El Mundial de MotoGP 2020 dará comienzo en julio con dos grandes premios consecutivos sin público en el circuito de Jerez los días 19 y 26. Así lo han acordado la Junta de Andalucía, el Ayuntamiento de Jerez y Dorna Sports, organizadora de la competición. También se prevé una prueba del Mundial de Superbikes el 2 de agosto en el circuito jerezano, siempre que el Gobierno y la FIM lo autoricen.

Debido a la pandemia del Covid-19, Dorna y la Federación Internacional de Motociclismo han tenido que suspender o aplazar ya una decena de carreras, entre ellas la cancelación el pasado 8 de marzo de la de MotoGP en Doha (Catar), donde, sin embargo, sí se disputó la primera cita de Moto2 y Moto3, mientras que Australia acogió el debut del Mundial de Superbikes el 28 de febrero y el 1 de marzo.

Se espera que «en pocos días» se puedan obtener todos los permisos, pues las pruebas requerirán el desplazamiento de «todos los equipos desde distintos lugares del mundo», para lo que aprobarán «los protocolos de seguridad necesarios para que se pueda realizar con todas las garantías que hoy exige» la situación actual.

Se prevé que los equipos se instalen en el circuito de Jerez para los entrenamientos desde primeros de julio, con la llegada de «entre 1.500 y 2.000 personas», en lugar de las 4.000 que suele mover un Gran Premio, lo que supondrá un «gran estímulo para los alojamientos hoteleros y la hostelería de la zona».

«Los equipos llegarían unos quince días antes, a principios de julio, y estarían hasta mediados de agosto, un mes y medio en el que que al menos los hoteles de la zona estarían ocupados, al margen de cómo la organización lleve a cabo las labores a la hora de controlar al personal que trabaja para ella», ha explicado Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía, que indicó que la Junta abonará el canon de 4,2 millones de euros, como estaba previsto, aunque, «en vez de una sola prueba, son dos aprovechando que los equipos» estarían en Jerez y ante las «dificultades de movilidad» actuales.

«Estamos convencidos de que se pueden hacer con todas las garantías. A partir de ahí, hablaremos de futuro», dijo Marín, que afirmó que no habrá 80.000 espectadores en el circuito, pero contar con toda la atención mediática mundial supondrá «un gran impacto a nivel mundial» para Andalucía «y el retorno puede ser incalculable, incluso mucho mayor» que en una situación normal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here