El Real Murcia anda inmerso en una ampliación de capital trascendental para su futuro. Por poco más de doce céntimos cualquiera puede convertirse en accionista del centenario rey de la Segunda División española.

El Murcia vive en una permanente ley de Murphy desde que descendió en los despachos por no convertirse a tiempo en Sociedad Anónima Deportiva. Maltratado por sus dirigentes y acosado por las deudas, el club tuvo que vender La Condomina y mudarse de alquiler a la Nueva siempre acompañado por su fiel afición. En el verano de 2014, el club vivió su particular día de la marmota y pasó de jugar por al ascenso a Primera con el Córdoba a descender nuevamente en los despachos a Segunda B, un pozo del que aún no ha logrado salir y que será aún más profundo la próxima temporada a causa del Covid19 cuando comparta categoría con más de cien equipos. 

Si algo puede salir mal, saldrá mal en un club cuya ampliación de capital se vio amenazada de muerte por la pandemia hasta que sus aficionados la han reactivado a través de las redes sociales con el hastag #HazloSuyo  convertido en trending topic en los últimos días. Ya son más de 30.000 accionistas en todo el mundo y la cifra sigue subiendo. Más de treinta mil locos que han hecho suyo el sueño de ser dueños de un club de fútbol por muy poco dinero en una especie de romántico crowfunding futbolero del que puedes formar parte.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here