La undécima entrega de la franquicia Mortal Kombat se convirtió en un rotundo éxito tanto de ventas como de críticas en 2019 y, puesto que las sensaciones que dejó no pudieron ser más positivas, NeatherRealm Studios desarrolló un plan de trabajo que incluía contenidos post-lanzamiento en forma de DLC y cuyo mejor exponente es Aftermath. Se convierte en la primera gran expansión del título de cara a este 2020 con la idea de recuperar un juego que se convirtió por derecho propio en el mejor de su género en la pasada edición de D.I.C.E.

Siguiendo los acontecimientos del juego base y cuya reseña podéis encontrar aquí, la desarrolladora ha apostado por darle mayores capas de contenido a la ya soberbia propuesta inicial con una serie de extras que redondean su oferta con un envoltorio magnífico que nos obligará a retomar este título para disfrutar de grandes momentos.

Viejos conocidos

El estudio ha decidido que para seguir la interesante senda de la narrativa de Mortal Kombat no había nada mejor que recurrir a una serie de luchadores que ya han hecho sus pinitos en la saga y otros que le dan un plus a esta expansión. En ese sentido, estamos hablando de la presencia de Fujin, Sheeva y Robocop, un trío que van a hacer las delicias de todos los seguidores y que cuentan con una serie de características propias que nos invitan a probar sus límites en una especie de epílogo que continúa los sucesos del juego base.

A estas alturas y gracias a numerosos ejemplos en el campo que más nos guste, ya deberíamos saber que jugar con el espacio-tiempo puede tener sus consecuencias indeseadas y es que los sucesos acaecidos en el título lanzado el año pasado nos ha deparado un panorama diferente en el que el Dios del Fuego Liu Kang, como nuevo guardián del Tiempo y Protector de la Tierra, está dispuesto a lo que sea necesario para que su futuro deseado permanezca inalterable. Será ahí cuando los jugadores deberán escoger en quién confían y a quiénes deben enfrentarse.

Gracias a una cuidada historia que nos llevará en torno a las tres horas para completarla y en la que Shang Tsung brilla con luz propia con una narrativa repleta de detalles de calidad, podremos echar mano a ese nuevo plantel de luchadores del que os hablábamos con anterioridad y que poseen una serie de habilidades que tienen su atractivo para toda clase de usuarios.

Sheeva y Fujin se acercan mucho a lo que planteaban los luchadores en su origen. La primera se desenvuelve con mucha soltura y contundencia en el cuerpo a cuerpo mientras que el segundo como dominador del viento, recurre a un estilo de lucha muy elegante mientras planea sobre el aire y en el que el dinamismo es excelente.

No obstante, el mayor reclamo tiene que ser el icónico Robocop, al que vuelve a poner la voz en versión original el actor de la película, ni más ni menos que Peter Weller, que protagonizó las dos entregas en los cines. Más allá del atractivo de verle enfrentado al Terminator de Arnold Schwarzenegger en modo Versus, este cibernético personaje nos plantea un estilo mucho menos ágil que el de sus compañeros de expansión y requiere de algo de tiempo para sacarle el máximo partido en forma de la amplia artillería que tiene a su disposición, pero que es satisfactorio una vez que se pilla el tranquillo.

Igualmente, este contenido extra viene acompañado de nuevos movimientos finales en forma de nuevos Fatalities, Brutalities y Friendship, que se convierten en una forma más amable a la hora de finiquitar a nuestros adversarios y una serie de campos de batalla adicionales en los que podremos combatir donde la calidad soberbia propia del juego base está igual de presente.

Conclusiones

No se puede negar que el nivel de cuidado que se le ha prestado a esta expansión de Mortal Kombat XI es magnífico, con unos valores de producción que deben ser referencia en el género y con una puesta en escena de los recién llegados como son Fujin, Sheeva y Robocop se benefician en gran medida.

Sin embargo, hay que destacar que la relación precio-duración no es la más óptima a pesar de sus virtudes y es que el coste inicial nos parece bastante elevado en relación con lo que aporta en forma de personajes, nuevos escenarios y Fatalities, que no deja de ser excelente aunque no nos llevará demasiado sacarle toda la sustancia.

De todas formas, es digno de elogio el trabajo de NetherRealm Studios a la hora de seguir dotando de contenido de calidad al título base y será interesante no perder la pista a su siguiente paso puesto que han sido capaces de dar con la tecla de esta popular franquicia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here