El torneo más antiguo del mundo fue el último en volver —de los que decidieron volver— tras el forzado parón del Covid. Lo hizo el pasado fin de semana y aún en la fase de cuartos de final. Las semifinales quedan para el 17 de julio, fecha que suele reservarse para finales de Mundiales, Eurocopas o torneos olímpicos. En ausencia, siempre habrá un amistoso en algún lugar de Asia entre dos equipos del máximo nivel jugando un partido lleno de suplentes a quien nadie interesa. Eso nos ahorramos este verano.

El primer semifinalista salió del Norwich-Manchester United. El partido se jugaba en Norwich, naturalmente a puerta cerrada. La ausencia de público en la Premier League hasta ahora no parece un factor diferencial en los resultados, que están siendo los esperados: suele ganar el favorito. Quizá sean las distancias entre unos y otros así de largas.

Los canarios son carne de Championship para la temporada que viene. Su futbol, amable a la vista del espectador neutral, peca de ingenuo e inexperto y el equipo suele ser víctima de sus propios errores. El United ha vuelto del parón enchufado y hasta parece recuperar al influencer anteriormente conocido como Paul Pogba. Ahí hay un jugador diferencial, cuando le apetece serlo. El United fue superior al Norwich a lo largo del encuentro y se adelantó con un gol de Ighalo, ex del Granada.

A partir de ese momento, quizá por el calor, el United sesteó. Eso dio un poco de vuelo al Norwich, que veía en la Copa la posibilidad de dar una alegría a su afición. Cantwell, un jugador que se quedará en la Premier cuando se consume el descenso, marcó el 1-1 con un remate lejano y bien ajustado al poste. No se puede culpar esta vez a De Gea, suplente de Romero en esta ocasión. El Norwich pareció ser capaz de ganar el partido en la recta final hasta la expulsión de Klose. La prórroga, con 10 jugadores, fue un esfuerzo defensivo del Norwich malogrado en el último suspiro por un gol de Harry Maguire cuando se atisbaban los penaltis.

Al United se unió el Arsenal, que empieza a tener mejores resultados en los últimos días y venció 1-2, de nuevo como visitante, al Sheffield United, aun convaleciente y viendo sus opciones de entrar en Europa evaporarse con rapidez. Pepe marco el 0-1 en un penalti absurdo por falta a Lacazzette cuando estaba casi fuera del área y de espaldas al gol. El 1-1 llegó en el minuto 88 y nos llevaba a otra prorroga, pero Ceballos hizo el 1-2. Pepe no pudo culminar su jugada, Ceballos se hizo con el balón en el área y cuando se iba a quedar sin ángulo, batió a Henderson por bajo. Era el minuto 91 y no hubo tiempo para más.

Un gol bastó para cerrar el partido más equilibrado, a priori, de la jornada: el Chelsea se impuso al Leicester con el tanto de Barkley a pase de Willian, jugador que aun no ha renovado y maneja varias ofertas. En un equipo joven como el de Lampard, contar con la experiencia del brasileño es un factor a favor. El Leicester se queda con una semifinal de Copa de la Liga y cuartos de la FA Cup, aunque debería entrar en la próxima Champions. Haber llegado a una final hubiera sido la guinda a una temporada de buen fútbol y grandes resultados. El Chelsea sigue progresando y el fichaje de Werner les hará mas completos para la temporada que viene si el alemán se adapta rápido.

El factor publico quizá se notó mas en Newcastle, un estadio donde el City había sufrido en las últimas temporadas (esta misma, empataron a dos). De nuevo, sobre el papel, el City era claramente superior al Newcastle y las cosas se le pusieron de cara con otro penalti un tanto absurdo que convirtió De Bruyne antes del descanso. El Newcastle pudo empatar mediada la segunda parte pero falló uno de esos goles que no se pueden fallar, a puerta vacía y en el área pequeña. Sin apenas tiempo para lamentarse, se cumplió una de las leyes más viejas del futbol: quien perdona, lo paga. Sterling remató desde fuera del área bien colocado para hacer un 0-2 que dio el partido por terminado.

Las semifinales, por tanto, las disputaran los cuatro favoritos: los dos equipos de Manchester y dos de los muchos equipos de Londres. El Chelsea y el United, que se enfrentaron en la primera jornada de Liga y en la Copa de la Liga, vuelven a verse las caras, esta vez en un Wembley vacío. La segunda semifinal la disputarán Arsenal y Manchester City. No hay equipo que haya zarandeado más a los gunners que el City y la idea de recibir otro varapalo no debe ser apetecible.

Hubo algún partido de liga. El Aston Villa perdió en casa contra el Wolves, que quiere esa quinta plaza que quizá les lleve a la Copa de Europa. El Watford también perdió en casa contra un Southampton que ya está prácticamente salvado, y que deja la pelea posiblemente entre cuatro clubes parados2 puestos de descenso: si damos al Norwich por descendido y al Brighton, el único capaz de ganar un partido desde la vuelta la competición, como casi salvado, West Ham, Watford, Bournemouth y Villa se la juegan en los próximos partidos. Ninguno de ellos da la impresión de ser capaz de resolver el problema al que se enfrentan, aunque dos lo conseguirán de una u otra manera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here