El diario argentino Olé fue quien desveló lo que era un secreto a voces en el entorno del mítico tenista Guillermo Vilas. El campeón, de 67 años, sufre un proceso de deterioro cognitivo sobre el que no se han dado más detalles, aunque podría estar relacionado con el alzheimer. Los problemas de salud de Vilas fueron confirmados por su compatriota Guillermo Salatino, uno de los periodistas más prestigiosos del mundo del tenis. «Hace tres o cuatro años que sabemos que Guillermo está mal. Pero cuando yo me entero las cosas de forma personal… Si llego a hacer un libro de lo que sé de Vilas, Sabatini, Clerc o Nalbandian hago un best seller, te puedo asegurar. Pero prefiero ser amigo antes que buen periodista. Cuando te enteras de las cosas de manera personal, no las cuentas».

«Yo me di cuenta en el Abierto de Estados Unidos. Al ratito de hablar con él, me di cuenta que estaba en otro lado. Tengo muchos elementos para empezar a pensar qué le pasa. Con el pasar del tiempo nos fuimos enterando por gente que está con él. Sabemos que Guillermo está con problemas cognitivos hace tres o cuatro años. Tiene momentos en los que está perfecto y otros en los que está algo perdido».

Según publicó Olé, “físicamente no se nota, pero está muy deteriorado. Su salud mental está cada vez peor. Tiene algunos momentos de lucidez pero no tiene plena conciencia de lo que sucede a su alrededor, incluso ha llegado a desconocer a amigos. Tiene momentos en los que no puede mantener el hilo de una conversación”.

La noticia, que ha conmocionado especialmente a Argentina, también ha merecido la atención de Maradona. El exfutbolista ha dedicado un mensaje en su cuenta de Instagram a Vilas para el que pide respeto y un trato digno. «Querido Willi, te debemos tantas alegrías y emociones. Espero que SIEMPRE recibas el respeto y la dignidad que todos merecemos, en las buenas y sobre todo en las malas. Ojalá que en este momento podamos estar a la altura. Un abrazo enorme, leyenda». 

Guillermo Vilas, el mejor tenista argentino de la historia, ganó durante su carrera 63 torneos ATP, entre ellos cuatro de los grandes: Roland Garros y el Abierto de Estados Unidos en 1977 y el Abierto de Australia en 1978 y 1979.  También se impuso en el Masters en 1974, cuando ganó al rumano Ilia Nastase en cinco sets. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here