equipación de juego atendiendo a la charla técnica. De fondo se escuchan cánticos del Vicente Calderón, con su acústica tan característica: Luis Aragonés, Luis Aragoneeees. Su espíritu y su influencia están muy presentes. Con él empezó todo.

A los jugadores se les va la mirada a la televisión, donde Cannavaro muestra la Copa del Mundo en el centro del estadio. Suena Ludovico Eunudi Nuvole Bianche.

CAMPO DE JUEGO

Unos segundos en negro que se interrumpen bruscamente por el silbato de Míster Proper que decreta el inicio de la batalla.

Imágenes del partido a cámara lenta acompañadas por la canción Breathe me de Sia 

El golpe de batería, que da paso a la épica parte instrumental, coincidiendo con el golpeo de Iniesta. Desde ahí y hasta que termina la canción tomas del pitido final, de los abrazos y las celebraciones a pie de césped.

PALCO DE AUTORIDADES

Subida del equipo a recoger las medallas y a la entrega de la Copa de Campeones del Mundo.

Suena Brothers in arms de Dire Straits

Se intercalan las imágenes del palco con momentos vividos durante el campeonato: la primera derrota, los goles decisivos, las celebraciones, las victorias por la mínima desde los oficiosos dieciseisavos de final contra Chile, el enfrentamiento ante la poderosa Alemania con todo un país rematando a la red, las celebraciones de la afición en la Plaza de Colón, Nadal con la cara pintada de rojo y amarillo, etc.

En el momento decisivo de alzar la copa la canción que suena es Forever de Y&T. Uno de los mejores himnos rockeros, aunque bastante desconocido. El disco en directo donde está la mejor versión tiene la peor portada de todos los tiempos.

Siguen imágenes de la celebración durante la cena con la misma canción.

RECORRIDO DEL AUTOBÚS POR LAS CALLES DE MADRID

Imágenes de los jugadores en el autobús y de personas anónimas

Todos festejando la victoria. Planos en bares, casas, plazas, polideportivos, etc. Música de Sia You’re never fully dressed without smile. Después vuelve a sonar la segunda mitad de Iridiscent de Linkin Park, desde un poco antes del riff de guitarra.

Se declara el estado de felicidad absoluta y España entera se pone de fiesta sin prejuicios ni cortapisas. La gente puede, por un día, sentir el orgullo de pertenencia a un país sin ser etiquetada, los ciudadanos pueden ser como los estadounidenses, franceses, ingleses, italianos o argentinos y escuchar su himno con emoción, enarbolar sus banderas sin miedos, sin vergüenzas. Orgullosos de ser los primeros esta vez a los ojos del mundo en el deporte rey. Como lo éramos ya en baloncesto, en balonmano, en hockey, en ciclismo, en gastronomía, en donaciones, en playas, en hospitalidad, en generosidad y en imaginación

El triunfo de los pequeños

THE END

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here