7 de mayo de 1986. Pichi Alonso marca en la prórroga ante el Steaua. Pese a estar en fuera de juego, el árbitro francés, Michel Vautrot, concede el gol. El Barça se proclama por primera vez campeón de Europa, toda una generación de jóvenes adictos al Boomer lo celebra como si no hubiera un mañana. Se han perdido la Liga y la Copa, pero no importa, el título más importante ya está aquí. Y al año siguiente se volverá a luchar por él.

8 de agosto de 1986. Pichi Alonso es renovado triplicando su salario hasta 1990. Se rechazan mil millones de pesetas que la Juve ofrece por él.

14 de agosto de 1986. Carrasco, buque insignia de la cantera, firma una renovación vitalicia. Permanecerá en el club hasta la temporada 92/93 antes de culminar su carrera en el Sochaux.

25 de agosto de 1986. Schuster, quien no apareció en la noche de la celebración del campeonato de Europa ni en la Plaza Sant Jaume días después (son costumbres alemanas y hay que respetarlas), es renovado hasta 1991.

18 de cctubre de 1986. La Liga no está siendo la mejor del club, que en la jornada 10ª deambula por la mitad de la tabla. No importa: el equipo es ahora un Top Europeo y quiere otra Copa de Europa: que tiemblen los rivales…

5 de noviembre de 1986. El Dinamo de Berlín toma el Camp Nou con doblete de Thomas Doll y elimina al Barça en octavos de final, antes de que termine el año. No importa: queda mucha Liga y se puede ganar por primera vez la Supercopa de Europa y la Copa Intercontinental.

11 de diciembre de 1986. El Barça viaja a Japón a jugar la gran final contra River Plate. Pichi Alonso, catalogado por la prensa culé como “el Paolo Rossi de Benicarló” o, simplemente, “el mejor delantero del mundo”, pasa por una mala racha: lleva sin marcar desde el mes de septiembre. Se confía en que se reencuentre con el gol en esta finalísima, donde el Barça es, sin lugar a dudas, el gran favorito.

14 de diciembre de 1986. River Plate se impone por 3-0 con goles de Alzamendi, el Beto Alonso y Ruggeri. Se esfuma la primera intercontinental. Núñez declara: “Aixó de venir al Japó es una tuntería, som al milló clum d’auropa i em de vindre aquí a jugar contra uns sudamericanos que no coneix ningú i es poden preparar amb més temps que nusaltres. Li dic al soci que estigui tranquil: guanyarem la supercopa duropa contra el Kief, y a la lliga y a la copa tenim totes les opcions”.

10 de enero de 1987. Archibald es traspasado al Porto en el mercado de invierno: no lleva bien ser suplente de Ángel Alonso.

24 de febrero de 1987. El Barça juega la ida de la Supercopa de Europa en Kiev. Pierde por la mínima, tras un desafortunado gol de Carrasco en propia puerta. No importa: la remontada en el Camp Nou es casi un hecho. La directiva y medios afines preparan la vuelta como el gran acontecimiento del año. Se planean actos previos al partido, entre ellos, la inauguración de una placa con los nombres de los 22 jugadores que ganaron la final de Sevilla, y una estatua del president Núñez en el recinto del Estadi.

10 de marzo de 1987. Los actos previos ante la vuelta de la Supercopa son apoteósicos. Incluso el Comité Olímpico Organizador de Barcelona 92 asiste al evento de cara a tomar ideas para la inauguración de los Juegos en la Ciudad condal. En lo futbolístico, el Dinamo Kiev se adelanta en el minuto 2 de partido, por medio del veterano Blokhin (35 años ya) pero el Camp Nou se vuelca para lograr la difícil remontada. Pichi Alonso se reencuentra con el gol y empata antes del descanso convirtiendo el estadio en una caldera: la remontada queda tan solo a dos goles… Pero en la segunda parte, Moratalla rifa un balón y los soviéticos anotan en un rápido contraataque conducido por Belanov. Zubi no puede hacer nada ante el disparo del actual Balón de Oro. “L’Urruti no encaixaba tants gols”, comienza a ser la opinión mayoritaria del socio. El 1-2 permite al Dinamo de Kiev alzar la Supercopa de Europa ante un Camp Nou ya casi vacío, donde los últimos asistentes corean a Núñez.

18 de marzo de 1987. El Barça juega la vuelta aplazada de los cuartos de final de Copa por la participación del club en la Supercopa de Europa. Lo que parecía un trámite tras el 0-2 de la ida se convierte en una pesadilla: los goles del ex-azulgrana Perico Alonso y el paraguayo Ramón Ángel Hicks llevan la eliminatoria a la prórroga donde el portero arlequinado, Capó, se convierte en figura, deteniendo hasta tres penaltis. Zubizarreta sigue sin detener una sola pena máxima desde que fichó por el club.

23 de marzo de 1987. Una derrota en casa frente a Las Palmas deja a los de Venables sin opción de jugar el playoff final por el campeonato.

27 de mayo de 1987. En el Práter de Viena, Steve Archibald marca el gol de la victoria del Porto en la final de Copa de Europa. En declaraciones posteriores, el escocés alaba a su nuevo equipo y raja de Venables, Núñez y el Barça. Mundo Deportivo tacha al escocés de pesetero.

20 de junio de 1987. Se hace balance de la desastrosa temporada post-Sevilla y algunos directivos aconsejan el fichaje de Johan Cruyff como sucesor de Venables. Núñez se niega alegando que el inglés es insustituible y que Cruyff es un entrenador sin experiencia. Se confía en la misma plantilla y el mismo entrenador para comenzar un nuevo ciclo con un claro objetivo: ganar la liga 87-88 para, al año siguiente, poder levantar la segunda Copa de Europa en la final que se jugará en el Camp Nou. Un plan sin fisuras.

1 de julio de 1987. Se le da la carta de libertad a Bernd Schuster, que ficha por el Real Madrid. Su plaza de extranjero será ocupada por Graeme Souness, que confía en ganar una nueva Copa de Europa, esta vez, fuera de Inglaterra.

22 de mayo de 1988. Tras una horrenda e inexplicable temporada, el Barça acaba descendiendo a Segunda División tras una dramática promoción contra el Real Oviedo. Para la historia quedarán los goles de Carlos, cedido por el propio club al Oviedo y el del paraguayo Hicks, auténtica bestia negra de los azulgrana.

24 de mayo de 1989. El Real Madrid alza su séptima Copa de Europa en el Camp Nou con goles de Hugo Sánchez y Schuster de falta directa. Núñez abandona el palco antes de que los jugadores blancos reciban la copa. Los madridistas conceden el honor de alzar la copa al recién llegado, Bernd Schuster ya que se convierte en el primer jugador de la historia en alzar la Copa de Europa con dos clubes distintos.

20 de octubre de 1989. Tras dos temporadas sin que ningún canterano se asiente en el primer equipo, Núñez decide cerrar las puertas de La Masía justo cuando se cumplen 10 años de su inauguración.

23 de mayo de 1991. Un espectacular Ajax entrenado por Johan Cruyff gana su segunda Copa de Europa consecutiva y quinta del club. Al ser preguntado sobre si alguna vez se vio entrenando al Barça, Johan declara: “Este época mia blaulgrana queda muy lehano. Presente y futuro pertenesen Ajax. Este es uno.”

19 de septiembre de 1991. En Santpedor, un joven llamado Josep comienza a trabajar en un concesionario Autobages de Manresa. Por las tardes juega al fútbol con sus amigos. Sabe que, como profesional del deporte, no tiene futuro alguno pero se alegra de haber vendido por un buen precio su viejo Fiat Regatta al padre de un colega.

20 de mayo de 1992. El Real Madrid gana en Wembley la octava Copa de Europa encabezada por su impresionante terna de extranjeros: Schuster, Laudrup y Dennis Bergkamp, fichado el año anterior del Ajax.

25 de julio de 1992. Antonio Rebollo falla su lanzamiento en la inauguración de los Juegos de Barcelona. Samaranch dimite tras las Olimpiadas. España apenas logra dos medallas (vela y halterofilia) y Barcelona es el hazmerreír deportivo del mundo entero.

Fin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here